Mi vida en M, un pequeño pueblo hijo de la guerra.

Avatar de Usuario
sandraotalora
Mensajes: 225
Registrado: Lun Ago 16, 2010 5:05 am
Ubicación: Bogotá , Colombia

Mi vida en M, un pequeño pueblo hijo de la guerra.

Mensajepor sandraotalora » Jue Feb 11, 2016 1:54 pm

Hace poco mas de 4 años ,llegué desde Santa Marta a M, un pequeño corregimiento situado en la motaña , lleno de ríos ,cascadas, exhuberante naturaleza y excelente clima.

Inmediatamente me quise mudar alli, pues las personas que conocí fueron muy amables conmigo y el sitio me encantó. En ese entonces yo era profesora, pero planeaba montar algun engocito en el pueblo, tal vez una tienda de artesanías para lograr mi independencia. Este pueblito muy pequeño empezó a tener una demanda turística creciente . y en ese entonces conocí a F , con quien empecé una relación de pareja, paralelalmente con un negocio. F trabajaba en el negocio de los transportes, yo yame habia dado cuenta de las buenas posibilidades de este negicio, asi que inverti y me asocie con f para montar una empresa turistica.

Crecimos como empresa , y como pareja,muy rapidamente y ante la mirada atónita de los habitantes de pueblo.

Ahora quiero hablar de la historia reciente de este pueblo. M sufrió de lleno la todas las formas de violencia civil de mi país . Nacrcotráfico, guerrilla, paramilitarismo fueron actividades que se llevaron a cabo extensamente en esta región, con sus códigos de violencia , amenaza y muerte. Durante mas de 40 años tal vez , la región ha estado sometida a la violencia. En los años recientes decada del 2000, los paramilitares tomaron el pueblo, sembrando el terror, realizando asesinatos al azar y tomando el poder . Estas personas hacen cumplir su ley bajo la amenaza de muerte.

Todo este cuadro de violencia ha moldeado con sangre la cultura y la soceidad de M.
Al comienzo yo no me daba cuenta de todo esto, era profesora y vivia muy ocupada, tambien me parece que la gente del pueblo no tenia problema con que yo fuera profesora y no eran hostiles conmigo. Sin embargo, al momento de aociarme con F y crecer, como pareja y como empresa, ante los ojos de esta poblacion profundamente frustrada y traumatizada por la guerra, todo cambio. La hostilidad, el chisme la envidia hicieron su aparición.

Yo nunca habia vivido en un pueblo, y esta dinamica me desconcertó. Es sabido que en los pueblos pequeños , el chisme es uno de los principales pasatiempos . Al momento , no me habia dado cuenta de cuán notoria era y cuán expuesta estaba a las miradas de todos. Yo vivia en la calleprincipal de M, y crecia como empresaria y exitosa en mi relacion con f ante los ojos de todos.

Empezo a suceder que la gente del pueblo dejó de saludarme y ,especificamente los transpotadores motos y carros, eran especialmente hostiles conmigo. Recuerdo muy bien un moto taxista, que era tan amable conmigo cuando yo era profesora y que, despues del éxito de mi empresa, me miraba con ojos de odio y rabia, que hasta miedo me producían. No solo por parte de el obtuve esta reacción. Muchos otros se comportaban así.

No estoy segura que se decía de mi, nadie me contaba, pero si estoy segura de que hablaban con mucha hostilidad. Empecé a sentir la hostilidad plenamente, al ir a la tienda a comprar algo, al ir a la estación a tomar transporte, al caminar por la calle obtenia miradas odiosas de gente que nisiquiera conocía.

Quise participar de varias actividades culturales y politicas del pueblo, pero siempre fueron contraproducente y solamente agravaron mi situación dentro de este ambiente.

Paulatinamente empecé a recluirme dentro de mi casa, sentía miedo de la gente. También me di cuenta de que toda esta cultura de la envidia y la competencia provocaba reacciones de rabia y deseos de venganza dentro de mí. La competencia desleal me confundía y me hundía en un estado de miedo, de rechazo , me llenaba de una sensación de odio …y es que yo estaba tomando de manera personal todas las actitudes del pueblo hasta el punto que me volví paranoica. Desconfiaba de todos y no deseaba establecer relaciones de amistad con casi nadie.

Creo que en un pueblo como M, tan golpeado por la guerra , la paranoia es un estado permanente entre sus habitantes. Todos desconfian de todos . Y esomismo empezó a ocurrir dentro de mi, me sentía constantemente paranoica.

Me perdono a mi misma por haberme permitido y aceptado sentirme constantemente paranoica y desconfiar radicalmente de todos los habitantes de M,

Meperdono a mi misma por haberme permitido y aceptado sentir un miedo constante ante el rechazo de los habitantes de M ante el éxito de mi negocio y de mi relación con F, y permitir que este miedo se apoderara de mi y me paralizara impidiendome tomar desiciones práticas con respecto a esta situación en vez de recluirme e intentar esconderme, imaginando las posibles represalias que toda la gente del pueblo tomaría en mi contra, aumentado mi miedo y mi paranoia , en vez de caminar a través de ello y lograr una mirada más clara y real de la situación.

Me perdono a mi misma por haberme permitido y aceptado sentir un profundo rechazo y un sentimiento de odio hacia la cultura y costumbres del pueblo de M, al darme cuenta de la manera atroz en la cual la guerra había deformado tal cultura, y sin darme cuenta a mi vez de que con este odio y rechazo yo misma estaba participando en esta cultura de guerra y contribuyendo al desarrollo de la misma.

Me perdono a mi misma por haberme permitido y aceptado sentir que los actos hostiles de la gente de m estaban dirigidos específicamente hacia mí , cuando en realidad es una manera sistemática de comportamiento que tiene la gente del pueblo en contra de todo aquello que considere amenazante a su sistema establecido de vida y tambien una manera de proyectar toda la frustración que les produce las condiciones en las cuales les ha tocado vivir , o mejor sobrevivir las crueldades de la guerra.

Me perdono a mi misma por haberme permitido y aceptado sentir yo misma esa frustración de no poder cambiar la mentalidad del pueblo, sin darme cuenta de que mi propio trabajo y éxito en los negocios a la vista de todos impulsó también de alguna manera el deseo de emprendimiento dentro de esta cultura y que esos actos contundentes fueron mucho más efectivos que los intentos forzados de participar en pretenciosas actividades culturales que solo se instauraron para alimentar el ego de tales gestores culturales y como una manera de plantear una diferencia entre “ellos” – los incultos – y “nosotros” – los cultos - .

Ahora que escribo esto me doy cuenta de porque me senti tan incómoda cuando participaba de la organización de estos eventos y porque siempre lo hacía de una manera obligada. En realidad son eventos descotextualizados que sólo pretenden “culturizar” a la gente local , de una manera muy similar a la de los sacerdotes católicos al llegar a los pueblos “salvajes”, donde no es tomada en cuenta la expresión real de la gente del pueblo sino que se pretende imponer una serie de ideas ajenas e irreales acerca de lo que debe ser una cultura.

El unico experimento educativo que tuvo un pequeño éxito en M , fue las clases gratuitas de dibujo para niños que hacía en el portal de mi casa , durante las cuales los niños participaron generosamente aprendiendo muchas cosas de ellos mismos durante este proceso, y yo gozando mucho su compañía.

Me perdono a mi misma por haberme permitido y aceptado participar en “eventos culturales” sin estar en realidad en acuerdo con tales eventos , sucumbiendo a la presión de grupo y de los egos que estaban deseando figurar dentro del pueblo y aumentar la separación y el conflicto al imponer ideas forzadas acerca de lo que “la cultura debe ser” , sin darme cuenta de las consecuencias que este acto deshonesto podia traerme en lo que respecta a mi convivencia dentro del pueblo de M.

Me perdono a mi misma por haberme permitido y aceptado seguir preceptos morales acerca de lo que sería “correcto” hacer como trabajo comunitario dentro del pueblo de M, participando en “eventos culturales” que tuvieron un impacto negativo dentro de esta comunidad , por representar formatos que son aceptados dentro de una sociedad “intelectual” de manera teórica, pero que en realidad no son amables e inclusivos con la gente del pueblo, ni tienen en cuenta sus necesidades, sino que simpllemente son eventos en los cuales los “artistas” del pueblo se “lucen” , nos lucimos, como una manera de demostrar “quienes somos” a la gente del pueblo y como una manera de imponer un “respeto” que consideramos merecido por ser nosotros “unos importantes artistas que vienen a traer cultura a un publo lleno de ignorantes”.

Me perdono a mi misma por haberme permitido y aceptado permanecer en una posición de separación de la gente del pueblo, al identificarme con los “artistas cultos” y juzgar la cultura de ese mismo pueblo como “atroz y salvaje” sin tomar en consideración a cada ser humano como individuo, ni relacionarme con ellos como individuos, sino mas bien llegar a la conclusión de que todos son unos “salvajes, violentos, agresivos y envidiosos”, y relacionarme con ellos desde este punto de jucio radical motivado por mi mismo miedo a la diferencia que estaba percibiendo entre ellos y yo misma.

En este punto quiero anotar que la paranoia colectiva que existe en M, producto de la historia de guerra, la desigualdad y los codigos de amenaza que se practicaron y aún se practican dentro de esa sociedad, son reales. Y tambien es cierto que es muy dificil sobreponerse como individuo a un ambiente tal . En M sería necesaria una acción conjunta para reparar todo el daño que causa la guerra, la desigualdad , el conflicto y el boleteo. Desde ese punto de vista considero que no es necesario ni vale la pena que yo misma me exponga como individuo a todo este conflicto convirtiéndome en blanco de la frustración que domina las mentes de la gente de M. Esas son las atroces consecuencias del sistema capitalista y la única manera que tengo para contribuir a la solución es siendo un voto mas por un Sistema Igualitario , Sistema Monetario Igualitario, Renta Básica Para Todos. Según mi experiencia, la única manera que habría para ecualizar la sociedad de M y la sociedad del mundo entero es que como humanos entendieramos la vital importancia que tiene la instauración de un nuevo sistema económico que brinde iguales condiciones a todos y acabe con la guerra y la competencia cotidiana por la supervivencia.

Durante el tiempo que viví en M, me dí plena cuenta de la atrocidad del actual sistema y de cómo tal sistema capitalista nos convierte en depredadores del prójimo. Me di plena cuenta de ello, tal vez porque ya estaba en Desteni y me abstuve de participar en movimientos “espirituales”, que niegan la realidad y hacen que uno crea ilusioriamente que esta contribuyendo a la paz del mundo con actos de meditación u oración. Durante toda mi vida tuve muletillas con las cuales evadir la realidad del mundo y calmar la frustración e impotencia de sentir que toda la injusticia del mundo me sobrepasaba. Desde el momento en el que llegué a Santa Marta y trabajé en educación para población vulnerable me dí dolorosa cuenta de la realidad. Mis estudiantes eran las victimas de la guerra, desplazados en extrema pobreza. Cuando fuí su profesora los conocí en persona, ellos me contaron sus historias, atroces historias, y yo sabía que el programa educativo que estabamos realizando tampoco los ayudaría. Debo decir que mis estudiantes fueron las personas más mables y cariñosas que conocí en la costa, despojados de todo , solo les quedaba ser ellos mismos. Fueron personas que me enseñaron el valor del ser humano que no tiene nada de lo que la sociedad actual valora, no tiene dinero, no tiene “elegancia ni glamour”, no tiene “belleza deslumbrante”, solo se tiene a sí mismos y se aceptan solidariamente unidos de alguna manera por la desgracia de sus vidas. Sumergidos en la miseria , han parendido a disfrutar del momento, a disfrutar de la compañía de otros en mucha mayor medida de lo que he vivenciado dentro de las sociedades urbanas. Cuirosamente ellos me aceptaron en mi diferencia y apreciaron enormenete mi trabajo como profesora. Y yo tambien los acepté y los aprecié en su enorme valor y valentía. Y cuando pienso en ellos , pienso en como serían sus vidas si existiera una Renta Básica , un Sistema Igualitario. Ellos, al igual que todos los seres del mundo, merecen una vida digna y no merecen estar sometidos a la cruel condena de la pobreza y de la guerra.

Avatar de Usuario
Sofia
Mensajes: 1235
Registrado: Mar Sep 14, 2010 6:52 am

Re: Mi vida en M, un pequeño pueblo hijo de la guerra.

Mensajepor Sofia » Vie Mar 18, 2016 8:37 pm

Gracias Liliana por compartir tus experiencias en ese lugar. si nos falta conocer como viven ciertos seres en el lugar que les toca vivir y que no es lo que es mejor para ellos .


Volver a “Vida Práctica - Discusiones Generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron