El Perdón (a Uno Mismo) Incondicional

Traducciones del material
Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am

El Perdón (a Uno Mismo) Incondicional

Mensajepor MatiG » Mar Ene 31, 2012 11:38 pm

Escrito Originalmente por Bella

05 Julio 2011
El otro día, mientras buscaba en el Foro Destoniano por un punto en particular, llegué a un viejo post que hice, lo que me movió a revisar lo que el Perdón Incondicional prácticamente implica.

Citaré el Viejo post y luego compartiré lo que me di cuenta en relación al perdón (a uno mismo) incondicional
El Perdón incondicional es único para cada uno

Dentro del perdón incondicional cada •unicidad• es revelada – como el punto de honestidad como uno mismo que es único, en esto cada uno está solo.

Cada uno encuentra su propia verdad como ellos mismos como la Vida.
El perdón incondicional es la forma de uno mismo, revelar el punto de honestidad como uno mismo aquí como uno mismo – donde un suporte absoluto siempre y en todas formas, aquí, como la Vida eterna.
Allí no puede existir honestidad como uno mismo, hasta que uno sea absolutamente honesto como uno mismo de hecho.
Aplicando honestidad como uno mismo no implica que uno ES honesto como uno mismo, y sin el perdón incondicional, no es posible honestidad como uno mismo – porque el real uno mismo es eso que es igual en todo.
Aplicando honestidad como uno mismo es irrelevante si uno no camina en y como el perdón incondicional.

El perdón incondicional es la LLAVE.
Dentro de esto es revelado como realmente se levanta igual y uno COMO el principio de unicidad & igualdad.

Eche un vistazo atrás a como ‘el cielo’ fue limpiado, que ‘inesperadamente’ comenzó con los demonios en la dimensión de los demonios, cada demonio ‘atrapado’ mientras se tomó a cada uno para perdonar y darse cuenta como uno mismo y levantarse como el perdón incondicional, y si el perdón fue la única cosa que ‘trabajó’ para los demonios, significa – esto fue eso que los liberó con y como ellos mismos: ¡la implicación de esto para nosotros, los seres humanos es obvia!

Somos el demHOMBRE hasta que seamos el HOMBRE

‘El perdón incondicional es único para cada uno – toma cada uno extremos únicos de la polaridad / uno tendrá que ‘ir a’ los extremos de la polaridad, honestidad como uno mismo es el punto de balance.’

¿Cómo realizar esto prácticamente?
¿Cómo debe ser entendido?

Míralo de esta forma:

En el perdón uno tiene que encarar todos los puntos como uno mismo – todo es uno mismo como uno mismo – todas las expresiones como perdón a uno mismo incondicional en cada respiro es amalgamación de uno mismo con todo lo que está aquí; y lo que está aquí es polaridad –los extremos.

¿Cómo más parar y trascender la polaridad, pero amalgamar toda la polaridad como uno mismo y levantarse desde dentro de cada punto?

Honestidad como uno mismo como el punto de equilibrio es dirección como uno mismo en el momento como el respiro así que, esa participación de uno mismo, es el beneficio de todo, en consideración de todos los puntos que están aquí, esto es honestidad como uno mismo ‘supremo’, absoluto.
Entiende que cada ‘proceso personal’ de la trascendencia actual en y como lo físico toma al menos 7 años, ya que es un proceso dentro del espacio y tiempo, podemos mirar ‘la honestidad como uno mismo como equilibrio’ desde la perspectiva de – ‘conocer a sí mismo’ y ver y vivir eso que es apoyo como uno mismo y asistencia como uno mismo en cada momento – así no hace un ‘valor más alto’ de la honestidad como uno mismo en la tentativa de ser más que lo que está aquí como uno mismo – sino ver a uno mismo como aquí y dirigir a uno mismo como corresponde.

Dentro de esto es revelado el regalo de no juzgar y humildad.
Mira el perdón incondicional dentro del principio de unicidad & igualdad:

¿Que es unicidad? ¿Eres yo? ¿Yo soy tú?
¿Cómo somos UNO?

El sistema es perfecto: somos uno a través de la Reencarnación = cada uno será aquello que UNO ha juzgado, le ha disgustado, ha resistido, ha herido.

¿Somos capaces de vivir cualquier vida?
¿Podemos colocarnos a nosotros mismos en los ‘zapatos’ de cualquiera, de cualquier ser en la existencia?
(y hay muchos, muchos, muchos más seres en la existencia de lo que percibimos –no olvide la mesa en la que trabaja, la silla en la que se sienta, la ropa que lleva, la pantalla de tv, su jarra de café, su mouse del ordenador…)

Si uno no es capaz de responder al llamado de la vida – uno vuelve a hacer exactamente esto: vivir esa vida que uno ha juzgado, herido, resistido, disgustado, temido – para perdonar aquella vida, hasta que uno esté de pie absoluto en el perdón incondicional.

En todos esto es igual.

Igualdad y Unicidad siempre ha existido y existe en todas partes – incluso dentro de y como un sistema.

Igualdad y Unicidad para el sistema trabaja a través del reemplazo – donde cada ser no tiene ninguna importancia real, sino como su función/colocación dentro del sistema mantiene al sistema junto, para alimentar UN sistema.

Igualdad y Unicidad de la Vida todavía realmente debe ser realizado, vivido, ‘creado’ – cada uno de nosotros es un componente básico, estando de pie absoluto.

¡Dentro de todo esto, se hace más claro para mí lo que implica perdonar PRÁCTICAMENTE a uno mismo incondicionalmente COMO al otro!
Obviamente esto también implica que realmente, en realidad siente al otro ‘como si’ estaría viviendo su vida, el dolor que existe en la existencia puede solo ser ‘contenido’ dentro de y como el perdón incondicional.

¿Qué tememos, qué es lo que permitimos guardarnos del perdón incondicional?

Es el miedo irracional de ‘perder el control’, miedo de la muerte (como si alguien estuviera de alguna forma en control de su vida…). Este miedo de la muerte, miedo de dejar ir – tan magníficamente colocado dentro del sistema: como el ‘Cristo que murió en la cruz’ – El Cristo Jesús representa el perdón incondicional, así en nuestro perdón incondicional ‘lógico’ es comparado con el castigo/crucifixión, tememos ‘el castigo’ – tememos ‘la crucifixión’.

Es irónico: a pesar del sentido común obvio, nos esforzamos por mantener ‘el control’ aparente de ‘nuestra vida’ como la personalidad que creamos y definimos a nosotros mismos, cuando no hay nada de eso que pueda sobrevivir la muerte y lo sabemos, y del miedo, del castigo, creamos definiciones como uno mismo dentro de la polaridad del bien & mal – dando permiso a una ‘moralidad’ para dirigirnos, eso no es de la Vida.
En dar permiso a causa de este miedo que existe, implicamos que no podemos confiar en nosotros mismos lo suficiente para en realidad ser capaces y responsables para dirigirnos como el principio director como uno mismo como la Vida en Igualdad&Unicidad.

¿Cómo podemos ser confiados?

En el temor del castigo, implicamos que hay una fuerza mayor a la cual nos rendimos y abdicamos nosotros mismos a –un ‘dios’ de orden – así, todo el rato no existe ningún castigo, pero lo que hemos ya creado y lo que cargamos sobre nosotros a través del miedo = es deshonestidad como uno mismo y rencor = separación y culpa = abdicación de uno mismo.
Como Mykey explicó tan claramente, somos cada uno tanto la CAUSA y el EFECTO en nosotros mismos y nuestra realidad.







____________________________________________________________________________________________


Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo el miedo a la crucifixión.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo ser programado a través de la presentación de imágenes y la ‘conclusión lógica’ de la crucifixión como castigo por el perdón incondicional absoluto.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo existir dentro del miedo del castigo –en cualquier forma que sea: castigo como ‘perder todo lo que tengo’, como ‘ser un fracaso en el sistema’, como ‘ser ridiculizado’, como ‘ser herido’, como ‘estar solo’, etc, etc.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo existir dentro del miedo.

Me perdono a mí mismo por no haberme permitido a mí mismo confiar en mí mismo como el respiro aquí en cada momento de respiro.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo el miedo a lo que tendré que hacer y a quién tendré que ser si yo debiera ser la honestidad como uno mismo en cada momento.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo el miedo al conflicto.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo ser enviciado ‘a lo bueno’ como ‘armonía’, ‘paz’, ‘satisfacción’.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo comprometer la honestidad como uno mismo como la vida para aparentemente ‘satisfacer’ a otro, cuando de hecho estaba sólo intentando ‘satisfacer’ mi querer/necesitar/desear por ‘armonía’ en interés propio.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo existir dentro de juicio a uno mismo – en vez de vivir la realización del perdón incondicional como ‘dejar ir’ en cada respiro y ‘permanecer’ aquí.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo compararme en un intento de ‘encontrarme’ –en vez de darme cuenta que cada ‘punto de honestidad como uno mismo’ es único como cada perdón incondicional es único.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo buscar por mí mismo en términos de expresión y una definición de expresión –en vez de vivir y expresar aquí, comprendiendo que todo está aquí y aquí puedo ser cualquier cosa.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo aceptar la limitación.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo definirme = limitación.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo defender mis limitaciones.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo usar la comparación para justificar el juicio – si en favor de otro o de mí.

Me perdono a mí mismo por aceptar y permitir a mí mismo existir en separación de lo que está aquí como yo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo el miedo a lo que está aquí como yo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido existir en separación de mí mismo como este mundo, como esta creación que es yo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo el miedo al sistema.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo el miedo a mí mismo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo querer ser más que el respiro aquí, aunque yo no fuera igual a cada respiro aquí.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo ‘esperar por otros para dirigirme’ – en vez de darme cuenta que dentro de esto doy permiso a el concepto de ‘dios’ que exista y seguramente allí será mucha voluntad tomar aquella posición, admitir el sistema.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo ‘esperar por otros para dirigirme’ porque he establecido a mí mismo como menos que yo mismo como quién realmente soy y dentro de ‘la espera de otros para dirigirme’ justifico mi colocación como uno mismo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo justificar mi colocación como uno mismo para no tener que levantarme y ser quién realmente soy.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo justificar no levantarme ‘porque otros no se levantan’ –dentro de esto comparar y juzgar a mí mismo y otros.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo ‘apoyar’ la ‘vibración más baja’ de uno mismo como un átomo –y dentro de esto me perdono a mí mismo por ‘dejar de apoyar a otros’ porque no confié y no me apoyé a mí mismo como el momento aquí.

Me perdono a mí mismo por no haberme permitido a mí mismo darme cuenta que no sabré quién seré y quién soy – hasta que camine dentro y como el perdón incondicional como todo como uno e igual.

Me perdono a mí mismo por no haberme permitido a mí mismo considerar realmente que implica el perdón incondicional prácticamente en realidad.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgarme –en vez de darme cuenta que cada punto que juzgo a mí mismo es una oportunidad como un regalo: para perdonarme por y como ese punto y levantarme y PARAR.

Me perdono a mí mismo incondicionalmente en cada momento de respiro, y así dejo ir, y así me levanto, y así camino, y así me dirijo – a mí mismo como todo como uno como igual – para vivir la Vida como lo que es mejor para todos como uno e igual.

El Perdón Incondicional es un Principio ‘simplista’ –
Es vivido pase lo que pase.
Es vivido como la Realización de que sólo ‘Yo’ puedo perdonarme y liberarme a mí mismo.

Nota a uno mismo: para no abusar del ‘perdón incondicional’ usándolo para ‘justificar’ no cambiar y la continuación de aplicaciones dañinas y egoístas.
El Perdón a Uno Mismo no remueve consecuencias.
La Consecuencia es la ‘salida natural’ de lo que es, ha sido o dirigido o aceptado/permitido – Así uno siempre es responsable como uno mismo; uno siempre está encarando a uno mismo – es inevitable.
La Consecuencia es ‘Karma’ – es el 1+1=2 de la Igualdad & Unicidad --- Siempre enfrentamos ‘quién somos’, y no podemos escapar de nosotros mismos, lol


El Perdón Incondicional implica que SIN-condiciones se establece.

Las Condiciones serían como por ejemplo:
Sólo perdonaré cuando entienda
Sólo perdonaré cuando tenga una ‘razón’ de
Sólo perdonaré si lo ‘siento correcto’
Sólo perdonaré cuando me ‘siento mejor’
Sólo perdonaré si consigo algo de ello
Sólo perdonaré si ‘lo merezco’
Sólo perdonaré al otro si el otro ‘lo merece’
Etc.


Porque cualquier condición colocada: son puntos que son presentados desde y de la Mente/Personalidad - - la Mente existe como ‘el dios-interno’ basado en ‘la moralidad’ que es la polaridad y desde luego una trampa; existiendo en miedo de ‘perderse a sí mismo’, miedo a la pérdida/muerte de la Personalidad que uno ha definido como uno mismo como, miedo a ‘perder’ – porque la Mente siempre esta jugando el juego de ‘ganar & perder’: Miedo a Perder y el Deseo de ganar / uno / ganó; Aquí de nuevo podemos ver la trampa de la polaridad.


Es interesante, he encontrado que – si le encuentro dificultad perdonar un punto/una aplicación/una ‘expresión’ de otro = ¡no me he perdonado incondicionalmente todavía por ese mismo punto!

Es imposible perdonar a otro si uno no se ha perdonado a uno mismo incondicionalmente



Y como se ha dicho: no hay perdón – sólo Perdón a Uno Mismo.
Dentro del principio de Igualdad & Unicidad y la Realización de que Todo existe dentro de y como Uno = Perdón a Uno Mismo es la purificación de la Naturaleza aceptada de Uno Mismo ya que actualmente atestiguamos esto dentro y fuera; la Liberación de uno mismo del pasado y dándose a uno mismo el ‘permiso’ de moverse – y cambiar.

El Perdón Incondicional es el punto donde me Detendré a mí mismo de Temer Perder y/o de Querer Ganar. Es el punto donde CONFÍO EN MÍ MISMO porque ESTOY DE PIE dentro de mí como yo como la Dirección como Uno Mismo como quién soy – y ‘SÉ’ que: Dejo ir – No permitiré a mí mismo agarrarme a este punto, no permitiré a mí mismo seguir una emoción, sentimiento o los pensamientos y argumentos con los cuales mi mente se presenta – no aceptaré la limitación, no aceptaré la separación – Me libero – Perdono y me muevo.
Cuando soy capaz de mirar el punto ‘en el Yo’ – y ‘lo libero’ – como yo mismo = me libero a mí mismo igual y uno.

Dentro de esto, se ve que el Perdón Incondicional es una aplicación-viva de/como lo ‘Absoluto’ – un ‘absoluto dejar ir’ – el punto de sin retorno – ningún tiempo – se necesita Un Respiro, si nos atrevemos.
El Perdón Incondicional en el Momento como el Respiro es quizás el punto-absoluto de la libertad como uno mismo dentro de esta realidad.


El Sistema-Igualitario-Monetario (Equal-Money-System) es una declaración y una aplicación del Perdón Incondicional – es Absoluto: esto considera a Cada Uno – esto ‘no culpa’ a nadie – esto PERDONA Todo, de modo que todos olviden, de modo que todos perdonen & olviden la culpa, el miedo, la cólera, el abuso, la separación – y SE DETIENE.

Dando forma a un Nuevo Principio.

Del mismo modo, el Respiro puede ser una ‘declaración’ de uno mismo y una aplicación de la vida de/como el Perdón Incondicional:
Inhalo – me abrazó, me veo, me amalgamo;
Exhalo – me perdono, dejo ir, camino.
El Respiro es el ‘Ancla’ a Aquí, el ‘Ancla’ de Uno Mismo Aquí – Con cada momento de Respiro somos capaces de Mirar nosotros mismos ‘en el Yo’, Perdonar, Dejar ir, Mover, Cambiar - - y no permitirnos ser ‘pegados en un momento’ como si ‘no pudieramos salir de esto’.

Avatar de Usuario
Sofia
Mensajes: 1235
Registrado: Mar Sep 14, 2010 6:52 am

Re: El Perdón (a Uno Mismo) Incondicional

Mensajepor Sofia » Jue Feb 02, 2012 2:16 am

Hola Mati ! Gracias esta traduccion no la conocia, es una asistencia increible la estoy mostrando a mi hija . Enhorabuena muchacho ! no tengo palabras. Un abrazote como una e igual.

Avatar de Usuario
Sofia
Mensajes: 1235
Registrado: Mar Sep 14, 2010 6:52 am

Re: El Perdón (a Uno Mismo) Incondicional

Mensajepor Sofia » Sab Feb 04, 2012 2:29 am

Gracias Mia ! este documento me apoya demasiado en mi proceso, gracias por esta participacion de ti para nosotros lo considero mi mejor regalo como todo lo que viene del grupo desteni. este si que es un apoyo incondicional. sofia.


Volver a “Artículos y Video Texto”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron