7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Crea un tópico para listar tus links

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Jue Abr 19, 2012 12:24 am

Día 1. La Palabra


Desde que comenzó este año 2012 tomé el compromiso de escribirme diariamente para liberarme, ahora lo hago a través de este blog donde además de ser un proceso de autoliberación lo quiero hacer también caminando como grupo, con Desteni, para hacerlo extensivo a toda la vida y colaborar en la creación de una nueva humanidad dentro y fuera de mi.

El compromiso no consiste en ponerlo únicamente por escrito sino también leerlo en voz alta para que se liberen todas las cristalizaciones tal y como indica Sunette en el artículo sobre El Perdón a Uno mismo y lo Físico:
La ESCRITURA del perdón a uno mismo – asiste/apoya con cambiar la presencia interna como uno mismo dentro de/como la mente/lo físico, donde camina las ‘dimensiones-energía’ de/como uno mismo como el sistema de conciencia de la mente solamente.
El HABLAR el perdón a uno mismo – asiste/apoya con la preparación de establecer la presencia interna como uno mismo, estabilidad en/como la mente/lo físico para asistir/apoyar a uno mismo en hacer su cambio-físico en la vida/el comportamiento ‘más fácil’. Aquí uno camina las dimensiones-físico de/como uno mismo como el sistema de conciencia de la mente como la forma como uno mismo como la mente combinado con/como lo físico y camina el perdón a uno mismo en voz alta, para asistir/apoyar a uno mismo en establecer la presencia como uno mismo en/como lo físico y no la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la palabra con deshonestidad, separada de uno mismo, como expresión de respuestas automáticas y predecibles.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no vivir la Palabra Viva como lo expresión de lo que está “aquí” como la vida, como presencia dentro de uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la palabra como defensa personal, como poder personal, dentro/como una personalidad poseída por miedo a lo desconocido por la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la vida consiste en saber utilizar las palabras como forma de dominio en este mundo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que cuando se tiene dominio de las palabras uno puede controlar a los demás.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la vida es control.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que hay algo que controlar fuera de uno mismo, cuando el mundo es la proyección de uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que uno tiene que dominar/sujetar/reprimir algo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que el “dominio” es un arte de la mente y de la inteligencia, cuando la “vida” es el arte de mostrarnos la unidad e igualdad de todo y de todos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que uno es inferior o superior por las palabras que expresa, cuando no existe tal cosa más que en los sistemas de la mente, en el diseño de la polaridad, fuera de ellos se expresa la Palabra Viva.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que el sentimiento de inferioridad proviene de una falta de control/conocimiento de la palabra.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la palabra surge del ingenio de la mente, de la capacidad de crear nuevas formulas de expresión.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la palabra es ajena a uno mismo, cuando uno mismo “es” también con las palabras.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado manipular a través de la palabra, con el engaño, las medias verdades, o directamente por las mentiras.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que uno puede engañar o manipular a “otro”, a una persona distinta, cuando siempre es uno el que se engaña como uno e igual al engaño que expresa, y que al mismo tiempo lo define como autoengañador.

Aplicación correctiva:

La palabra “es” una e igual a la Vida, la Palabra Viva “es” cuando surge como autoexpresión de la igualdad, y no como conocimiento de la mente. Me autoexpreso libremente en las palabras cuando pongo la mente alineada con la vida, cuando hago de la vida/experiencia lo que es mejor para uno y para todos por igual.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Jue Abr 19, 2012 12:24 am

Día 2. Autosuficiencia y Ego

Hoy en una reunión de equipo en el trabajo se ha comentado una acción personal que consiste en facilitar una documentación a los usuarios del servicio independientemente de que vayan o no indentificados para realizar su entrega. Ese hecho que cometo en algunos casos consiste en facilitar documentación oficial sin previa identificación en aquellas personas que por su frecuencia en los servicios son conocidos por mí desde hace varios años, y que cuando vienen a recogerla la administración pública les solicita su identificación, sin embargo yo se las entrego aun cuando en ese momento no tengan la identificación requerida. Algunos compañeros me han reprochado en la reunión que ese acto es poco solidario con las normas del equipo, y que generaba conflicto cuando la identificación era requerida por otros compañeros, por lo que no se las entregaban al usuario mostrando enojo ante la negación. Manifesté que eso ocurría en contadas ocasiones con un tipo específico de personas, a lo que me han respondido que cuando otro compañero no les entregaba la documentación el usuario se enfadaba y solicitaba mi presencia, lo cual les resultaba incómodo para ellos.

En esa situación he percibido un movimiento energético dentro de mí de autosuficiencia al mostrarme que yo asumía mi responsabilidad como profesional mostrando que eso era un acto de comprensión y “sensibilidad”. Ellos insistieron en la normativa y su aplicación para todos.

Autosuficiencia

f. Estado o condición del que se basta a sí mismo:
autosuficiencia para satisfacer las propias necesidades.
Suficiencia, presunción o engreimiento:
su autosuficiencia ante los demás resulta ridícula.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado responder “energética-mente”, como movimiento emocional dentro de mí, ante las consideraciones de los compañeros.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que los sistemas/programas/condicionamientos de la mente dirijan mi vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que la “e-moción” determine/movilice/controle la propia vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado reaccionar ante las observaciones de otros compañeros, interpretándolas como reproches, por la carga energética que percibía.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que la palabra provoque en uno mismo posturas confrontadas y actué desde la e-mocion.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que las emociones determinen como uno se encuentra dentro de sí mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que las reacciones emocionales son “normales” cuando uno se confronta con los demás.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que la confrontación existe con los demás, cuando es uno mismo quien se ve reflejado en esa situación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que los demás están equivocados porque uno tiene mayor o menor “comprensión y sensibilidad”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la sensibilidad es un valor, cuando depende de la mente de quién lo ejecuta, por lo tanto pertenece al ego.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que los sistemas de la mente como programas determinados por la educación/cultura/sociedad son quienes interpretan la vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que uno puede “sentirse” de determinada manera por las palabras que otros proyectan.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la palabra es una fuerza, cuando somos nosotros los que damos fuerza a las palabras por la interpretación que hacemos de ella, por lo tanto de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que existe la fuerza y la energía como un valor, cuando la energía se mueve en la polaridad de lo bueno o lo malo, de lo que hacemos con ella, de la manipulación de la materia.

Me comprometo a no ser un títere de los pensamientos, sentimientos y emociones que genero en mí mismo y de los que proyectan los demás, sino un aliado de la vida que utiliza la mente para apoyarla en lo físico, sin entrar en juegos/programas/condicionamientos egoístas.

Me comprometo a no definirme como comprensivo o intransigente según la cultura/educación que he recibido sino a liberarme de toda etiqueta que me sujete y posea como personalidad.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Jue Abr 19, 2012 12:26 am

Dia 3. Igualdad

La igualdad es uno de las palabras que ha aparecido con más insistencia en mi mente en el día de hoy y me daba cuenta que su comprensión no implica convertirla en una Palabra Viva que surge desde dentro de uno mismo alineada con la vida. Para convertirla en algo diferente a palabras de la mente que utiliza el intelecto para definir y clasificar la realidad, uno mismo tiene que eliminar toda connotación energética, emocional e intelectual que a lo largo de la propia vida ha creado como una “entidad mental” relacionada con esa palabra. Las imágenes y las experiencias previas han sido los aliados para crear esa entidad que ahora me propongo ver y eliminar.

Igualdad

La palabra igualdad viene del latín aequalitas formada del adjetivo aequus (igual, llano, justo, equilibrado) y el sufijo –tat- (denota calidad).
1 Cualidad de dos cosas o personas iguales, que tienen las mismas características en cuanto a su naturaleza, cantidad, forma o cualidad: igualdad de derechos.
2 Proporción o correspondencia que existe entre dos cosas: igualdad entre ingresos y gastos.
3 Uniformidad o constancia que hay en una cosa que se mantiene invariable.
4 Expresión matemática que indica que dos cantidades o funciones tienen el mismo valor.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la palabra igualdad como excusa cuando me encontraba en inferioridad, como chantaje emocional por miedo a no sentirme incluido en un grupo, como argumento para participar en los juegos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la palabra igualdad como argumento “espiritual”, dentro del sistema de la Luz Blanca, para definir a un grupo como iguales y excluir a otros como diferentes o inferiores que no participaban de esa creencia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la igualdad como la manera de sacar provecho económico cuando en ocasiones tenía que repartir dinero, definiendo la palabra desde el egoísmo y el interés propio.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la palabra igualdad en términos sectarios, dentro de una secta de “iluminados” donde los participantes se consideraban “iguales dentro de una jerarquía”, pervirtiendo la definición de la misma palabra.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad entre todos los seres humanos, definiéndolos según su grado de ”evolución” dentro de los parámetros de la espiritualidad, como sistema de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la ideología política.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la inteligencia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según los recursos económicos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según las creencias.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según su género.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la edad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el tipo de personalidad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la raza.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el signo zodiacal.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el equipo deportivo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la cultura.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el país.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la educación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el éxito social.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el estilo de vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la inclinación sexual.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el estatus social.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el color de la piel.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la familia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el lugar donde vive.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según el estado mental.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la desigualdad según la discapacidad física o mental.

Me comprometo a no utilizar la palabra Igualdad como estrategia para con-vencer/manipular/utilizar/persuadir/imponer a los demás. Todo lo que vea que implique alguna de esas estrategias las pondré delante de mí y me levantaré desde el perdón a uno mismo y la aplicación correctiva.

Me comprometo a trabajar desde la Unicidad en pro de la Igualdad de todo ser viviente sobre la Tierra, a ponerme al lado de la vida construyendo un mundo donde todos los seres humanos sintamos que no hay diferencia, ni separación más que en la propia autoexpresión.
Me comprometo a recrearme y nacer desde lo físico como punto de partida de esa Igualdad de derechos y de oportunidades, de manera que todos podamos formar parte de la misma ecuación 1+1= 2 y con el mismo valor, en Igualdad.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Jue Abr 19, 2012 12:28 am

Día 4. El Peróxido Hidrogeno (H2O2) y el miedo

Después de un comentario de Bernard sobre el Peroxido de Hidrogeno H2O2: "En 1994 conocí a un tipo que solía reparar piscinas. Él bebía diariamente una gota de peróxido de hidrógeno en un vaso de agua y afirmaba que esto le mantiene sano. En los 10 años posteriores en que estuve en contacto diario con él, nunca enfermó. Él usaba una gota de peróxido de hidrógeno al 40% en un vaso de agua. No beber directamente! - Las farmacias proveen esto barato" Bernard Poolman; algunos miembros del grupo hemos iniciado una investigación aplicando las indicaciones sobre el uso interno del Peróxido de Hidrogeno Grado alimentario al 35% y tomamos como referencia el libro La cura en un minuto donde se habla extensamente sobre este producto, sus beneficios para la salud, su uso y dosis para realizar un tratamiento de forma segura debido a que es un producto que se deben tomar medidas de seguridad muy precisas para no ocasionar daños.


Personalmente hace 14 días que inicie la ingesta con todas las precauciones en la administración oral, teniendo cuidado que el estomago estuviera vacio, en ayunas o 3 horas después de comer y sin tomar alimento al menos 1 hora después de la toma. Los primeros 5 días tome una sola gota diaria (1 toma), para observar las reacciones en mi cuerpo, en esos días no hubo ninguna reacción perceptible. Después pase a 2 gotas, y 2 días después pase a 3 gotas diarias. A partir de ese momento empecé a tener deposiciones liquidas pocos minutos después de comer. Después de 3 días desapareció y el estomago está bien.

Posteriormente inicie 3 tomas diarias con 3 gotas/ toma, fui aumentando las gotas hasta llegar hoy a las 6 gotas en cada toma, es decir 18 gotas de H2O2 al día. La cuestión es que al poner las gotas esta mañana me “vino a la mente” la posición de algunos “científicos” sobre los problemas neurológicos que puede producir el Peróxido de Hidrogeno (PH), de manera que me di cuenta que en ese momento hubo una reacción de miedo. Miedo a sufrir efectos cerebrales y perder el control de mi vida, y ahí lo paré. Pero no me autodirigí como uno e igual al PH, ni realicé el Perdón a uno mismo para liberarme de los condicionamientos de la mente sobre el miedo, ahora me aplico.


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo a no poder autodigirme con plena conciencia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado a tener miedo a perder el control de la propia vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la ingesta del PH podía tener consecuencias neurológicas, viendo por mi mismo que utilizando las dosis recomendadas no hay más efectos que los digestivos, reconociendo que la imprudencia en las dosis y manipulación pueden tener consecuencias.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar el miedo como barrera para descubrirme a mí mismo como cuerpo físico sin sistemas de la mente, miedo a lo desconocido a como es la vida aquí en el cuerpo físico como una realidad de la que he vivido separado por tanto tiempo/rato/ espacio.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado a tener miedo por no saber, no conocer qué pasaría si tuviera un problema neurológico, ¿Cómo podría ser uno mismo? ¿Dónde quedarían las experiencias? ¿Servirían de algo la propia vida? ¿Seguiría evolucionando?

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado esas preguntas como preguntas de los mismos sistemas de la mente donde uno es controlado, donde uno es abusado por esos programas que convierten a uno mismo en robot orgánico.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado dejarme llevar por esas dudas y no pararme en el respiro, como aquello que permite hacerme presente dentro de mi mismo como Unicidad e Igualdad a todo lo que he creado.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo porque algunos científicos han declarado que una cosa es mala para la salud, otorgándoles uno mismo el poder de decidir sobre mi cuerpo, sin saber ellos como es el cuerpo, ni mi cuerpo, generando un estado de control sobre las mentes y los cuerpos físicos de los individuos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que las personas tituladas/universitarias tienen autoridad sobre las decisiones individuales, convirtiéndose en verdaderos controladores de los sistemas de conciencia de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que los científicos conocen la vida en cualquiera de sus expresiones, cuando lo que conocen es el funcionamiento de los sistemas de la mente integrados en el cuerpo físico.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo a quedarme paralizado por los efectos neurológicos del PH sin poder dar respuesta ni levantarme por la vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo a quedarme fuera del Proceso de ser Uno Mismo por la paralización del cerebro y la inoperancia del cuerpo físico de poder levantarse por sí mismo a favor de la vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la vida puede pararse cuando el cuerpo físico se paraliza, reconociendo que en el respiro del cuerpo físico permanecemos aquí como la vida como uno y como todo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo a no finalizar el Proceso antes de dejar este cuerpo, antes de darme cuenta totalmente de la Unicidad e Igualdad de todo ser vivo en esta Tierra.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la vida no tiene autoexpresión propia sin el cuerpo físico, cuando vemos como todo lo que tiene existencia en lo físico y en las dimensiones pueden expresarse como Uno e Igual.

Me comprometo a no dejar que el miedo tome mi cuerpo físico a través de los sistemas de la mente, a no crear una personalidad conforme al miedo, a no dar energía a la palabra miedo creando una entidad mental que me posea y determine los pensamientos, sentimientos, emociones y acciones.

Me comprometo a que ninguna autoridad científica determine, pueda dirigirme y manipular la mente controlándola a través de las palabras “autoritarias” que mandan/ordenan/imponen una doctrina sobre la vida. Sin conocer ellos mismos que es la autoexpresión de la vida como Una e Igual.

Me comprometo a que ningún producto determine mi estado de salud, usare de la mejor manera los productos de la Tierra y su elaboración con el mejor sentido común para hacer de mi cuerpo físico un lugar de vida, un espacio de salud.

Me comprometo a investigar/comprender como el cuerpo físico puede vivir en las mejores condiciones en este mundo sin sufrir más enfermedades de la mente, de los sistemas de control de este mundo, liberándome de todos ellos y de todos los anclajes que hay en él incrustados.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Jue Abr 19, 2012 12:43 am

Rectifico/añado el porque me permito y acepto tales cosas: por creencias y pensamientos.


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado CREER que las personas tituladas/universitarias tienen autoridad sobre las decisiones individuales, convirtiéndose en verdaderos controladores de los sistemas de conciencia de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado CREER/PENSAR que los científicos conocen la vida en cualquiera de sus expresiones, cuando lo que conocen es el funcionamiento de los sistemas de la mente integrados en el cuerpo físico.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Vie Abr 20, 2012 5:18 pm

Día 5. Anónimo

Me escribiré hoy en el autoperdon a través de una imagen de un individuo de Anonymous, que he visto en Faceboock, sujetando un cartel donde se leía: “Disculpen las molestias estamos cambiando el mundo para todos, una sociedad mejor es posible”. Esas imágenes de Anonymous no son más que reflejos, un espejo donde podemos ver como cada uno y como humanidad nos hemos escondido a través de diferentes mascaras, personalidades creadas por teorías, creencias y sistemas de la mente. Nos hemos escondido de nosotros mismos como se esconden ahora ellos, sin ser capaces de dar la cara y asumir la propia responsabilidad del mundo que hemos creado cada uno y todos por igual. Es imposible cambiar el mundo si uno no reconoce su participación y si no es capaz de autoliberarse de sus propias creaciones, para así eliminar progresivamente todos los sistemas de este mundo que nos esclavizan. Podemos ser los autores de la Vida sin necesidad de utilizar mascaras que nos separen de nuestras propias creaciones, autodirigiendonos como Uno e Igual, como es la Vida, Igual para todos.

anónimo, ma.
La palabra anónimo viene del griego ἀνώνυμος (anonymous) compuesta del prefijo de negación a=sin y la palabra onoma=nombre, es decir “sin nombre”.
1. adj. Dicho de una obra o de un escrito: Que no lleva el nombre de su autor. U. t. c. s.
2. adj. Dicho de un autor: Cuyo nombre se desconoce. U. t. c. s. m.
3. adj. Com. Dicho de una compañía o de una sociedad: Que se forma por acciones, con responsabilidad circunscrita al capital que estas representan.
4. m. Carta o papel sin firma en que, por lo común, se dice algo ofensivo o desagradable.
5. m. Secreto del autor que oculta su nombre. Conservar el anónimo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado vivir en el anonimato, escondiéndome de mi mismo en la mente, en el Sistema Unificado de Conciencia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado permitir que la mente permaneciera esclava de los sistemas de conciencia, de todo aquello que como familia, educación, cultura ha enmascarado mi propia Vida, creando una personalidad alineada con la esclavitud.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado esconderme de mi mismo a través de creencias, ideologías, religiones, espiritualidades, ocultismos, esoterismo, ciencias ocultas, ciencias académicas, psicologías, creando una personalidad que se definía por el tipo de ideología/creencia que profesaba en ese momento.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que esos conocimientos podían acercarme a la percepción de mi mismo, cuando lo que hacían era alejarme de mi propia realidad física, de mi propia percepción dentro de mí mismo, como uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado esconderme a través de personalidades, de mascaras que cubrían mi propia identidad como Uno e Igual a todo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que el mundo que yo veía era el que habían creado otros, responsabilizando a los demás, escondiéndome de la propia responsabilidad del mundo que estaba construyendo con todos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado permanecer oculto en el mundo de mi mente con contenidos mentales que me mantenían ocupado mientras no era capaz de ver lo que en realidad estaba ocurriendo en mi propio mundo, ni en el mundo que todos compartimos. Justificando con teoría los abusos que uno mismo cometía y los abusos que cometíamos todos

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado enmascarar el abuso, el hambre, las guerras, el dolor humano con teorías evolutivas, teorías “espirituales”, teorías económicas, y no ver el atropello que uno mismo estaba realizando a través de la mente. Fomentando el odio, la venganza y el abuso con la propia mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado esconderme dentro de mi propia burbuja, dentro de mis convicciones, dentro de mis posesiones, dentro de mis seguridades, dentro de un mundo de ilusión/engaño/matrix.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado esconderme dentro de mi propia imagen, de la imagen de mi cuerpo físico, de la imagen como hijo, de la imagen como hermano, de la imagen como pareja, de la imagen de la moda, de la imagen como trabajador, de la imagen como amigo, de la imagen ideológica, de la imagen de creencias. Cuando todas esas imágenes eran capas y mas capas que ahogaban y escondían el núcleo de la realidad, el centro de lo que uno es, el Uno y el Todo de la propia creación, el único creador de mi propio mundo, la única autoridad de la propia vida y el único responsable de lo creado.


Me comprometo a desenmascarar las personalidades que me han poseído a lo largo de mi vida, a levantarme como uno mismo delante de toda mascara y engaño que fomente la esclavitud. A no poner más mascaras delante de mi propia imagen y a eliminar todo aquello que me separe del proceso de autoliberación, autodirigiéndome como uno e igual.

Me comprometo a eliminar todos los Sistemas de Conciencia de la Mente que actúan dentro de mi mismo como una Resonancia Estructural que afecta a mi propio cuerpo, desenmascarando las enfermedades y afecciones que puedan impresionar en mi cuerpo físico.

Me comprometo a dar la cara por la Vida, a traer en la propia vida lo que es mejor para su autoexpresión. Me comprometo a apoyar lo que es mejor para Todos, a traer el Cielo en la Tierra, donde toda vida sea respetada activamente, sin poner más mascaras, sin crear más personalidades, sin fomentar mas identidades que no sea la Vida en acción.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Vie Abr 20, 2012 11:52 pm

Dia 6. Sensaciones

Noto presión en la cabeza, con sensación de pesadez. Durante la tarde he realizado diversas actividades mentales y ahora noto falta de fluidez. Me pongo delante de la pantalla del ordenador para escribirme de nuevo y verme a mí mismo aquí, dentro de mí. Respiro y quiero realizar el compromiso de escribirme.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado autodefinirme con pesadez como si mi cuerpo físico lo asumiera, como la manera de ser/permanecer “aquí”, respondiendo a lo que la mente dice, así es. Cuando uno mismo no "es" pesadez, soy expresión de la vida donde el cuerpo se libera de la definición de pesadez: “cuando uno realiza diversas actividades mentales”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener sensaciones (sensación= impresión que dejan en la conciencia los estímulos externos que recogen los órganos sensoriales).

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que las sensaciones son reales, cuando son definiciones de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que las sensaciones me dirijan, condicionen, impidan o estimulen cualquier actividad de mi vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que las sensaciones adquiridas a lo largo de mi experiencia/vida las haya tomado como la manera en que uno mismo se percibe, cuando es la mente quien las ha percibido y condicionado por la educación /cultura/sociedad, indicando cómo y cuándo funcionar. Así cada uno siente de manera diferente según su mente, no según su físico.

Me comprometo a estar atento a todas las interpretaciones que quiera hacer la mente para definirme según las sensaciones que uno tenga, impidiendo que me condicionen y lleven a un estado de euforia o depresión.

Me comprometo a que todas las definiciones de uno mismo las vaya observando y descargando de los programas de la mente y liberarlas con el autoperdon.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Sab Abr 21, 2012 11:58 pm

Dia 7. Sensaciones/Vibraciones

Sigo con las sensaciones en relación con los demás.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener “buena o malas” sensaciones cuando me he relacionado con una persona. Cuando era uno mismo quien ponía barreras en la relación por los programas de la mente, clasificando a las personas según personalidad, su carácter, su status social, su ideología, su raza, su “grado evolutivo”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que las sensaciones actuaran como pre-juicios hacia otras personas.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado enjuiciar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que puedo situarme en una
posición de juez de otro individuo, y considerarme por encima de ese otro al emitir un juicio, cuando ese otro es uno mismo actuando dentro de los Sistemas de Conciencia de la Mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la “sensación” es una manera de medir las relaciones, como un termómetro mide la temperatura, cuando es solo la mente quien evalúa subjetiva-mente a través de las propias creencias adoptadas en el disco duro del cerebro. Permitiendo ser dirigidos por los programas que uno mismo ha copiado, convirtiéndonos en reproductores automáticos del software.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado separarme de mi mismo por las sensaciones que tenia hacia los animales. Recordando aquí en la memoria las sensaciones que tuve de pequeño cuando pasaba un perro por mi lado, relacionando la presencia del perro grande con miedo a ser mordido.

Me comprometo a no definir a ningún individuo según su origen, pues uno mismo es el origen, uno es todas las cosas, uno es la propia creación con diferentes manifestaciones. No hay división más que en la mente programada que clasifica, excluye, identifica, ordena y percibe a uno mismo y al entorno como algo separado. Y las sensaciones no son más que diseños creados para generar más confusión de lo que es la Vida.

Aquí el desarrollo el miedo a los perros.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener miedo a los perros definiendo al perro como un animal peligroso para mi integridad física.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado cargar en mi cerebro el programa/software de “miedo a los perros”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que los ladridos de los perros eran indicio de peligro, relacionando el ladrido con el ataque a los humanos como una sensación/creencia en mi mente. Cuando son múltiples los motivos por los que ladra un perro: malestar, salud, estímulos externos, herencia, entusiasmo, etc.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que los perros son animales agresivos contra uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que los perros grandes eran animales para la defensa y el ataque, más que para la compañía, para compartir la vida, y como otra expresión de la vida Una.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado la descarga del programa “miedo a los perros” a través de mi padre al indicarme de manera reiterada que los perros eran peligrosos y no tenia que acercarme a ellos porque me podían atacar.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo como una persona con miedo a los perros, estructurando mi personalidad con esa creencia y desarrollar una sensación de peligro cuando de pequeño un perro pasaba cerca de mí.

Me comprometo a relacionarme con los perros como uno e igual, como seres vivos, sin definiciones, creencias, miedos, que condicionen mi autoexpresión, liberándome del programa “miedo a los perros”.

Sigo con otras sensaciones

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar las vibraciones (vibraciones [biβɾaθjo'nes] conjunto de sensaciones que despierta una persona) como la manera de evaluar toda percepción de la mente hacia un individuo, lugar, estado de uno mismo o de los demás.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que tener buenas o malas vibraciones de algo o alguien es un elemento que me da la medida de lo que es bueno o malo para mí.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado hacer esa evaluación como prejuicio de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la mente es quien determina lo que son buenas o malas vibraciones.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que las buenas o malas vibraciones son reales, cuando es uno mismo quien se está evaluando/definiendo a través de ese juicio que proyecta en su propia mente, como lo que es aquí. Debido que uno es según sus propias palabras, sus propios juicios, sus propias definiciones que utiliza según el programa/software que se ha ido descargando a lo largo de su experiencia/vida. De manera que nunca hemos sabido quien somos como físico porque siempre hemos vivido desde los programas de la mente, como una realidad virtual.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas sensaciones en relación con los compañeros de trabajo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con los amigos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malos vibraciones/sensaciones con los lugares, habitaciones, edificios, poblaciones, naciones.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con los animales.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con la naturaleza.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con la familia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con los políticos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con los “lideres” religiosos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con los grupos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con razas.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas o malas vibraciones/sensaciones con equipos deportivos: futbol, básquet, balonmano.

Me comprometo a no desarrollar más los programas/software del diseño de las “sensaciones/vibraciones”, a no ampliar las nuevas versiones que aparecen en el mundo/matrix, a eliminar del cerebro/hardware todo residuo de este programa.

Me comprometo a no permitir que me dirijan esos programas, a utilizar como herramienta la Escritura y el Perdona a uno mismo como la manera de descargar/eliminar en el papel/pantalla ordenador todos los residuos que puedan quedar, hasta que no quede ningún huella que pueda condicionar la vida aquí, aplicándome en el sentido común como lo que es mejor para uno y para todos por igual.

Me comprometo a estar atento dentro de mí con honestidad, como una presencia desde lo físico a no ser dirigido en esta realidad por ninguna sensación/vibración.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Dom Abr 22, 2012 6:41 pm

Día 8. Reacción emocional.

La palabra emoción viene del latín emotio, emotionis, nombre que se deriva del verbo emovere. Este verbo se forma sobre moveré (mover, trasladar, impresionar) con el prefijo e-ex (de, desde) y significa, desalojar de un sitio, hacer mover. Es por eso que una emoción es algo que saca a uno de su estado habitual. A partir de emoción tenemos emocionar, emocionante.

1 Sentimiento muy fuerte de alegría, placer, tristeza o dolor.
2 Reacción afectiva de gran intensidad producida por uno de estos sentimientos.
3 Interés o intriga de una situación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado moverme de la presencia dentro de uno mismo por la emoción de tristeza que me produjo ver ayer unas imágenes de una película donde un chico y una chica lloraban en una situación de “sufrimiento”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado generar una emoción de tristeza relacionada con la relación amorosa de un chico y una chica.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado relacionar dentro de mí esas imágenes con respuestas emocionales. De manera que se han convertido en programas/ condicionamientos de mi mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la emoción como manera de hacerme participe y cómplice de la tristeza/alegría que puede producir determinada situación.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que las emociones son reales.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que unas emociones son mejores que otras.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que cuando se produce una situación de dolor/sufrimiento uno tiene que moverse dentro de sí, fuera de lo que uno es, sin ver que ese sufrimiento es responsabilidad de lo que cada uno y todos hemos creado, de manera que obtamos por alejarnos de esa responsabilidad con respuestas emocionales. Así la emoción nos sirve como justificación/excusa para no actuar y no ofrecer una respuesta practica y real que pueda cambiar el sufrimiento.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado utilizar la emoción como coartada del sufrimiento propio y de los demás, por la imposibilidad de comprender el origen de ese dolor, y así poder hacer algo útil para eliminar la causa que lo produce.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la emoción es algo que nos hace más humanos y con mayor empatía, cuando la empatía (del latín in y el griego phatos, emoción, sentimiento) no es más que otra emoción que nos sirve de excusa para no actuar y no ponernos en los zapatos del otro caminando su proceso como uno e igual.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que las personas más emocionales son las más “sensibles”, las más “humanas”, con “mejor corazón” cuando en realidad son esclavas de su propia mente, al generar dentro de sí mismas respuestas reactivas, sin control de ellas mismas, como programadas para actuar de manera previsible, convirtiéndose en individuos que perpetuán la emoción como valor y no la respuesta practica y real a las diferentes situaciones.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado reaccionar emocionalmente cuando veo una película o situación real, generando odio/tristeza/alegría/rabia/ira haciendo de ellas una clasificación de buenas o malas emociones, cuando todas ellas forman parte de la polaridad, y todas nos sacan de nosotros mismos moviéndonos fuera de lo que somos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado reaccionar emocional-mente según las memorias de mi mente activando mis recuerdos relacionados con la respuesta emocional.

Traigo a la memoria una de las primeras experiencias emocionales que recuerdo cuando
después de morir mi abuela vi a mi madre llorar y sin saber bien porque lloraba me puse también a llorar repitiendo esa conducta.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado llorar, respondiendo emocionalmente copiando la respuesta de mi madre, como el que copia un programa y lo reproduce en su propio ordenador, dejando de ser uno mismo y convirtiéndome en un reproductor de otras conductas copiadas.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado definirme a mí mismo según esa respuesta emocional condicionando mi propia vida, respondiendo de la misma manera en situaciones similares, sin examinar porque uno mismo lo hacía.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado actuar como un autómata en las respuestas emocionales, sin ver por uno mismo porque lo hacía, adaptándome y condicionándome según las diferentes situaciones, de manera que no era uno mismo quien se autodirigía sino que estaba dirigido por mis programas copiados de los Sistemas de Conciencia de la Mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener buenas emociones con familia/amigos/compañeros y malas emociones con personas que no “me caían bien” o eran contrarios a mi personalidad/carácter.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado hacer diferencia entre los individuos según el tipo emoción/empatía que “sentía”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que existen buena o malas emociones.

Me comprometo a no se movido por la e-moción, a estar atento dentro de mí mismo a las respuestas y reacciones buscando lo que es mejor para todos por igual.

Me comprometo a buscar soluciones útiles y prácticas en mi propia vida y la de todos por igual, a comprender la causa del propio sufrimiento y el de los demás.

Me comprometo a no vivir la vida emocional-mente como respuesta de la mente ante situaciones que ella misma ha clasificado según mi familia/educación/cultura/país.

Me comprometo a liberarme de cuantas emociones vea dentro de mi para autodirigirme como uno e igual, como la vida.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Lun Abr 23, 2012 11:41 pm

Día 9. Trabajo y Dinero

Hemos vinculado el trabajo con el dinero, con la manera de obtener ingresos, como la forma de tener independencia económica, también para obtener la “realización personal” y como servicio a la sociedad. Pero en esta situación de crisis nos damos cuenta que en la realidad el trabajo se convierte en un factor para conseguir la supervivencia dentro del sistema capitalista. El resto de vinculaciones van cayendo por si solas porque no eran reales, no eran honestas. Y la prueba la tenemos en la gran desmotivación/desilusión/decepción que muchos profesionales manifiestan al ver como su sueldo se ha reducido y ver que las condiciones de trabajo empeoran. Muchos han “creído” en la profesión como una vocación: (Del lat. vocatĭo, -ōnis, acción de llamar: Inspiración con que Dios llama a algún estado, especialmente al de religión. Inclinación a cualquier estado, profesión o carrera. Convocación, llamamiento.), y ahora van dejando de ser creyentes en la vocación para convertirse en creyentes del dinero, cambiando de “religión” como manera de obtener mayores beneficios del dios dinero. Es decir realizan cualquier tipo de trabajo disponible para poder obtener los bienes necesarios para sobrevivir, no solo porque no hay trabajo para lo que ellos se prepararon en un tiempo, sino porque impera la ley de la supervivencia, de manera que como vemos el dinero se convierte en el dios que mantiene o quita la vida.

En un Sistema Igualitario Monetario eso no sucederá porque el trabajo no será como la manera de ganar dinero, sino como la manera de servir a la sociedad por un tiempo, se ha calculado que ese tiempo pueden durar de 2 o 3 años, pues cada uno obtendrá todos los servicios necesarios para apoyar su vida: comida, techo, educación, salud, ocio, etc. Tampoco serán necesario muchos de los trabajos que se realizan actualmente como: banqueros, militares, vendedores, publicistas, y todo tipo de servicios que promuevan el consumo para generar más dinero. Por lo que el sistema no necesitará consumir para mantener el sistema económico, como sucede con el sistema capitalista, sino que todo individuo dispondrá de una cantidad de dinero, desde el nacimiento hasta la muerte, para cubrir sus necesidades.

Para investigar sobre el Sistema Igualitario Monetario:
http://wiki.destonians.com/Equal_Money_System
http://www.youtube.com/playlist?list=PL ... ature=plcp


Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que el sistema capitalista es el mejor sistema económico para que uno pueda obtener más dinero y mejores condiciones de vida. Cuando vemos que el éxito y las mejores condiciones de vida siempre es de unos pocos y el resto siempre vivimos o en situaciones de deuda o en situaciones de precariedad, y todos esclavos del dinero.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que el dinero es el que puede ofrecer mejor situación en la vida para obtener “felicidad”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado relacionar la felicidad con el dinero.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la felicidad existe para uno solo, cuando lo que es mejor para todos es la manera de traer el “Cielo a la Tierra”.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que el sistema capitalista es el único que podemos tener en este mundo porque es el que controla los gobiernos y países.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado estar fuera de control de mi mismo otorgando el poder a otros representantes públicos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que los demás son responsables de lo que me sucede con el dinero por sus decisiones económicas y políticas. Cuando cada uno y todos hemos creado con nuestra avaricia y egoísmo las condiciones para que se produzca esta situación de crisis.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado participar y creer en la lucha del más fuerte, aceptando el programa: “el que más tiene, es el que más vale”, sin darme cuenta que entraba en una competición, en una confrontación y en una separación de quienes son uno e iguales a mí mismo. Con este programa/condicionamiento me estaba convirtiendo en un individuo sin control de mi mismo, al permitir que me dirigiera respondiendo automáticamente cuando competía, cuando me aprovechaba de las situaciones ventajosas, cuando envidiaba/admiraba a los que más tenian, a los que más sabian, a los más astutos. No aplicando el sentido común y dejando de ser una parte de la solución del problema, convirtiéndome en parte del problema.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado entregar mi poder a los representantes públicos, banqueros y empresarios que controlan el consumo, consumiendo marcas como símbolo del estatus social, así mi vida era controlada y definida por los publicistas, siguiendo las modas de consumo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que con un trabajo de prestigio uno puede realizarse, cuando lo que realiza a uno no es el trabajo en sí sino la manera de relacionarnos con todos, con todo, como uno e igual. Así cualquier servicio a la sociedad puede ser una fuente de realización.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que tener un trabajo de prestigio te da mayor credibilidad como individuo, cuando la credibilidad la da la honestidad con uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado estudiar y prepararme buscando un trabajo de prestigio, “sintiendo” gran frustración al no poder conseguirlo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado decepcionarme a mí mismo por no conseguir los objetivos que me marcaba según lo que indicaba/interpretaba uno mismo dentro de la competencia profesional.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener reacciones emocionales de tristeza/decepción por no conseguir un trabajo de prestigio.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener reacciones emocionales y no ver que el sentimiento de incompetencia profesional me estaba llevando fuera de mi mismo, de lo que uno es como unidad y totalidad de lo creado.

Me perdono a mi mismo no haber permitido y aceptado considerar que era uno mismo quien se había creado esas expectativas dentro del Sistema Conciencia, y la decepción es la decepción de uno mismo al no saber autodirigirme y tomar las decisiones con sentido común, como lo que es mejor para todos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la reacción emocional por no conseguir los objetivos preprogramados dentro del Sistema de Conciencia de la Mente es una reacción “normal”, que nos hace “sentir” humanos al ser capaces de expresar sentimientos. Cuando los sentimientos (sin-ti-miento) no son más que otra manera de mantenernos esclavos a los programas que uno ha copiado cuya función es la de engañarnos a nosotros mismos, ment-ir-nos, y no buscar una solución con sentido común.

Me comprometo a desvincular el trabajo de cualquier definición que no sea la de buscar lo que es mejor para todos, realizando mi labor con la mayor atención, apoyándome en el respiro, autodirigiéndome como uno e igual “aquí” en cada momento. Considerando la sistuación actual del trabajo dentro del sistema.

Me comprometo a no otorgar el poder que me corresponde como individuo ni a disminuir el que le que corresponde a cada uno. Cada uno es responsable y creador de la propia vida y cada uno afronta las consecuencias de lo que ha creado.

Me comprometo a seguir desvelando capa a capa en todas las dimensiones lo que me he creado como individuo para poder nacer de nuevo desde lo físico, desde la realidad que me rodea. Me comprometo a no avergonzarme de mi mismo por las experiencias vividas como individuo dentro de los Sistemas de Conciencia de la mente, sino a honrar la propia vida mostrándome a mí mismo lo que un individuo puede crear en este mundo y lo que un individuo es capaz de liberarse.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Mar Abr 24, 2012 9:52 pm

Día 10 Relaciones humanas y dinero

Nadie puede cuestionar con honestidad que la mayoría de relaciones humanas tiene como vinculo el dinero. Veremos cómo. Si nos fijamos en el tipo de personas con los que tenemos amistad son individuos que pertenecen a nuestro mismo estatus social, y nos casamos o vinculamos con una pareja que corresponda a nuestro mismo nivel económico. Todo ello indica que la situación económica de la familia de origen determinará el tipo de relaciones que tendremos. Claro está que hay excepciones de personas que han logrado “éxito” profesional y han podido moverse dentro de un estatus económico superior, pero siempre será visto como una “especie extraña” que no “no viene de alta cuna”, expresando que “a pesar de que esté con nosotros, no es de los nuestros”. Y solo el interés económico de unos y otros será lo que los mantenga unidos.

Así el dinero moldea nuestras relaciones y condiciona nuestro futuro. Podemos ver como las personas con un nivel económico alto van a escuelas/universidades de la misma “altura”, mientras otros hemos ido donde hemos podido. Y dentro de esas escuelas de elite económica se fomentan castas/linajes a veces sociedades secretas que debido a su capacidad de influencia y de poder determinan muchas de las condiciones de vida del resto de ciudadanos.

Por eso es inadmisible que continuemos apoyando el sistema de relaciones humanas actual determinado por el dinero.La única propuesta útil consiste en cambiar el sistema económico, como raíz del problema, que hasta ahora todos hemos mantenido con nuestro permiso y aceptación, lo cual significa que entre todos podemos hacer algo util. Si uno mismo y todos por igual desactivamos el condicionamiento mental de que “no es posible el cambio real, igualitario y duradero, como lo que es mejor para todos”, podremos traer las condiciones para que ello sea posible. De lo contrario seguiremos afrontando las consecuencias del sistema exclusivo y excluyente del sistema capitalista, no solo en las relaciones sino en la Vida determinada por el dinero. Para ello cada uno debe tomar la responsabilidad de ver qué pensamientos y acciones contiene dentro sí mismo que hacen posible que el mundo sea un lugar de abuso e injusticia humana, para de este modo autoliberarse con eficacia del sistema actual que aqueja a la sociedad y al mundo en general.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado relacionarme con personas del mi mismo nivel económico, excluyendo a otros de nivel inferior y “sintiéndome” excluido por otros de nivel superior.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que le nivel inferior y superior existe entre las personas, cuando es algo artificial creado por un modelo de sociedad donde las relaciones humanas son valoradas por el dinero.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado “sentirme” inferior a otra persona por darle un valor y un poder superior, disminuyendo lo que uno es y aumentando lo que no es el otro. Cuando unos y otros somos iguales, como la vida, que no hace distinciones, son los sistemas de la mente los que clasifican y determinan quien está abajo y quien arriba, algo falso y artificial.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado excluir a otras personas porque eran más pobres, con menos recursos económicos que yo, considerando a ese yo como una personalidad egoísta que se separaba de su propia imagen y de lo que todos hemos construido a lo largo de la historia de la humanidad: la pobreza. De ahí que la pobreza es una responsabilidad de todos por igual y la de algunos como ejecutores de ese pensamiento y esa acción de excluir a quien menos tiene, de fomentar la exclusión, de generar mayor pobreza cuando algunos tienen mayor riqueza. Manteniéndonos todos dentro de la balanza, de la polaridad que consiste en que: “cuantos unos más otros menos", lógica matemática, que se cumple en el sistema/matrix/mundo/engaño.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado buscar relaciones de pareja que me ayudaran económicamente a mantener un estatus social, excluyendo a otras por tener un futuro profesional incierto.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado condicionar mis relaciones de pareja según el estatus social, buscando mayor seguridad económica en personas que la tenían.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que las relaciones se deben formar con personas del mismo estatus social, comprobando que el amor es una excusa y que también el amor depende del dinero. Lo podemos ver en las “modelos” que modelan su vida con personas económicamente pudientes. Como modelo/programa que transmiten al inconsciente colectivo que consiste en que la mujer tiene que seducir/engañar a un hombre poderoso económicamente y luego decir que “está loca de amor”. La vida se vuelve de color de rosa convirtiendo las relaciones en caricaturas, donde desde pequeños uno tiene la fantasía de encontrar el príncipe o princesa azul que la situara en una vida de “ensueño”/fantasía/imaginación.

La vida es al dinero como la sangre al cuerpo, todo lo inunda, todo lo condiciona, todo se nutre de ella y cuando falta la corriente del dinero, la vida se encalla, el organismo se deprime, se enferma. Así el dios/energía dinero es quien controla el propio organismo físico a través del Sistema de Conciencia que ha determinado a través de sus programas/diseños el valor del mismo, manteniéndonos en la encrucijada de: “la vida solo es posible conmigo, sin mí la muerte”. Es decir el dinero decide las posibilidades de desarrollo en la vida propia y en la de todos por igual.

Recupero de la memoria una frase de mis padres que me indicaron de pequeño: “a esos niños no te acerques”. Eran unos niños de aspecto sucio y violento, hijos de marginados por la sociedad. Ahí comencé a relacionar la marginalidad con la violencia, creando en mi mente un programa nuevo: marginalidad=violencia, robo, inmundicia, y lo integré en mi personalidad formando diferentes capas que hacían conexiones con mensajes similares.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado copiar en mi mente ese programa sobre la marginalidad, un programa compartido con la sociedad, que permite con nuestros pensamientos y acciones fomentar la marginalidad, la violencia y el robo.

Continuará.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Vie Abr 27, 2012 12:40 am

Día 11 Relaciones humanas y dinero (2)

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado hacer de las relaciones un espacio de seguridad donde obtener los medios económicos para mantener un estatus social.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la seguridad la da la el estatus o el dinero.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que la seguridad proviene de alguien o algo fuera de uno mismo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la seguridad tiene que ver con la vida (seguridad: Ausencia de peligro o daño. Confianza en una cosa).

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la vida es insegura, y por ello tenemos que “asegurarnos”. Y así hacemos seguros de vida, seguros de vivienda, seguros de coche, seguros de hipoteca. De manera que compramos el miedo a perder. Y con esa compra pagamos, pero mantenemos el miedo, pues ella misma nos recuerda lo que hemos comprado. La desconfianza en la propia vida es la que realmente compramos al percibirnos inseguros dentro de la artificialidad del mundo que hemos creado.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que con seguridad, en la vida, me sentiré mejor.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que “sentirme seguro” es algo que proporciona el dinero, cuando la seguridad corresponde a la integración de las múltiples personalidades creadas a lo largo de mi vida, eliminando todos los programas/condicionamientos/capas. Y solo cuando integro (Dar integridad [a una cosa]; componer [un todo] sus partes integrantes) la vida soy capaz de vivir sin necesidad de seguridad ni condiciones, pues la integración me asegura que uno mismo es capaz de autodirigirse. Cuando uno se percibe así mismo como un todo integrado todo forma parte de la totalidad de la propia vida, de la propia existencia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado “sentirme” alegre o triste, con amor o con odio, por culpa del dinero cambiando el “estado emocional” según la cantidad que disponía.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado culpar/quejarme de ese estado a quienes me pagaban el sueldo.

Me comprometo a estar presente en esta vida sin clasificar/definir/juzgar a las personas por su estatus económico y social, dándome cuenta que ellos son el reflejo de lo que hemos creado dentro nuestro, marginando aspectos de nuestra propia vida y manteniendo la desigualdad con pensamientos y actos.

Me comprometo a no percibirme inseguro o con miedo cuando una persona marginada se acerque, cuando una persona me pida ayuda, o cuando una persona solicite dinero. No es solamente un acto de darles lo que les corresponde y tampoco es un acto de limosna sino de justicia, ante la injusticia que cometemos cada uno al mantener un sistema económico que crea clases/castas/separación entre seres iguales. El control que realizan los sistemas de la mente, los pensamientos, sentimientos y emociones, y el sistema económico son los que mantienen esa situación. Aunque lo que en realidad todos necesitamos es ser tratados con igualdad, sin necesidad de dar limosna, sino dar a todos el mismo apoyo economico, tal y como propone el Sistema Igualitario Monetario.

Me comprometo a no buscar relaciones humanas para apoyarme, uno mismo atenderá las propias necesidades y me apoyo incondicionalmente.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Vie Abr 27, 2012 12:41 am

Día 12. Enojo

Esta tarde he ido al gimnasio donde voy 3 veces por semana para realizar ejercicio cardiovascular, bicicleta estática y remo, entre otros ejercicios, debido a que tengo movilidad reducida causada por una amputación desde la cadera de la pierna derecha . Fuera de las instalaciones del gimnasio hay un parking de coches reservado para discapacitados y la mayoría de ellos estaba ocupados por personas que no tenían el distintivo que les permiten aparcar en esos lugares. Había un coche y su dueño en uno de esos espacios, y enseñándole mi distintivo de discapacitado le invitaba a sacar su coche para poder aparcar el mio. Me dijo que estaba descargando un material y que pronto lo sacaría, yo insistí en que ese no era lugar para descargar el material y que me permitiera aparcar. Entonces un acompañante se dirigio al parking de enfrente también reservado para discapacitados y lo sacó haciéndome un gesto con la cara y brazo de haberse molestado. En ese momento yo también me enojé y una vez aparcado el coche me dirrigi a la sala de entreno.

Cuando estaba sobre la bicicleta me daba cuenta de las reacciones fisiológicas del enojo, percibía una ligera presión en el pecho y una ligera tensión en la cabeza. Ha sido claro el origen de esa reacción en lo físico. De nuevo las emociones me habían “cogido” y se manifestó en lo físico, realice en esemomento una parte del autoperdon y ahora voy a escribirme para liberarme.

Enojo:
Sentimiento que una persona experimenta cuando se siente contrariada o perjudicada por otra o por una cosa, como ante una falta de respeto, una desobediencia o un error
Movimiento del ánimo que, como resultado de algo que nos contraría o perjudica, nos dispone contra una persona o cosa.
Molestia, pena, trabajo.
Proviene de enojar en la antigua lengua provenzal de Oc, que significaba ‘aburrir’ o ‘fastidiar’. La palabra provenzal se derivaba del latín vulgar inodiare, un verbo que tanto podía significar ‘inspirar odio’ como ‘inspirar asco’, y que se formó a partir de la locución latina in odio esse alicui ‘ser odiado por alguien’.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado enojarme porque otra persona se había enojado y eso me enojó porque pensé que no tenía motivos para enojarse, en cambio yo sí. Y sin embargo los dos estábamos enojados porque cada uno pensaba que el otro no tenía razón de enojarse.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado responder al enojo con el mismo enojo, como si su enojo me poseyera y estuviéramos controlados por el demonio del enojo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado dejarme llevar por la inercia de la mente y no pararme en el respiro, dentro de mi mismo autodirigiéndome como uno e igual y no reaccionado como un títere en manos de las emociones.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado creer que las emociones son reacciones naturales del ser humano cuando lo que hacen es sacarlo de sí mismo, “sacarlo de sus casillas” y realizar actos que casi siempre a posterior se arrepiente, pero sin poner los medios para eliminar el origen de esa reacción y aplicar la corrección.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado percibirme contrariado por la situación, como si alguien estuviera contra mí.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que la contrariedad es algo que se hace para molestar a alguien, cuando es Uno quien se pone en contra de sí mismo, al no percibir que las reacciones provienen de dentro de su Yo, como creador de su propia realidad, y como respuesta a todos los aprendizajes/condicionamientos/educación que ha aceptado y permitido.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crearme un yo que determina como reaccionar cuando uno se percibe en situación de contrariedad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado posicionarme contra alguien a través del enojo y de otras emociones.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que ese alguien lo percibiera como diferente a uno mismo en la manera de dirigirme y considerarlo.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado no darme cuenta que esa situación es reflejo del enojo que hay dentro de mí mismo, y no ver que he sido yo mismo quien ha provocado esa situación al fomentar a lo largo de mi historia personal emociones que han causado molestias y daños a otras personas.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado mantener esa “energía” acumulada durante años y que aparece no solo como mi sombra en mi inconsciente, sino como la realidad que tengo que afrontar dia a dia.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado sacar esa energía a través de agresiones verbales, de enfados, irritaciones, enemistades, rencores, pesadumbre, sufrimiento, angustia, como manifestación de uno mismo, como expresión de lo que uno mismo se había creado en la mente consciente, inconsciente y subconsciente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado desarrollar esa subpersonalidad del enojo como una entidad dentro de mí que tenía vida propia y que temporalmente la alimentaba con más energía a través de las reacciones emocionales.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado pensar que uno mismo estaba liberado de esas emociones al realizar “experiencias espirituales” con percepciones y visiones de iluminación, cuando en realidad estaba creando otro monstruo/subpersonalidad/entidad/demonio que alimentaba con las practicas, sin poder modificar ninguna de las otras subpersonalidades, simplemente las enmascaraba con una doctrina, con una pose y un lenguaje deshonesto.

Me comprometo a parar mi mente “aquí” con el respiro y detener dentro de mi mismo todo pensamiento, sentimiento y emoción. A autodirigirme y utilizar la mente como una herramienta al servicio de la unidad e igualdad, como es la vida, como todo, como uno.

Me comprometo a no fomentar ninguna entidad/personalidad que pueda haber dentro de mí. A estar atento a no crear más guerras ni dentro ni fuera de mí. A no participar de la desigualdad y la confrontación entre seres humanos.

Me comprometo a investigar por mi mismo toda la personalidad que he creado, todo el yo, y desmantelar cada una de las capas y fundamentos que la mantienen para re-crear de nuevo un individuo que nazca de lo físico, como aquello que nos hace iguales ante la vida.

Avatar de Usuario
Alfonso Perez
Mensajes: 954
Registrado: Mar Jul 26, 2011 4:55 pm
Ubicación: Barcelona (España)
Contactar:

Re: 7 años o 2555 dias de Camino hacia la Vida

Mensajepor Alfonso Perez » Sab Abr 28, 2012 12:03 am

http://caminohacialavidaenigualdad.blog ... uales.html

Día 13. Sensaciones espirituales.

Hoy he visto el video de Bernard Poolman sobre 2012: La Nada -- El proceso de los 7 Años para Nacer Uno Mismo como La Vida http://www.youtube.com/watch?v=z5_TGrOP-ZU, no voy a comentar el contenido pues quizá este escrito puede ser una manera práctica de llevar a cabo la propuesta de Bernard de realizar un Proceso Físico Práctico, de tomar responsabilidad y dirección de la propia vida a través del Perdón a Uno Mismo y la Aplicación Correctiva.

Lo que quiero investigar es mi reacción física cuando lo estaba leyendo y escuchando, su tono, su fuerza, su modulación. A medida que lo veía notaba dentro de mí una alegría/entusiasmo al reconocer en esas palabras un mensaje afín. En esos momentos me vino a la memoria cuando en otras ocasiones me encontraba delante de gurús, maestros y líderes espirituales, observe que tuve una “sensación” similar, como si en mi imaginación el cuerpo se expandiera y percibiera una especie de electricidad. No cabe duda que había conectado con una “entidad” dentro de mí cargada de una fuerte energía que quería asomar la cabeza y “conectar” con las palabras de Bernard para atraerlas dentro de sí y situarlas dentro de un mundo que recorrí por tres decenios, y convertirlo en un elemento más del Sistema de Conciencia de la Mente de engaño e ilusión. Esa entidad está dentro del diseño de la “búsqueda espiritual” de la Luz Blanca, como aquel programa que mantiene al individuo separado de la realidad y sumergido en una idealización que solo existe en la mente.

Al darme cuenta de esa reacción me posicione en el respiro y fueron desapareciendo esas sensaciones. Continúe mirando el video sin ninguna sensación/emoción/percepción dentro de mí, solo las palabras como expresión del propio Bernard, palabras de sentido común, y la propuesta de recorrer un camino en Igualdad y de responsabilidad de las creaciones de cada uno.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado tener sensaciones cuando una persona transmitía un mensaje, reaccionando de manera positiva como recuerdo de otros mensajes transmitidos por otros gurús, maestros y lideres que a lo largo del tiempo me dado cuenta que buscaban su propio interés. Y cuando los intereses se acabaron se acabó el mensaje, convirtiendo al grupo en una organización empresarial donde se negociaba con las palabras, las ilusiones creadas, las esperanzas prometidas, que nunca tuvieron ninguna incidencia en el cambio real y práctico ni de mi mismo ni de cuantos conocí.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear dentro de mi mismo un mundo de percepciones, de energías, de viajes astrales, de kundalini, de visión astral, de conocimiento astrológico, esotérico, teológico, teosófico, espiritual. Todo un coctel de experiencias en un camino de búsqueda de una ser superior y de un conocimiento de la existencia que única-mente viví en mi propio sistema de la mente, sin que dichas experiencias tuvieran ninguna incidencia en el mundo real que me rodea ni en lo físico. Viviendo ese mundo dentro de mi cabeza, experimentando la realidad dentro de una burbuja separada de todo y de todos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado autoengañarme de que en este mundo físico estamos de paso y que no hay que tomarlo en consideración sino que hay que trabajar por un más allá. Cuando el dolor, el abuso, la violación, se estaba produciendo en este mundo sin darme cuenta que esa realidad era el resultado de haber abusado de mi mismo y de otros, de haber violado a través de ver pornografía, de producir dolor a mi propio cuerpo y al de otros. Uno mismo es la propia creación y la creación del mundo en que vivimos.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear una entidad/personalidad/demonio dentro del diseño de la Luz Blanca que toma posesión de mi mente y adopta la apariencia de buscar la verdad, me doy cuenta que eso lo hace desde la mente sin proponer cambios en lo físico, sino dentro de la mente.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado buscar la verdad dentro del Sistema Unificado de Conciencia, donde todo actúa por polaridad.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado buscar a un ser superior. Efectivamente lo encontré dentro de mí, pero ahora me doy cuenta que solo era una ilusión/engaño/espejismo. Lo que llegue a manifestar y crear fue una entidad energética trabajada durante años creada por toda la información de la mente consciente, inconsciente y subconsciente. Y como una telaraña fue apoderándose de mi realidad física determinando lo que yo era. Esa entidad superior no era más que una proyección.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado relacionar la espiritualidad con amor, compresión, esperanza, destino, iluminación, ascensión, evolución, elevación, vibración, energía, palabras vacías de contenido como palabras del Sistema/Matrix.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado “sentirme escogido” por haber tenido experiencias espirituales, separándome de los demás al sentirme “especial” y diferente a los demás.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear diferencia entre las personas espirituales y materiales, cuando ambos se retroalimentan y fomentan la confrontación de cuya fricción se alimentan los sistemas.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado crear diferencia entre los que tienen más energía acumulada, como aquellos que tienen más poder y más influencia sobre los demás. Sin darme cuenta que esa diferencia ya es una exclusión de ellos mismos sobre sí mismos, viviendo en una real esquizofrenia.

Me comprometo a desmantelar, vaciar de energía y eliminar a esa entidad dentro de mí hasta que pueda ver por mí mismo, como lo que está aquí en lo físico. Me comprometo a no alimentar el abuso, la violación, y el dolor en mi mismo ni en el mundo que me rodea. Me comprometo a estar atento al respiro como la manera de permanecer aquí como uno e igual, sin más diferencia que la autoexpresión como Vida.

Me comprometo a investigar por mi mismo sobre la personalidad que me he creado con todas sus variaciones y desarrollo, hasta quedarme sin nada.


Volver a “Blogs & Vlogs en Español”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron