El Viaje Hacia la Vida de un Especialista

Comparte Escritos y el Perdón a Uno Mismo
Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 231 - Pon una guarda enfrente de tu mente

Mensajepor MatiG » Vie Ene 03, 2014 12:10 am

Día 231 - Pon una guarda enfrente de tu mente

Este post es continuación de:
Día 8 - Quien soy fumando marihuana
Día 221 - Soñando con volver a fumar
Día 222 - Fumar marihuana: el principio
Día 223 - Permití que las relaciones me influencien por una experiencia mental
Día 224 - Copia de tus relaciones a expresión individual
Día 225 - Soñando con marihuana
Día 230 - Marihuana como entretenimiento

https://eqafe.com/p/pon-una-guarda-enfr ... ?locale=es
Ok, un punto fascinante vi en el día en el que me desperté y busqué entretenimiento en mi mente, evaluando el contexto en el que me encontraba y es como un buscador, en donde colocamos en la caja de texto lo que buscamos, por ejemplo ‘entretenimiento’ y en la búsqueda salen todas las entradas que tienen esa etiqueta, y aquí en el lugar donde me encuentro la única etiqueta que se encontraba era ‘marihuana’ con distintos puntos de motivación, propósito y razón.

Y lo que me parece fascinante es que antes de venir para acá, cuando estaba en la capital, emergió el punto de ‘quiero fumar marihuana’ junto con el punto de ‘ahora voy a ver las personalidades que emergen al volverme consciente de las manifestaciones subconscientes’ y al revisar esa memoria en honestidad como uno mismo, me di cuenta que no cuestioné, ni negué ese ‘por qué’ voy a usar la marihuana, por lo que inconscientemente ese día en el que pensé en fumar marihuana por entretenimiento surgió nuevamente ésta justificación pero con aceptación de mí mismo, por lo que reaccioné con deseo de fumar. Así que, ahora considerando que he caminado la mente inconsciente por un tiempo, me doy cuenta cómo es que en la aceptación de nuestros pensamientos en momentos específicos que los generamos, éstos se vuelven inconsciente y por ende, son los que dirigen nuestra vida sin nosotros darnos cuenta de ello, porque no los cuestionamos, porque no vemos quiénes somos/ nuestro punto de partida al generarlos o pensarlos, si vienen con cargas energéticas.

Así que me doy cuenta lo importante que es poner una guarda en nuestra mente, en reconocer con qué estamos nutriendo nuestra mente, qué estamos plantando e implantando en nuestra mente, las semillas que eventualmente crecen, se expanden y desarrollan.

Me comprometo a mí mismo a estar consciente/prestar atención a lo que emerge y genero en mi mente, revisándolo y checándolo en honestidad como uno mismo, asegurándome de cubrir todas las dimensiones de lo que emerge/genero, es decir qué pienso, qué carga energética tiene, quién soy/cuál es mi punto de partida, razón/propósito/motivación de ello y así una vez evaluado – ver qué puntos debo perdonarme a mí mismo, corregir y alinear – ya que me doy cuenta cómo es que al aceptarlo y permitirlo en tales momentos que los genero o emergen, éstos se vuelven inconscientes/una memoria que eventualmente dirigirá mi principio directivo sin que yo sea consciente de ello o que eventualmente volverá a surgir y mi consciencia estará hipnotizada con ello.

Así que, éste post es continuación del evento que publiqué ayer:

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo generar justificaciones por las cuales continuar fumando marihuana.

En el momento y cuando me vea generando justificaciones por las cuales continuar fumando marihuana – me detengo y respiro. Me doy cuenta que tales justificaciones representan una parte de mí, por ende una personalidad que yo he aceptado y permitido dentro y como yo mismo que, en el momento en el que soy consciente de tal justificación, puedo explorarla para llegar a la personalidad o personaje que existe dentro y como yo mismo.

Me comprometo a mí mismo a, cuando genere justificaciones por las cuales continuar fumando marihuana, coloco mi consciencia en esa justificación y exploro las palabras: quién soy, motivación, razón y propósito por las cuales la justificación la generé o emergió, a partir de allí expandir mi entendimiento en relación a qué personalidades y personajes existen dentro y como yo, y entonces aplico perdón a uno mismo, corrección y me alineo a mis decisiones cuando tenga tiempo de caminar éste proceso práctico.

Me doy cuenta que yo he querido justificar fumar marihuana por y para conocer cómo es que el subconsciente aparece en nuestro día a día, y que si fumaba vería entonces las personalidades que hay al estar en ese estado, o que podría generar conocimientos nuevos o distintas perspectivas del conocimiento que ya tengo, cosas así. Lo que me doy cuenta es que con la marihuana altero mi consciencia y en el proceso de pensamiento altero las percepciones, conocimientos, información, comienzo a ver cosas que no le prestaba atención y demás. Mi punto de partida para la marihuana dentro de esto? Tener nuevos conocimientos, percibirme superior a los demás, enseñarle a los demás mis nuevos conocimientos – lo que me doy cuenta con esto es que no estoy haciendo ni consiguiendo conocimiento e información práctico y útil, que me pueda servir para mi día a día – y estar en ese estado de consciencia alterado, viendo qué sucede dentro de mí es totalmente absurdo, ya que es como si me metiera en una habitación aislado, y entonces fume de manera que comienzo a retorcer la realidad y entonces observar qué hago dentro de ese estado alterado o retorcido. Es decir, es realmente absurdo porque está totalmente ‘el experimento’ por fuera de mis responsabilidades y realidad física.

Comparándolo con aquellos individuos que lo utilizan para alcanzar una ‘consciencia divina’, un estado elevado y cosas así – estoy haciendo exactamente lo mismo – es decir, he usado la marihuana para generar conocimientos y hay mucha gente que lo utiliza para ‘pensar’ y cosas así, es decir, realmente es absurdo y no es práctico los pensamientos que genero con la marihuana, estoy totalmente por fuera de las tantas cosas prácticas y disponibles que hay para hacer para conocer cómo funciona éste mundo, cómo funcionan los distintos sistemas, cómo vivir mejor, etc.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo atender a cómo puedo seguir fumando marihuana al generar justificaciones para hacerlo.

En el momento y cuando me vea atendiendo a cómo puedo seguir fumando marihuana al generar justificaciones para hacerlo – me detengo y respiro. Me doy cuenta que yo he conseguido justificaciones porque aquellos por qué existen dentro del ‘quién soy yo al fumar marihuana’/mi punto de partida que lo hace aceptable y permisible, por lo que definitivamente cambiando mi postura y alineación de quién soy yo al fumar marihuana y por qué soy yo al fumar marihuana, puedo desarrollar una confianza en mí mismo al detener los pensamientos y reacciones.

Me comprometo a mí mismo a cambiar mi alineación y postura/levantamiento en relación a la marihuana.

Me comprometo a mí mismo a disciplinarme a mí mismo en realmente levantarme en y como el punto correctivo/nuevo de quién soy yo y por qué soy yo al fumar marihuana.

Ok, continuaré luego con explorar quién soy/mi punto de partida dentro de la justificación y exploraré e investigaré cómo corregir el quién soy y por qué soy yo fumando marihuana.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 232 – El noviazgo perfecto: perdón a uno mismo

Mensajepor MatiG » Jue Ene 09, 2014 8:46 pm

Día 232 – El noviazgo perfecto: perdón a uno mismo

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo querer controlar y manipular las decisiones y movimientos de mi novia para dirigirlos a ciertos resultados, dentro del punto de partida del miedo y el deseo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no haberme dado cuenta el grado al cual había generado la energía del miedo y así también siendo combustible para mis deseos, en donde en lugar de permitirme realmente conocer a mí pareja, he querido dirigirla y llevarla a resultados, donde tales resultados se deben a decisiones que ella tomó debido a las decisiones mismas que tomé yo en base a la polaridad de miedo y deseo dentro de la manipulación y el control que llevé a cabo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo temer que mi novia tome decisiones que vayan en contra de las ideas y creencias de lo que sería una relación de pareja perfecta, ya que de hecho, he creado dentro de mí mente ideas y creencias de una relación de noviazgo perfecto el cual uso como referencia para mi relación, en lugar de tomar mi verdadera relación actual, volverme consciente de ella y comenzar a dirigir los puntos en base a la consideración de lo que será mejor para ambos.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no haberme dado cuenta la polaridad del miedo y el deseo que había entrado, por no haber reconocido que tengo ideas y creencias de una ‘relación de noviazgo perfecto’ en mi mente que deseo manifestar, y que debido a las contingencias y la realidad de la verdadera realidad física real en relación a las decisiones de mi novia, reacciono con miedos y deseos, mostrándome a mí mismo lo que estoy aceptando y permitiendo en mí mismo existir como miedos y deseos que a la vez revelan al actuar en base a éstas reacciones, mi naturaleza manipuladora y controladora dentro de la relación.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo conectar mi relación de noviazgo actual a las ideas y creencias de una ‘relación de noviazgo perfecto’ en mi mente, viendo en mi mente constantemente qué voy a perder como definición de mí mismo si mi novia toma decisiones que vayan en contra de mis ideas y creencias de una relación de noviazgo perfecto, y qué voy a ganar como definición de mí mismo si mi novia toma decisiones que vayan a favor de mis ideas y creencias de una relación de noviazgo perfecto, manifestándose así la polaridad del miedo y el deseo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo poner en primer plano las ideas y creencias de ‘una relación de noviazgo perfecto’, en donde en lugar de ver lo que es mi actual relación de noviazgo para ver nuestro actual potencial para crecer, expandir y desarrollar nuestra relación, yo voy y reacciono y limito la relación a mis ideas y creencias de cómo la relación debería ser y así, de hecho no hay expansión, crecimiento ni desarrollo de la relación debido a que no estoy realmente considerando cómo nuestra relación actualmente es y existe como para dirigirla a su máximo potencial.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo temer que mi novia cometa errores en la relación donde podría fallar en sus decisiones y compromisos, en donde me permito en ese diseño de ‘la relación de noviazgo perfecto’ manipular y controlar a mi novia, y entonces reaccionando en lugar de considerar cómo es que a través de los errores/las consecuencias se puede aprender, como también considerar dar una respuesta a la situación, es decir, avisar/advertir las consecuencias que se manifiestan a manera de poder considerar una prevención por parte de ambos, sin embargo yo trato de controlar y manipular con sentimientos y emociones como el deseo y miedo para obtener específicos resultados, sin darme cuenta que así no hay lugar para la realización de uno mismo de ambos de hecho.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no haberme dado cuenta de que en realidad no estoy viviendo una relación donde conocemos quiénes somos, cómo somos, por qué somos, cuándo somos, dónde somos y así entonces comenzar a dirigir los puntos que surgen dentro de la relación en sentido común/qué es lo mejor, sino que estuve dentro de un diseño en mi mente queriendo tener control todo el tiempo, donde en realidad no era una relación de expansión, crecimiento y desarrollo de nuestros potenciales, sino una de limitación y control dentro de las polaridades generadas en mí mente, y así las consecuencias se manifiestan, donde no di lugar a la realización de uno mismo para ambos.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 233 - El noviazgo perfecto: Compromisos de Corrección

Mensajepor MatiG » Sab Ene 11, 2014 2:07 am

Día 233 - El noviazgo perfecto: Compromisos de Corrección

Este post es continuación de:
Día 232 - El noviazgo perfecto: perdón a uno mismo

Continuaré con establecer realizaciones y compromisos correctivos en relación a haberme cegado con el diseño y programa de la relación de noviazgo perfecto.

En el momento y cuando me vea queriendo controlar y manipular las decisiones y movimientos de mi novia para dirigirlos a ciertos resultados, dentro del punto de partida del miedo y el deseo – me detengo y respiro. Me doy cuenta que es el mismo punto de partida el problema, ya que el punto de partida es una reacción mental, en lugar de una respuesta considerativa y preventiva que dé lugar a la realización y comprensión de uno mismo, por ende, totalmente inaceptable – momento de establecer respuestas en sentido común/considerativas y preventivas.

Me comprometo a mí mismo a transformar mi punto de partida de miedo y deseo a un punto de partida de unicidad e igualdad, es decir, realmente considerar mi cuerpo físico humano y el cuerpo físico de mi novia, como también nuestras mentes en cómo ésta relación de la mente con lo físico tiene efectos sobre nosotros mismos y el uno al otro, y entonces comenzar a considerar dar respuesta a las decisiones y movimientos de ambos en sentido común/considerativa y preventivamente a manera de comprender nuestra relación de la mente con lo físico, las consecuencias de nuestras decisiones y acciones en esa relación y la relación de noviazgo que llevamos.

Me comprometo a mí mismo a caminar los patrones que emergieron como yo mismo a través de activar el programa del diseño de la ‘relación de noviazgo perfecto’ en la escritura para ir delimitando esos patrones y el perdón a uno mismo para liberar las energías asociadas y los patrones en sí mismos que no apoyan a la relación en sí que estoy caminando con mi novia, y así comenzar a crear nuevos patrones que realmente apoyen y asistan a la relación que estamos caminando para desarrollar nuestros potenciales y así realmente crear una relación nosotros mismos de acuerdo a conocernos a nosotros mismos, por ende – me comprometo a mí mismo a realmente tomar en consideración quién, cómo, qué, cuándo, dónde y por qué es mi novia a manera de conocerla y tomar consciencia de uno mismo de mi novia y yo, y así de la relación para de hecho estar consciente de la verdadera relación física que estamos viviendo.

Me comprometo a mí mismo a dejar ir el temor a que mi novia tome decisiones que vayan en contra de las ideas y creencias de lo que sería una relación de pareja perfecta, como también las ideas y creencias de lo que sería una relación de noviazgo perfecto ya que es a través de éste que el miedo emerge, y por lo tanto me comprometo a mí mismo a disipar la energía del miedo a través del respiro – en consideración de esto: me comprometo a mí mismo a mostrar a mi novia las salidas de consecuencias y efecto dominó de las decisiones que tomamos para comprender a dónde nos estamos dirigiendo con nuestras aceptaciones y permisos, y decisiones, a manera de tomar consciencia de uno mismo y aprender.

Me comprometo a mí mismo a trascender la polaridad del miedo y el deseo a través del apoyo a mí mismo en la escritura, perdón a uno mismo, realización de uno mismo, compromisos a mí mismo y aplicación práctica correctiva, para así comenzar a tomar decisiones fuera de la polaridad del miedo y el deseo, y en su lugar hacerlo en consideración, respeto, honor e integridad – recordándome a mí mismo que es un proceso.

Me comprometo a mí mismo a desconectar mi relación de noviazgo actual a las ideas y creencias de una ‘relación de noviazgo perfecto’ en mi mente.

Me comprometo a mí mismo a trascender la polaridad de ganar-perder que se vuelve en deseo-miedo en mi relación de noviazgo y las decisiones de mi novia en relación a la ‘definición de mí mismo’ dentro del diseño de una ‘relación de noviazgo perfecto’.

Me comprometo a mí mismo a trascender la limitación que he creado dentro de mí mismo y mi relación de noviazgo al trascender las ideas y creencias de ‘una relación de noviazgo perfecto’ que he puesto entre medio de mi novia y yo en nuestra relación y así entonces, comenzar a tomar consciencia de uno mismo de mi relación de noviazgo – en consideración de esto: me comprometo a mí mismo a volverme consciente de nuestro potencial para crecer, expandir y desarrollar nuestra relación de noviazgo a manera de mejorar nuestras vidas para vivir de la mejor manera posible en consideración de lo que será mejor para ambos dentro del respeto, consideración, honor e integridad.

Me comprometo a mí mismo a dejar ir el temor a que mi novia cometa errores en la relación donde podría fallar en sus decisiones y compromisos, y así también disipar la energía del miedo enlazada a tal temor – en consideración de esto: me comprometo a mí mismo a mostrar las salidas de consecuencias y efecto dominó de fallar y cometer errores a manera de advertir y dar lugar a la prevención - y si la prevención no es considerada, entonces las consecuencias será la manera de aprender y así, de las dos maneras se da lugar a la realización de uno mismo.

Me comprometo a mí mismo a dejar ir el querer controlar mi relación de noviazgo dentro de un diseño que he creado en mi mente en polaridades que me llevaron a la limitación dentro de la relación – en consideración de esto: me comprometo a mí mismo a realmente estar en control de mí mismo al levantarme en unicidad e igualdad con la existencia física, uno e igual a lo que está aquí para de esa manera no estar queriendo controlar la existencia en separación de la misma, que es lo que me lleva a la limitación y reacción.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 234 - Vendiendo mi cuerpo por una relación a mi mente

Mensajepor MatiG » Dom Ene 19, 2014 5:38 am

Hace unas horas atrás estaba hablando con mi novia, y he notado éste punto (que de hecho lo he notado tantas veces que ya perdí la cuenta, lol) de reaccionar con miedo, petrificación, se me acelera el corazón y, eventualmente: adrenalina. Es interesante que a pesar de notarlo muchas veces, no he querido ‘tomar el punto’ y diseccionarlo para averiguar qué carajos está pasando, pero para ser franco: sí sabía lo que estaba pasando, sólo que inconscientemente lo estaba ignorando, siendo consciente de las consecuencias de ignorarlo.

Así que, en éste post quiero corregir ese punto para empezar – el por qué es que yo, a pesar de ser consciente de las experiencias que estaba teniendo de miedo, petrificación y así de la acumulación de la petrificación y miedo: adrenalina, que la adrenalina es la principal productora de estrés y así estando en un estado de estrés constante, yo no consideré investigarlo y ver qué estaba realmente pasando dentro de mí, por qué es que éstas reacciones estaban emergiendo dentro de mí, cómo es que llegué a éste punto.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo ignorar investigar qué es lo que gatilla las reacciones emocionales que había generado, por qué es que éstas reacciones estaban emergiendo, cómo éstas reacciones energéticas llegaron a generarse dentro de mí, qué es lo que estoy aceptando y permitiendo dentro de mí mismo y fuera de mí mismo que producen este conflicto y fricción dentro de mí a tal grado que genero adrenalina y estrés en mi propio cuerpo físico innecesariamente, sin darme cuenta las consecuencias de éstas experiencias mentales tomando mi cuerpo físico, las hormonas de mi cuerpo para generar adrenalina y estrés innecesario que llevan al cuerpo a un estado de cansancio y agotamiento.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo ni siquiera considerar hacer algo como investigar lo que estaba ocurriendo dentro de mí, debido a que yo estaba considerando mi interés personal en ese momento, aquello por lo cual yo estaba generando el miedo, petrificación y adrenalina, sin siquiera preguntarme a mí mismo si es realmente necesario generar todas estas experiencias por el mismo contexto e interés que tengo en ese momento, ya que no me di cuenta que cuando se trata de relaciones, como el fin de una relación, el conflicto de una relación, es decir, miedo, petrificación y adrenalina no son requeridos en lo absoluto.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo ignorar mi cuerpo físico, las experiencias internas que estaba generando en mi propio cuerpo físico en ese momento como miedo, petrificación y adrenalina, y en lugar de realmente considerar y reconocer qué estaba pasando dentro de mi cuerpo físico para tomar responsabilidad y estabilizarme, investigar e identificar los puntos de fricción y conflicto que generan estas experiencias, yo me mantuve ‘peleando’, en ‘fricción y conflicto’ por mis intereses, es decir, pensando cómo hacer para no perder la definición de mí mismo, el no perder algo que ni siquiera depende de mí en realidad, sino que yo mismo he querido tener control en ese momento de lo que yo quería de mi novia y así es como de hecho yo me estaba definiendo como ‘uno e igual al conflicto, a la fricción del momento’, es decir a ‘los pensamientos que estaba usando en ese momento para poder mantener mi interés personal en pie’, ya que no quería dejar ir el punto que ‘estaba manteniendo en mi mente’ y ‘quería seguir manteniendo como definición de mí mismo que al estar con mi novia tenía’, por ende, es así como no consideraba mi cuerpo físico en lo absoluto, y sólo estaba en mi mente pensando y actuando en base a ellos, a las experiencias que tenía para sostener lo que quería, mi interés, y ahora me doy cuenta al grado al cual a mí me interesa las construcciones mentales que construí dentro de mí mismo, en lugar de mi cuerpo físico humano, mí estabilidad y equilibrio.

Hace un momento emergió éste pensamiento de “y si está conectada mi novia?” y quise entrar al Facebook, en ese mismo momento surgió otro pensamiento “pero si hago eso, entonces estoy actuando en base a un pensamiento con una carga energética específica”, que por ser un pensamiento con ‘poca carga’ no puedo sentirla, sin embargo si la investigo puedo saber qué experiencia energética/personalidad es y así darme cuenta qué experiencia estoy ‘sosteniendo’ dentro de mí mismo, que si sigo en ella la ‘acumularía’ y me llevaría a mí mismo a esa experiencia pero mucho más ‘intensificada’. Ahora me pregunté qué carga tiene, y surgió una razón, un por qué revisar el Facebook y sentí esta experiencia de miedo a que se enoje conmigo y me imaginé que ella me mandaba un mensaje enojada porque no estuve conectado y lo que en realidad temo en ello es que termine conmigo – realmente es una paranoia, lol.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo seguir el chat mental “y si está conectada mi novia?” como una implicatura de que revise mi Facebook para ver si está conectada y así estar ‘a su servicio’ como siendo este ‘buen novio’ que está para ‘su novia’, sin darme cuenta lo que creé como relación de noviazgo, donde en lugar de considerarme a mí mismo y a mi pareja en igualdad, me consideré menos importante, consideré quién soy yo y qué hago como menos, y a mi novia como más, estar a su servicio como más importante.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo seguir mis conversaciones internas sin ver en realidad qué es lo que estoy considerando en ello, y qué es realmente lo que no estoy considerando en ello, para así comenzar a ver no sólo la punta del iceberg, sino todo, la energía/personalidad, implicaciones, relaciones, aceptaciones y permisos y así llegar a ver en consciencia de mí mismo si está realmente en alineación con el principio de unicidad e igualdad mi punto de partida al ir tras mis pensamientos, ya que de hecho al no vivir como tales principios, lo que doy lugar es a la desigualdad y así en realidad no estoy viviendo algo que sea realmente mejor para todos.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo la desigualdad en mi relación de noviazgo al ponerme en la posición de servidor para mi novia, sin darme cuenta que de esa manera es como estoy diciendo ‘no soy importante, quién soy y lo que hago no son importantes, lo que es importante es tú, mi novia’.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo ponerme al servicio de mi novia por miedo a que termine conmigo, sin haberme dado cuenta que lo que implica eso es que para que la relación esté ‘funcionando’, desigualdad entre nosotros ‘debe existir’, lo cual en realidad no es cierto y es más bien mi interés personal lo que crea la desigualdad, ya que de hecho es por miedo que estoy en una posición de inferioridad frente a mi novia.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo darme por vencido de manifestar y vivir una verdadera igualdad con mi novia al ponerme en la posición de servidor, y me di por vencido debido al miedo a perderla, perder ésta definición de mí mismo que tengo al estar con ella en una relación de noviazgo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no darme cuenta que mis comportamientos como mis acciones y conversaciones con ella estaban siendo motivadas por el miedo a la pérdida y miedo a que termine conmigo, ya que de esa manera yo me sentía que estaba teniendo control de ese punto, a través de manifestar servidumbre hacia ella.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo crear toda una construcción mental con múltiples personalidades dentro de mi relación para tener control y así no tener que enfrentar mi miedo a la pérdida en la relación, sin darme cuenta que a través de tales construcciones que de hecho son construcciones de desigualdad y abuso, porque no hay real consideración por ambos igualmente y la vida de cada uno, y así, dentro de éstas personalidades sólo seguí entrando en experiencias energéticas/sentimientos y emociones que me permitirían ser los detonantes para avisarme que tengo que hacer algo al respecto, de lo contrario tendré que enfrentar la raíz, el origen de todo: yo mismo.

Ok, en el próximo post continuaré con las realizaciones y compromisos de éste mismo post y luego expondré mi paranoia de los celos y de la pérdida.

Muchas Gracias.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 235 - Uno e Igual a mi Creador: Mi Cuerpo Físico

Mensajepor MatiG » Lun Ene 20, 2014 3:06 am

Día 235 - Uno e Igual a mi Creador: Mi Cuerpo Físico

Éste post es continuación de:
Día 234 - Vendiendo mi cuerpo por una relación a mi mente

Me comprometo a mí mismo a restablecer mi relación de fundación con mi propio cuerpo físico humano de la siguiente manera: priorizar el investigar y estabilizar mi propio cuerpo físico al estar generando y experimentando reacciones energéticas intensas, como por ejemplo, petrificación y adrenalina, ya que veo, entiendo y me doy cuenta que si estoy experimentando estas reacciones, significa que he ido demasiado lejos en mi mente en sostener y mantener un punto de interés propio, sacrificando mi propio cuerpo físico para ello, en lugar de darme cuenta que estoy menospreciando mi propio cuerpo a costas de un interés mental, cuando de hecho tales intereses mentales son construidos en la carne misma de mi cuerpo físico, por ende, realmente debería priorizar en ese momento de estar reaccionando emocionalmente el apoyar y asistir a mi cuerpo físico a deconstruir y liberar los patrones, construcciones mentales, diseños y programas de la carne física a través de la investigación/escritura, perdón a uno mismo, realización de uno mismo y aplicación práctica correctiva.

Me comprometo a mí mismo a construir en mi propia carne consciencia de mí mismo y así verdadera y real consideración por la vida en igualdad.

Me comprometo a mí mismo a realmente apreciar y valorar que tengo un cuerpo físico humano, es decir, que tengo una carne que puedo yo mismo a través de ella crear una vida, y ese regalo que tengo, la carne que tengo para crearme a mí mismo, yo me comprometo a priorizar al creador, al volver a ver la creación, que he creado en mi propia carne como los hilos que tejen las construcciones, diseños y programas mentales que he permitido y aceptado, para desde allí comenzar a deconstruir y reconstruirme a mí mismo como un proceso de recreación de mí mismo, ya que entiendo, veo y me doy cuenta que lo que había creado ha generado fricción y conflicto dentro de mí mismo al haber construido más a mí mente como abuso, desconsideración, desigualdad y aniquilación que a la consciencia de mí mismo y una vida de consideración, honor, respeto e igualdad.

Me comprometo a mí mismo a levantarme como la imagen y semejanza de mi creador, mi propio cuerpo físico y realmente parar a través de mí mismo siendo uno e igual a el creador, mis construcciones mentales, pensamientos, energías, memorias y reacciones, ya que si realmente me levanto como el poder que tengo como mi propio cuerpo físico humano, en y como el respiro que da vida y pone en funcionamiento a todo mi organismo, entonces puedo decir que estoy en un proceso de deconstruirme a mí mismo como la mente, para reconstruirme a mí mismo como consciencia de mí mismo y en esa consciencia de mí mismo, la aplicación práctica de vida como la carne viva de considerar y vivir qué es mejor para todos.

Me comprometo a mí mismo a, en el momento en el cual entro en reacciones emocionales intensas, en fricción y conflicto intenso, reconocer que estoy en tales experiencias intensas de energía en ese momento, para detenerme por un momento de querer sostener y mantener mi interés personal, de seguir mis pensamientos, de permanecer reaccionando energéticamente – realmente pararlo y realmente, de hecho considerar mi cuerpo físico humano al, en ese momento, comenzar a ver qué está gatillando tales reacciones, por qué estoy en tales reacciones, qué he construido y tejido dentro de mí mismo como la mente, como relaciones, pensamientos, ideas, memorias que produjeron éste momento dentro y fuera de mí, para comenzar un proceso de reversión y corrección al honrar la decisión de deconstruir de mi carne física los hilos y construcciones de la mente a través de la investigación/escritura/introspección, perdón a uno mismo, realización y aplicación práctica correctiva, para entonces dar lugar a una aplicación práctica basada en el principio de unicidad e igualdad como lo que es mejor para todos como la reconstrucción y reconstitución de mí mismo como cuerpo físico humano.

En el momento y cuando me vea siguiendo el chat mental “y si está conectada mi novia?” como una implicatura de que revise mi Facebook para ver si está conectada y así estar ‘a su servicio’ como siendo este ‘buen novio’ que está para ‘su novia’ – me detengo y respiro. Me doy cuenta que estoy menospreciando lo que estoy haciendo en el momento, la actividad que estoy caminando por mí mismo y para mí mismo y a los que afectan/implican.

Me comprometo a mí mismo a acordar con mi novia la manera de contactarnos cuando requerimos del otro y en qué momentos estamos libres para el uno y el otro.

Me comprometo a mí mismo a volver a enfocarme en mi actividad, y realmente estar aquí en mi actividad, asegurándome que estoy físicamente cómodo para caminarla y hacerlo simplemente, sin distraerme con pensamientos.

Me comprometo a mí mismo a indagar sobre mis conversaciones internas para asegurarme que conozco la resonancia y energía de las mismas, qué busco, razón y propósito de ello y así el punto de partida – y desde allí tomar una decisión con respecto a lo que se evocó en mi mente.

Me comprometo a mí mismo a reconstruir y reconstituir mi relación con mi novia de la desigualdad a la igualdad, y si no es posible tal creación, entonces detenerme, ya que no aceptaré ni permitiré menos que lo que es mejor para todos.

Me comprometo a mí mismo a detener el servilismo hacia mi novia, y mostrar realmente quién soy y qué hago en todas las dimensiones y consideraciones que éstos dos puntos abarca, para de esa manera mostrarme a mí mismo respeto a mí mismo.

Me comprometo a mí mismo a deconstruir los comportamientos y acciones que he vivido como expresión de ‘ponerme al servicio de mi novia’ que han sido motivados por el punto de partida de miedo a que termine conmigo – y en su lugar, crearme y así expresarme a mí mismo en base a los principios de unicidad e igualdad y honestidad como uno mismo como qué es mejor para todos.

Me comprometo a mí mismo a dar prioridad a crear, constituir y vivir una verdadera consideración en igualdad con mi novia, y no permitir ni aceptar menos que lo que es mejor para todos – es decir, una definición de mí mismo que puedo tener con mi novia no va a intervenir ni interferir con éste compromiso ya que me doy cuenta que esa definición de mí mismo es un problema para mí mismo, ya que crea fricción y conflicto dentro de mí y por ende, debe ser detenida y liberada.

Me comprometo a mí mismo a tomar responsabilidad de mi miedo a la pérdida y miedo a que termine conmigo mi novia, y así, dejar ir y liberar los patrones de control y servidumbre hacia ella.

Me comprometo a mí mismo a enfrentarme a mí mismo al tomar los hilos que tejí como mi relación de la mente con lo físico, en mi propia carne, para detenerlos y liberarlos y así levantarme en una real consideración por ambos igualmente y la vida de cada uno.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 236 - La creencia de ser superior a la mente (Parte 1)

Mensajepor MatiG » Jue Mar 06, 2014 5:18 am

Día 236 - La creencia de ser superior a la mente (Parte 1)

Estuve leyendo un hilo en particular del foro antiguo de Desteni que es acerca de preguntas y respuestas. Hay una respuesta que se da acerca del punto de ser vegetariano o vegano por la manifestación de la matanza de animales. La respuesta que se da es algo así (omitiré partes):

“Entiende lo siguiente: Uno es capaz de decir: 'Soy y seré vegetariano / vegano porque no apoyo la masacre de animales en este mundo' - sin embargo, todavía - este es un 'método' para hacer una declaración - aunque todavía - esto, como esta declaración, no hará ninguna diferencia - si tú 'comes carne' o 'no comes carne' - porque dónde está la 'causa' y el 'problema' real de tales manifestaciones en este mundo hacia los animales: La mente de los seres humanos.

Así que – tú ‘haces una declaración’ de no apoyar tales manifestaciones hacia los animales al convertirte en un vegano / vegetariano, pero lo que no es realizado, es que esto es la participación misma de todo y cada ser humano individual en su sistema de conciencia de mente – que están aceptándose y permitiéndose tales seres humanos del sistema de conciencia de la mente existir dentro de este mundo y sus ‘acciones’ hacia los animales

Así que - para en realidad asistir y apoyar a estos animales, como tú - detén tu mente, detén el aceptarte y permitirte a ti mismo participar en la mente – levántate y di: ‘hasta aquí no más’ – ya no acepto / permito la existencia de la mente dentro de mí como yo – me levanto y vivo y aplico en cada momento quién yo soy como uno e igual dentro y como la honestidad como uno mismo.

Las personas ‘piensan’ que están asistiendo y apoyando a los animales al ser / convertirse en un vegano / vegetariano – ‘haciendo una declaración’ dentro de este mundo – cuando la causa y razón real para tales manifestaciones es tu propia mente. Aquí está la llave: Detén tu mente – y esto será un proceso – sí – pero comienza aquí como el respiro, inmediatamente.

Y sí – todo está vivo – incluso las verduras y hortalizas como se cortan y se cocinan están ‘vivas’ y experimentan todo – incluso la carne en sí misma todavía está ‘viva’ como ésta está siendo comida – así que, en lugar de levantarte dentro de la separación con lo que tú comes – en el momento que comes – acepta lo que tú comes en ese momento como tú y come con agradecimiento y disfruta lo que comes – asistiéndote y apoyándote a sostener tu cuerpo físico humano en este mundo por un momento – hasta que este proceso esté hecho.

Así que – si tú eres vegano / vegetariano o no – es acerca de quién tú eres en cada momento – no te aceptes / permitas a ti mismo participar en la mente, de la mente – la mente, el sistema mismo – asistiendo y apoyando tales ‘acciones’ hacia los animales dentro de este mundo como participamos en la mente.

Para parar lo que hemos aceptado y permitido en este mundo: Debemos tomar responsabilidad de uno mismo y parar nuestra propia mente – y así cada uno debe y así cada uno lo hará. Porque cada uno tiene una mente, que consiste de la mente consciente, la mente subconsciente y la mente inconsciente.

[…]

Así que, si estas participando en la mente como pensamientos, sentimientos y emociones ‘pensando que eso eres tú’ – tú ‘alimentas’ y ‘generas’ la existencia de tu mente […]


Así que – al participar en la mente – tú estás permitiendo y aceptando la mente existir dentro y como todos los seres humanos – incluso aquellos quienes masacran animales con tal brutalidad. Así que Ann – está bien si tú haces la declaración en este mundo de no comer carne, pero debes también vivir la declaración dentro de ti, a través de parar la mente, no aceptarte y permitirte a ti mismo ‘ser de la mente’, y es un proceso de parar la mente, así tú permaneces aquí como el respiro, permaneces honesto contigo mismo como tú y aplicas el perdón a uno mismo como tú vives la aplicación correctiva – y así tú tomas responsabilidad de ti mismo y vives la declaración de ti dentro de ti como tú, de no ‘apoyar’ a la mente ya – la mente que todos los seres humanos han llegado a creerse y percibirse ellos mismos ser que ha manifestado la experiencia de toda la humanidad en este mundo – y así cada uno se levantará por todo como uno e igual = para parar la mente.

[…]


Así que – no es juzgar al ser como el ‘asesino’ como ‘malo’ / ‘culpar’ al ‘verte a ti mismo separado del ser’ diciendo es ‘su problema/falla’ – el ser actuando / participando en este mundo de tal manera es de la mente, son la mente como la mente – Y la mente misma de ese ser como lo que ese ser ha aceptado y permitido a sí mismo convertirse, todo y cada ser humano individual está aceptándolo y permitiéndolo, debido a la participación en sus propias mentes – que da continuación a la existencia de su mente inconsciente, y a través de la mente inconsciente – asistiendo y apoyando a todas las otras mentes continuar existiendo – porque ‘alimentamos’ la mente a través de la participación en la mente y por tanto ‘alimentamos’ toda la creación de la mente como el mundo que experimentamos nosotros mismos dentro.

Ann, a medida que vas a través del material – tú verás, entenderás y te darás cuenta ‘cómo la mente trabaja’- y cómo cada ser humano individual, debe tomar responsabilidad por ellos mismos y parar su propia mente – Parar lo que hemos aceptado y permitido dentro de la existencia a través de la participación en la mente como la mente.

Esto no ‘te hace una mala persona’ Ann – tú no eres tu mente, no es quién tú eres – tú como quién tú eres dentro y como la unicidad e igualdad no aceptará / permitirá tales manifestaciones dentro de ti o dentro de la creación como tú – así que, vive la declaración como la expresión de quién tú eres dentro de ti Ann – y detén la mente, ‘descubre’ y vive la expresión de ti dentro y como la unicidad e igualdad como quién tú eres – vive como un ejemplo – así todo lo que puedas ver / realizar debe también tomar responsabilidad de uno mismo y parar la mente.”


A medida que fui leyendo éste artículo, me sentí más fuerte, más poderoso para ‘parar mi mente’ y me motivé a mí mismo a ‘ya no seguir participando en la mente’ porque las palabras que estuve leyendo dentro de éste artículo me hicieron llegar a la comprensión de que ‘ok, tengo que parar la mente y así todos mis problemas/todos los problemas y mis experiencias desaparecerán, y todo en lo que me he definido a mí mismo dentro de este mundo y así ya no seré de la mente, ya no estaré definido por la mente, ya no seguiré mi existencia como la mente – no tendré que tener tales experiencias de tristeza, de dolor, de miedo’. Por un momento me detuve y recordé sobre el punto de ‘sentirse superior a la mente’, y comencé a repasar ésta experiencia dentro de mí mismo y noté que éste punto de ‘sentirme más fuerte y más poderoso’ es con respecto a mi relación con la mente. Entonces yo puedo decir con certeza que ésta experiencia que tuve ha sido impulsada/motivada por el deseo a ya no querer experimentar emociones, ya no querer experimentar miedo, tristeza y dolor por lo que me he aceptado y permitido aferrarme a mí mismo a, por lo que me he aceptado y permitido a mí mismo definirme a mí mismo como – fue como que en un momento yo tuve esta motivación y la aplicación que llevaría a cago sería el ‘detener mi participación en la mente’, que sería el detener cualquier pensamiento, cualquier cosa que emerja en mi mente para ya no experimentar los sentimientos y emociones.

Ahora, mi proceso. A medida que caminé mi proceso, día a día ha sido de descubrir, aprender y entender más de mí mismo como la mente y más de lo que es real como lo físico y lo que no es real como lo que he creado, aceptado y permitido manifestarse y creído ser real.

Me di cuenta que si yo detengo mi mente, paro mis pensamientos, sentimientos y emociones así como así, es decir yo sé cuáles pensamientos me generan reacciones y experiencias específicas, y que si yo los detuviera ya no experimentaría tales experiencias, y cuando yo conocí el material lo que hacía era eso. Yo detenía mis pensamientos, sentimientos y emociones dentro del punto de partida de ‘ya no experimentar más tales reacciones emocionales’ lo cual se había convertido en una motivación el ‘no tener que experimentar emociones/no tener que sentir miedo, dolor y tristeza’. Sin embargo, hay una gran diferencia entre detener la participación así como así, que en sí sería un acto de supresión, de ‘suprimir lo que he aceptado y permitido a mí mismo pensar/sentir, hacer o decir’ si yo no participo en algo ‘sin entendimiento de por qué lo estoy parando’, porque eventualmente si vuelve a emerger y cada vez que éste emerge lo detengo con el punto de partida de ‘yo no soy mi mente’, lo que hago es ‘no reconocer lo que me acepté y permití a mí mismo participar’ y en realidad no hay una realización de uno mismo como vida en ello, porque no hay un entendimiento real de por qué estoy parando esa parte de mí mismo como la mente, no he investigado la existencia de ese punto, por qué existe dentro de mí, por qué lo estoy aceptando y permitiendo, por lo tanto, no es en realidad que uno está parando esa parte de uno mismo al ya no participar en ello, porque para ya no participar en ello utilizamos conversaciones internas como “no debo participar en esto, no soy mi mente, no, no, no!” es decir, esto se vuelve otra personalidad, una capa más que suprime las personalidades/reacciones/experiencias/pensamientos que uno se ha aceptado y permitido a sí mismo participar y existir dentro.

Así que, lo que aprendí al caminar mi proceso es cambiar. Qué es cambiar? Cambiar es re-dirigir un punto hacia una solución/corrección en consciencia de uno mismo, entendiendo la responsabilidad de uno mismo por la manifestación, creación y experiencia de uno mismo dentro y fuera. A través de cambiar, nosotros mismos entendemos cuál es el problema porque tomamos responsabilidad de lo que aceptamos y permitimos dentro y fuera de nosotros mismos al investigar cómo llegamos a crearlo, cómo llegó a manifestarse, cómo contribuimos a ello, cómo participamos para y en ello, y así dentro del entendimiento de cómo esto llegó a existir, manifestarse y crearse, nosotros tomamos nuestro principio directivo y redirigimos el punto hacia una solución / corrección en consciencia de nosotros mismos, es decir, entendiendo cómo lo creamos y así cómo pararlo y por qué pararlo.

En el próximo post caminaré perdón a uno mismo sobre los puntos que aquí compartí acerca de mi experiencia al leer este artículo.

Muchas gracias por leer.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 237 - La creencia de ser superior a la mente (Parte 2)

Mensajepor MatiG » Jue Mar 06, 2014 8:09 pm

Día 237 - La creencia de ser superior a la mente (Parte 2)

Este post es continuación del anterior:
Día 236 - La creencia de ser superior a la mente (Parte 1)

En éste post identificaré los componentes de la mente, investigaré cada uno de los puntos y aplicaré perdón a uno mismo respectivamente.

Ok, entonces la comprensión que tuve a través de leer el artículo del post anterior fue que ‘yo no soy mi mente’, y que yo puedo ‘parar mi mente’, lo que significa que yo puedo ‘dejar de pensar, sentir y experimentar sentimientos, emociones y estados mentales’ – esto generó en mí las ideas de que ‘yo controlo a mi mente’, ‘yo tengo poder sobre mi mente’, ‘soy más fuerte que mi mente’, y a través de éstas ideas generé el deseo a ‘dejar de pensar, sentir y experimentar sentimientos, emociones y estados mentales’ que lo había definido en el post anterior como “ok, tengo que parar la mente y así todos mis problemas/todos los problemas y mis experiencias desaparecerán, y todo en lo que me he definido a mí mismo dentro de este mundo y así ya no seré de la mente, ya no estaré definido por la mente, ya no seguiré mi existencia como la mente – no tendré que tener tales experiencias de tristeza, de dolor, de miedo”

‘Yo no soy mi mente’: Antes de comenzar a leer el material de Desteni yo estaba investigando acerca de la ansiedad, qué es la ansiedad y los efectos de la misma. A medida que iba investigando me topé con que la ansiedad podría agravarse hasta un estado de ‘esquizofrenia’ en el cual yo me veía reflejado en varios síntomas, ya que por las noches no podía dormir debido a las voces en mi cabeza y por las tardes estaba como en un estado de alucinación, dormía poco, de hecho dormía en el colegio/lugares donde me podría sentir seguro, de que ‘no moriría’ – mi miedo en ese entonces era ‘dónde estoy cuando duermo?’, ‘qué tal si al dormirme me muero?’ y entonces no quería dormirme por ésta creencia de que ‘moriría’. Después de unos días de investigación llegué a un video del Portal Interdimensional, el video se titula “Date Cuenta que: ¡el MIEDO APESTA!” donde se explicó que no somos la mente, cómo funciona la mente y el entender lo que hacemos al estar dentro del miedo a la muerte. Luego comencé a investigar más sobre los videos del Portal y a medida que iba viéndolos aplicaba el respiro, comencé a detener mis pensamientos, sentimientos y emociones respirando, me enfocaba en el respiro y daba todo mi enfoque al respiro, no queriendo darle nada de atención a mí mente, o veía pensamientos y simplemente los separaba de mí diciéndome que ‘no soy eso’, o viéndolos como ‘algo externo a mí’. Así que, así comencé mi aplicación cuando estudiaba los videos del portal. En ese entonces comencé a separarme más de lo que yo había aceptado y permitido dentro de mí mismo, ‘no queriendo reconocer eso que yo creé, manifesté y experimenté como yo mismo dentro y fuera’, no quise darle más cabida porque esto me ayudó a parar esas voces en mi cabeza, esas experiencias emocionales, pero ahora me doy cuenta de que a pesar de mi aplicación que fue más bien de supresión que de corrección y dirección, tuve cierto entendimiento con respecto a las voces en la cabeza y las experiencias que estaba creando por las noches por miedo a la muerte – sin embargo, no hay justificación para lo que ya me acepté y me permití aplicar y decir y hacer con respecto a mis pensamientos y reacciones emocionales.


Aplicación de Perdón a Uno Mismo

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo separarme a mí mismo de mi propia mente al creer que ‘yo no soy mi propia mente’, debido a las explicaciones y la comprensión que tuve de las entrevistas realizadas a través del portal, en el cual entendí que ‘debería serme ajeno los pensamientos y las reacciones emocionales y de sentimientos’ que experimentaba y era consciente de, sin darme cuenta de que en tal aplicación de ‘separarme de mis pensamientos y reacciones emocionales y de sentimientos’ al ‘no reconocerlos como partes de mí mismo’ no estoy tomando responsabilidad/investigando la razón y causa de la existencia de tales pensamientos y reacciones emocionales y de sentimientos, lo cual entonces no me doy oportunidad de tomar mi principio directivo, tornarme consciente de mí mismo y entenderlo, redirigirlo, corregirlo y detenerlo respectivamente a lo que estoy aceptando y permitiendo dentro y como yo mismo suprimir.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no darme cuenta que mí propia mente está configurada, diseñada y programada de acuerdo a mí mismo, lo que yo me acepto y permito a mí mismo en y como yo mismo pensar y experimentar como sentimientos, emociones y estados mentales – por ende, mi propia mente es en definitiva mi propia responsabilidad y suprimir lo que me he aceptado y permitido es otra manera de no tomar responsabilidad de mí mismo, sino más bien de crear otra personalidad y así sigo creando más consecuencias dentro y fuera de mí mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo darle toda mi atención al respiro, al estar pensando o reaccionando emocionalmente de una manera que yo no quiero reconocer como yo mismo, sino más bien verlo como algo que no soy yo, debido a no querer definirme ni experimentarme como tales pensamientos o reacciones emocionales por la incomodidad, las consecuencias y experiencias mismas, sin darme cuenta que me estoy engañando a mí mismo al no reconocer que esos pensamientos y reacciones emocionales yo mismo los creé y participé dentro de ellos y en su creación, por tanto, no me estoy dando la oportunidad de conocerme a mí mismo con respecto a por qué yo los creé y participé en y como tales pensamientos y reacciones emocionales, para así tomar responsabilidad de ellos, dirigir las consecuencias que ya se manifestaron para estabilizarme a mí mismo y cambiar.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no reconocer lo que yo he creado, manifestado y experimentado dentro y fuera de mí mismo como yo mismo, que en realidad han sido creados, manifestados y experimentados por mí mismo tales cosas, lo cual significa que soy responsable de los mismos.

Me perdono a mí mismo el no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta, ver y entender que no estaba entendiendo los problemas, no estaba dirigiendo y estableciendo soluciones, no estaba deteniendo mis aceptaciones y permisos en cuanto a lo que crean la consecuencia/experiencia de y como yo mismo, y eso era bastante conveniente en ese entonces no tomar responsabilidad de mí mismo en lo que yo mismo he creado y participado, sin darme cuenta dentro de eso que no estaba apoyándome y asistiéndome a mí mismo a cambiar, lo cual entonces yo seguía aceptando y permitiendo esos problemas tanto dentro de mí existir como en los demás, dentro del punto de partida de ‘no verlos’, ‘no reconocer que son un problema’, ‘ignorarlos’, en lugar de establecer y aplicar las soluciones para compartir el apoyo y asistencia a uno mismo con los demás para que así puedan apoyarse y asistirse a cambiar, corregir y solucionar.

En ese entendimiento de que ‘no soy mi mente’ me fue más fácil dejar ir el temor a la muerte por las noches, me fue más fácil suprimir e ignorar mis experiencias y pensamientos, porque yo estaba más como ‘encontrando estabilidad al estar en el respiro’ y ‘vacío’ dentro de mí al estar respirando solamente. Lo cual me gustó ese ‘vacío’, ese estar ‘callando mi mente’, practicando el conteo, en esencia, ignorando mi mente.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo ignorar mi mente en lo que respecta a experiencias emocionales y de sentimientos, pensamientos, chats mentales, comportamientos e imaginaciones en la creencia de que no soy mi mente, por no querer ser un esclavo de ella, de mis experiencias y de mis pensamientos.

Veamos, yo no quería ser esclavo de algo o alguien en sí, y al leer ‘eres esclavo de tu mente’, me sentí como ‘no, no voy a permitir eso’, y así ‘desobedecía’ a mi mente, no haciendo lo que pensaba o sentía en sí. Entonces lo mío fue más una especie de rebeldía al suprimir e ignorar mi mente.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo desobedecer las órdenes, instrucciones y directivas de mis pensamientos y experiencias al escuchar que ‘soy esclavo de mi mente’, dentro de este punto de partida de desobedecer cualquier orden de algo que me esté esclavizando, sin darme cuenta que en realidad yo me esclavicé a mí mismo a través de mis propias aceptaciones y permisos dentro de mi mente, que por tanto, estoy desobedeciéndome a mí mismo, siendo rebelde contra mí mismo, contra lo que yo mismo creé, configuré y programé dentro y como mi mente.

Me doy cuenta que la intensidad de las experiencias y pensamientos es debido a cómo yo mismo me configuré, diseñé, creé, participé y programé a mí mismo y al separarme de ello a través de ignorar, desobedecer, rebelarme, velar y ocultar esas partes de mí mismo, en realidad no estoy entendiendo por qué yo me acepté y permití tales cosas existir dentro y como mi mente, por tanto, puedo cambiar eso al punto de detener mis aceptaciones y permisos con entendimiento y realización, puedo redirigir las consecuencias, los puntos y establecer soluciones que estén en real consideración de lo que es mejor para la vida como uno mismo.

Aplicación Correctiva y Compromisos como Uno Mismo

Me comprometo a mí mismo a la unicidad e igualdad con mi propia mente, para reconocer, identificar, descubrir y llegar a conocer la crudeza, realidad y desnudez, sin disfraces, ni velos, ni supresiones, ni ocultamientos, ni ignorancia de lo que existe y consiste mi mente – por lo tanto, me comprometo a mí mismo a la honestidad como uno mismo conmigo mismo y caminar éste proceso de cambio como uno mismo, corrección de uno mismo, solución, expresión de uno mismo y movimiento como uno mismo, apoyándome y asistiéndome a través de la escritura/investigación e introspección, perdón a uno mismo, aplicación correctiva y compromisos de corrección y cambio.

Me comprometo a mí mismo a tomar absoluta responsabilidad de mí mismo, de lo que configuré, diseñé, construí, programé dentro y como mi mente como yo mismo – y entonces cambiarme a mí mismo con responsabilidad, entendimiento, realización de mí mismo y consciencia de mí mismo a través de la escritura/investigación e introspección, perdón a uno mismo, aplicación correctiva y compromisos de cambio y corrección.

Me comprometo a mí mismo a reconocer que cuando permanezco existiendo y experimentando pensamientos y reacciones emocionales y de sentimientos, éstos existen y los experimento debido a mí mismo, mi propia aceptación y permiso de ellos, por tanto – me comprometo a mí mismo a vivir la palabra cambio como el escribir/investigar y hacer introspección sobre los puntos, perdonarme a mí mismo y realizarme de mí mismo como vida, y congruentemente aplicar una solución y corrección práctica conjuntamente a compromisos de cambio y corrección dentro del entendimiento de por qué me detengo, por qué estoy redirigiendo y corrigiendo mi participación interna y externa – dentro de los principios de la consciencia de uno mismo, honestidad como uno mismo e integridad/unicidad e igualdad como lo que es mejor para todos.

Continuaré caminando los siguientes puntos en otro post.

Muchas gracias por leer.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 238 - ¿Por qué miramos el cuerpo de la mujer?

Mensajepor MatiG » Sab Mar 08, 2014 12:34 am

Día 238 - ¿Por qué miramos el cuerpo de la mujer?

Este post es continuación de la serie de blogs que he publicado de Interacción con Mujeres y deseo sexual

Ayer iba yendo para el supermercado y me he cruzado con mujeres en el camino, cuando veía que eran mujeres, desviaba mi mirada hacia sus piernas o sus traseros, o al ver que llevaban ropa ajustada o pegada a la ropa, éste comportamiento se manifestaba, de yo inconscientemente/automáticamente mirarles el trasero o las piernas. Al notar este punto, me di cuenta que ‘no hay una experiencia en sí’ hacia el ver el trasero o las piernas de las mujeres, sino más bien que tengo que instigar la experiencia, que tengo que instigar el pensamiento para generar la experiencia, tengo que instigar la creencia, mis chats mentales, las ideas, la imaginación para generar la experiencia, de lo contrario ‘no encontraría nada’ y simplemente sería este comportamiento automático/hábito de mirarles el trasero o las piernas sin experiencia alguna. La razón por la cual al ver el trasero o las piernas no tengo experiencia y tengo que instigarla a través del pensamiento, es debido a ya haber caminado este proceso por más de un año de detener creencias, ideas, pensamientos, imaginaciones, chats mentales, la pornografía, escenas en mi mente dentro de la consideración de la mujer como ‘un ser humano igual a mí’, ‘un cuerpo físico hecho de carne y hueso igual a mí’, ‘una forma física igual a mí’, ‘es vida, igual que yo’.


Lo que entendí a través de ver éste evento y experiencia es que a través del hábito que generé (que de hecho, no conozco hombre que no lo haga, lol) no es el punto ‘verle el trasero en sí’, como también cuando caminaba los puntos por los cuales tenía una erección, no es las imágenes o imaginaciones, o lo que se ve – es en realidad la energía asociada a lo que veo. Referencié esto con mi compañera y me dijo esto:

“exactamente y esto aplica en general a TODO, por eso podemos hacer de todo una experiencia, y nos podemos hacer adictos a cualquier cosa. Es la EXPERIENCIA!! lo que hay que identificar y parar,
parar el 'se siente bien'”

Y ciertamente es así. Así que, para ti que estás dispuesto a parar de sexualizar a las mujeres, a parar de masturbarte y tener sexo con pornografía, imágenes, fotografías, escenas y fantasías en tu mente, que realmente estás dispuesto a considerar a las mujeres como iguales, como seres humanos, como terrícolas, como parte de la vida en la tierra – entonces tengo un proceso para ti, que puedes caminar: es escribir acerca de todas esas imágenes, fotografías, escenas, imaginaciones, pornografía en tu mente, y qué lo gatilla y luego especificar las experiencias que esto te da, la razón por la cual tú ‘actúas’, en otras palabras: qué experiencias energéticas asociaste a las acciones de ver mujeres, de ver pornografía, de lo que emerge en tu mente como imágenes, fantasías, pornografía, fotografías, escenas – porque, ciertamente, no es lo que ves la razón por la cual ‘haces lo que haces’, es la experiencia que uno asoció a lo que ve y a lo que piensa, son las creencias, ideas y percepciones que uno usa para llegar a una experiencia y que también están asociados a una experiencia, y eso es lo que uno debe parar, parar el mentalizar la realidad, parar el energetizar la realidad, parar el vivir por y para la energía – y más bien vive por y para lo que es mejor para toda la vida, en consideración, respeto e integridad.

Así que, éste proceso de disociar y parar las acciones que uno se ha aceptado y permitido porque ‘hay una experiencia de recompensa’ o ‘hay una experiencia que compensa’ lo que ‘no pudimos conseguir o lograr de otra situación o evento’ – a través del perdón a uno mismo, compromiso de corrección y cambio junto con la aplicación práctica correctiva.

Aplicación de Perdón a uno Mismo

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo crear el hábito de mirar el trasero y/o las piernas a la mujer, al ver a una mujer, por haber creado en primer lugar una experiencia de deseo, excitación y satisfacción al ver traseros de mujeres, y a través de tal acción, me gustó la experiencia que tuve al mirar traseros de mujeres, me gustó clasificarlos, juzgarlos, imaginar mi experiencia con tal mujer, separar mujeres, hacer a las mujeres más de lo que son, sentirme superior al estar con mujeres que he asociado que son más por las asociaciones de belleza o de ‘mejor cuerpo’ que otras, o también que de acuerdo a la ropa que llevan son más lindas o me crean excitación y deseo, todo esto dentro del punto de partida de ‘sentirme bien’ a través de asociar a más y más palabras, imágenes, imaginaciones, ideas, creencias, percepciones estas experiencias de deseo, satisfacción, superioridad, placer y excitación, y esto en realidad ha sido por mí mismo, he sido yo mismo quien ha asociado, construido, creado y generado las experiencias y los pensamientos deliberadamente, sin darme cuenta que ahora que he caminado este proceso de disociar a los pensamientos y palabras de la energía, y de parar mi participación en la energía, todavía existe este comportamiento automatizado/hábito/punto a nivel inconsciente que no se detendrá por sí solo, ya que éste está existiendo a nivel físico, y como tal, está manifestándose por yo mismo no levantarme como el principio directivo y dirigir mi físico, mi atención activamente, sino que he dejado que esto sea dirigido y controlado por mi mente inconsciente para un deliberado sabotaje a mí mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo al mirar un trasero y/o piernas a una mujer, instigar una experiencia de deseo, satisfacción, placer o excitación al seguir asociando los físicos de las mujeres a tales experiencias, porque así puedo al ir mirando a las mujeres tener estas experiencias a través de instigar pensamientos, ideas, percepciones y creencias para generar las experiencias que mencioné, sin darme cuenta que soy yo mismo quien estuvo instigando, generando y creando tales asociaciones de mujeres a tales experiencias y que por tanto, dentro de esto, me doy cuenta de mi deliberada participación en la construcción de mi mente como energía, al seguir actuando en base a una experiencia y al seguir construyéndola y acumulándola dentro de mí mismo.

Me doy cuenta que toda experiencia que uno tenga hacia algo o alguien, es deliberadamente creada, generada, construida, acumulada y asociada, lo cual evidencia que cada uno de nosotros que tenemos una mente somos los que diseñamos nuestra propia mente, somos totalmente responsables de nuestras acciones, palabras, reacciones y pensamientos.

Aplicación Correctiva y Compromisos

En el momento y cuando me vea mirando el trasero y/o piernas a una mujer, o simplemente al mirar a una mujer automáticamente – me detengo y respiro. Me doy cuenta que no estoy participando activamente en la realidad, dirigiendo mi mirada y así también mi cuerpo físico como yo mismo y en su lugar, todavía estoy permitiendo y aceptando la mente dirigirme, por lo tanto para mí, este es un aviso de ‘no estás dirigiendo tu participación activamente aquí en lo físico, todavía estás buscando instigar una experiencia dentro de ti’, por lo tanto:

Me comprometo a mí mismo a dirigir mi participación aquí en lo físico activamente, siendo consciente de a dónde miro y mirándolo dentro del punto de partida de ‘ya no estar mirando por y para instigar una experiencia’ o ‘por automatización de la mente’, sino más bien por ‘yo estar aquí en y como mi cuerpo físico participando activamente sin necesidad de ir tras una experiencia o pensamientos, sólo mirando lo que está aquí mientras camino de manera estable’

En el momento y cuando me vea mirando un trasero y/o piernas a una mujer para instigar una experiencia de deseo, satisfacción, placer o excitación – me detengo y respiro. Me doy cuenta que todavía estoy buscando generar una experiencia dentro de mí, por lo tanto:

Me comprometo a mí mismo a identificar la experiencia y el punto que estoy usando dentro y fuera de mí para ‘instigar la experiencia’ para entonces caminar perdón a uno mismo inmediatamente por la asociación, porque ‘ya no acepto ni permito mantenerme generando experiencias hacia la realidad, porque eso me lleva a no estar aquí con mi cuerpo físico, viviendo respiro a respiro como la vida’, perdiendo integridad y, el respeto y la consideración por otros seres humanos como yo mismo.

Me comprometo a mí mismo a reconocer que yo mismo estoy permitiendo a la mente dirigirme por energía y por ‘no querer tomar responsabilidad de mí mismo’ de participar activamente en lo físico, por lo tanto – me comprometo a mí mismo a reconocer esta abdicación de responsabilidad de mí mismo hacia la mente y entonces levantarme igual y uno a y como mi mente, como absoluto responsable y así dirigirme igual y uno a parar y cambiar a través de los compromisos y aplicación correctiva que establecí.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 239 - Saboteando el cambio: proyección

Mensajepor MatiG » Jue Mar 27, 2014 5:42 am

Día 239 - Saboteando el cambio: proyección

Hoy ha estado rondando en mi mente un punto y es ‘si quieres/estás dispuesto a cambiar, tienes que asegurarte momento a momento que así es, que estés empujando ese cambio, que estés atento en cada respiro haciendo ese cambio real’.

Lo que he usado de apoyo para este punto que surgió hoy fueron algunos recuerdos de entrevistas con Anu, en donde dice “cómo más vas a comprobar que en realidad estás cambiando si no es a través del cambio físico y real que puedas ver por ti mismo, siendo constante y consistente en tu cambio”. Otro punto que recuerdo en entrevistas con Anu es la memoria, la liberación de energía y de la memoria ocurre a través de no seguir dándole energía a la personalidad, al patrón, al pensamiento, etc. es decir que nosotros tenemos este punto energético y permanecerá de esa misma manera hasta que dejemos constante y consistentemente de alimentarla con energía.


En esto emergió en mí este punto de ‘si eres consciente entonces eres responsable’ y en este contexto se puede aplicar de la siguiente manera: yo sé (esto que emergió en mi mente) cómo hacer efectivo mi proceso de cambio y corrección, y ahora se trata de comprobarlo, asegurarme que funciona, que es real.

Respecto a lo que emergió en mi mente y lo que comencé a considerar en mi proceso de cambio y corrección de cómo hacerlo efectivo, tomando ciertas citas como puntos a considerar en mi proceso voy a redefinir algunas palabras y colocarlas en un contexto práctico para asegurarme de entender cómo voy a vivir las palabras que voy a redefinir.

Para este proceso de redefinición de las palabras que voy a vivir, quiero contextualizar y corregir este punto de ‘proyección del cambio’ o ‘proyección de lo que voy a hacer’ que se ha convertido en un punto de sabotaje a mí mismo. Para esto identificaré los patrones que vienen de esta personalidad que formé de ‘proyectar el cambio’ o ‘proyectar lo que voy a hacer, cómo lo haré y cómo será’.

Proyectando el Cambio

Cuando tomé la decisión de ‘dejar de sexualizar a las mujeres’, ‘considerarlas como iguales’, ‘establecer y formar relaciones dentro del principio de igualdad en mi interacción’ lo que hice en primer lugar fue tomar esas ideas y creencias que tenía hasta el momento de las mujeres y por un momento imaginé cómo sería relacionarme con mujeres sin ya tener estas ideas y creencias y reacciones – y pude hacerlo, es decir, imaginé eso de no tener tales reacciones, ideas y creencias donde vi que no tendría interés en las mujeres como antes, sino que las vería a todas como iguales, eso significa que las ayudaría en cuanto a lo que me pidan, las saludaría y me relacionaría sin condiciones, sin ser motivado a buscar besarlas, sus cuerpos, su ropa o sexo. Entonces yo antes de comenzar algún proceso en sí, como en este ejemplo que tomé, primero proyectaría el proceso que caminaría, qué tendría que dejar ir, qué tendría que cambiar, cómo viviría ese ‘dejar ir’ y ese ‘cambio’. En sí no hay problema con usar la imaginación constructivamente para luego realizarlo, como una referencia, sin embargo la manera en cómo utilizaría estas proyecciones sería un ‘saltarme el paso de’ caminar un proceso de dejar ir/perdón a uno mismo y aplicación práctica correctiva y en eso no hay un verdadero y real proceso de cambio, es decir, de entender lo que me he convertido, lo que acepté y permití hasta el momento y entonces ir caminando punto por punto, investigando cada parte de mí mismo y de ahí entonces entenderme a mí mismo, conocerme a mí mismo en esencia, y a partir de ese entender cómo me creé y me programé a mí mismo como la mente, establecer con consciencia de mí mismo la dirección que tomaría con total especificidad – es decir, ese es el proceso que me he salteado en muchas ocasiones por esta costumbre de ‘proyectar el cambio’ y luego ‘creer que cambié’, sin en realidad ver el verdadero problema, y crear y establecer soluciones específicamente.

Aplicación de Perdón a Uno Mismo

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo usar la imaginación para proyectarme a mí mismo acerca de lo que considero hacer, cómo lo haría, cómo sería, qué tendría que enfrentar, qué tendría que dejar ir, qué tendría que cambiar, como el punto de detener el sexualizar mujeres y comenzar a considerarlas en igualdad, al momento de tomar una decisión, usando la proyección como acumulación de información, transformándola en energía/una representación que me muestre funcional y dinámicamente la información que acumulé y que supongo el cómo sería el considerar tomar cierta decisión, para de hecho saltearme todo ese proceso que implica el caminar ‘la decisión tomada’ en tiempo real, paso a paso, como un proceso de creación real de uno mismo, sin darme cuenta que de esa manera crearía creencias, definiciones, juicios e ideas de mí mismo tanto ‘donde me encuentro ahora’ como también el ‘a dónde me encuentro si encarno mi imaginación/proyección del cambio/decisión tomada’, moviéndome igualmente tanto antes como después de la proyección dentro y como mi mente, como información evocada de la conciencia y no información y conocimiento de hecho real, tangible, medible y aplicable, alineada a mi proceso/los principios que sigo – por lo que sí, el imaginarme y proyectarme a mí mismo en relación a lo que tendría que caminar y ya viéndome realizado a mí mismo sin realmente caminarlo y comprobarlo en tiempo real, tomando cada punto que identifico siendo creación mental y separación para entonces caminarla, investigarla en detalle y perdonarla y corregirme a mí mismo alineándome a mí mismo a mis decisiones y principios, es decir, ese proceso mismo que tendría que caminar al momento de ver los puntos, la información, las memorias, mi mente en detalle para ir punto por punto caminándolo, corrigiéndome de manera que ‘no me olvido un punto’ y lo camino ‘en tiempo real y siendo real’ de esa manera, en lugar de seguir en mi mente en proyecciones y creer que cambié y me corregí o ya sé cómo cambiar sin de hecho trazar todo el problema, todo lo que identifico como el problema para investigarlo y caminarlo en detalle y así corregirme específicamente.

Aplicación Práctica Correctiva y Compromisos

Me doy cuenta que las decisiones que tomo tienen que estar basadas en los principios a los cuales yo mismo decidí alinearme, unicidad e igualdad como lo que es mejor para todos, y por tanto mis decisiones deberían estar trazando ese punto de identificar qué no es lo mejor, qué está basado en interés personal, qué crea separación, fricción y conflicto en lugar de sentido común, consciencia de uno mismo y expansión de uno mismo.

En el momento y cuando me vea usando la imaginación para proyectarme a mí mismo acerca de lo que considero hacer, cómo lo haría, cómo sería, qué tendría que enfrentar, qué tendría que dejar ir, qué tendría que cambiar, como el punto de detener el sexualizar mujeres y comenzar a considerarlas en igualdad, al momento de tomar una decisión – me detengo y respiro. Me doy cuenta que si identifico, por ejemplo, que el sexualizar mujeres está basado en energía, en crear separación, en crear experiencias mentales y así un interés personal en el cual sólo me considero a mí mismo, la búsqueda de una experiencia, entonces eso termina siendo el punto que determina mi decisión, es decir, el detener la separación, el interés personal, el sólo considerarme a mí mismo, el generar fricción y conflicto para energía/alinearme a la unicidad e igualdad – por tanto, en lugar de seguir participando en imaginaciones de proyectar el cambio, cómo lo viviría, cómo sería, qué detendría y qué cambiaría, cómo me experimentaría, me aterrizo a mí mismo a lo físico a través del respiro y establezco el punto de partida práctico de alinearme a mí mismo a los principios de vida de la consciencia de uno mismo, sentido común y practicalidad - caminándolo en tiempo real, prácticamente como un proceso de creación de mí mismo físico. Por tanto:

Me comprometo a mí mismo a dejar de usar la imaginación como proyección para sabotearme a mí mismo en mi proceso de creación de mí mismo en tiempo real y físicamente.

Me comprometo a mí mismo a dejar de usar información y conocimiento de mi mente como creencias, ideas, juicios y definiciones de mí mismo que he usado para permanecer en los patrones que constituyen mi vida como lo que me acepté y permití como la mente – y en su lugar, me aterrizo a lo físico en términos de comenzar a dirigirme a mí mismo e identificar aquello que no está alineado a lo que es mejor para todos, al sentido común en el momento, aquí, caminando en tiempo real, respiro a respiro, momento a momento el proceso que yo mismo decido caminar y vivir por mí mismo al tomar la decisión.

Continuaré en otro post.

Muchas gracias por leer.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 240 - Mientras permitimos la energía definirnos - ésta c

Mensajepor MatiG » Vie Mar 28, 2014 5:15 pm

Día 240 - Mientras permitimos la energía definirnos - ésta continuará existiendo

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo interpretar la energía como sentimientos y emociones en separación de mí mismo, creando una ‘mente adicional’ como ‘relación’ hacia la energía, en lugar de entender que la energía es una parte de mí, por lo tanto, no se trata de preguntar “quién soy yo en relación a esta energía?” sino más bien “cómo es esta energía como una parte de mí y quién/cómo yo seré si me levanto igual y uno con ello?”, para que, en lugar de crear una relación a la energía donde este ‘quién yo soy’ en relación a la energía, sería como por ejemplo “me gusta esta energía”, “no me gusta esta energía”, “esta energía me hace sentir bien” donde al definir una relación con la energía, estoy permitiendo que la energía como ésta existe me defina, sin darme cuenta que la energía es una parte de mí, es una expresión de mi ser mismo emergiendo en separación de mí mismo dentro de una forma de energía.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo aferrarme a la energía, creando una relación a la energía como “hey, qué eres tú y cuál es tu relación conmigo?” donde miré a la energía de las palabras y cómo éstas me hacen experimentar al vivirlas, al ver las palabras como pensamientos, al experimentar la energía de los pensamientos y creando una relación hacia esa energía evocada de mi mente y de mis pensamientos, sin darme cuenta que esa energía que está viniendo desde dentro de mí, es una parte de mí, por lo tanto la energía es una expresión de mi ser mismo en separación de mí mismo que estoy ‘creando una relación’ con una parte de mí, por lo tanto al moverme como ‘esa parte de mí’, no considero la totalidad de mí mismo como mi cuerpo físico humano, sino sólo la energía como ésta parte que proviene de mi mente.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo crear relaciones con energía, para luego evolucionar la energía misma en separación de mí mismo, donde tomé las energías y cómo éstas se encarna en pensamientos, imaginaciones, conversaciones internas, creencias, ideas, comportamientos, percepciones, etc. para evolucionar la energía, creciendo y expandiendo de esa manera la separación de mí mismo, sin darme cuenta de que yo puedo realmente cambiar/transformar las energías y cómo las encarno, en expresión de mí mismo, poniendo en la tierra a las energías de los cielos que hemos creado en la mente.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no ver, darme cuenta y entender que si una energía me hace sentir bien y me gusta, ésta me cambia, de manera que respondo en pensamiento/comportamiento, y entonces, la energía no puede cambiar y por ende, no cambiaré, ya que estaría aferrándome a la energía, y que al aferrarme a la energía, también lo estoy haciendo con su polaridad, ya que de esa manera puedo mantener la definición de mí mismo de cómo la energía me hace pensar/comportarme.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo hacer para mí difícil caminar a través de la energía positiva, por crear una relación de ‘me gusta la definición de mí mismo a ello’ más, definiendo quiénes somos en relación a que respondemos de la mejor manera en pensamiento/comportamiento/sensaciones físicas, así que, me doy cuenta que tengo que realmente observar este punto, en términos de la energía positiva definiendo a uno mismo en alguna manera, porque como esto va en polaridad, si me permito lo positivo, inadvertidamente acepto lo negativo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo, al momento de estar estimulado cuando veo a alguien o hago algo, la energía que emerge luego me hace sentir algo, y pienso que soy yo el que está sintiéndolo, sin darme cuenta que estoy experimentando una energía, y entonces haciendo que la energía defina todo de mí, creyendo que en ese momento ‘todo de mí’ está ‘en ese estado que experimento como energía’, cuando no es así – yo estoy experimentando una parte de mí en separación de mí mismo, no la totalidad de mí como ser humano físico de hecho en una expresión de mí mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo definir palabras como energía en mi mente que luego es estimulada por varias cosas en mi mente/mi mundo, definiéndome la mente en un momento, en lugar de cambiar la energía a expresión de uno mismo, a manera de poner la palabra en la tierra, en lo físico, cómo vivir la palabra para que se convierta en una expresión de uno mismo, donde yo mismo defino lo que la palabra es para mí y cómo la accederé en momentos.


Compromisos: Aterrizar la Energía

Me comprometo a mí mismo a traerme de vuelta a la tierra, a lo físico, a mi cuerpo físico humano al caminar este proceso de, desde la mente hacia lo físico.

Me comprometo a mí mismo a no aferrarme más a las energías y definiciones de mí mismo que conllevan éstas energías a través de caminar un proceso de ir desde la mente hacia la unicidad e igualdad con uno mismo física.

Me comprometo a mí mismo a cambiar y transformar la energía a expresión de mí mismo en y como lo físico – de traerme de vuelta a lo físico desde la mente/energía.

Me comprometo a mí mismo a investigar cómo la energía me define mientras yo quiera sentir algo de ello a través de la escritura, luego poder trazarla y caminar el proceso de purificar palabras con perdón a uno mismo, compromisos y aplicación práctica correctiva donde, en lugar de que la energía me defina, yo vivo palabras, donde yo me defino a mí mismo y lo vivo.

Me comprometo a mí mismo a cambiar/transformar cada energía, cada palabra a la expresión de mí mismo para que así la expresión de mí mismo venga de una decisión y una acción en lo físico – donde yo me defino a mí mismo y lo vivo.

Me comprometo a mí mismo a, cuando accedo a la energía, cambiarme a mí mismo en el momento, aterrizar la energía y moverme hacia una expresión de mí mismo, donde NO sea la energía, esa parte de mí donde decidí ‘experimentarme y ser energía durante circunstancias/momentos/situaciones’ en las que emerge tal energía definirme en ese momento ya – por lo tanto: me comprometo a mí mismo a investigar lo que estoy aceptando y permitiendo definirme como energía, definirme a mí mismo en la mente basado en la energía, para cambiarme y transformarme a mí mismo, esa parte de mí mismo al caminar un proceso de investigación/introspección, perdón a uno mismo y corrección.

Me comprometo a mí mismo a no limitar mi vida, lo que vivo a sólo definirme en energías, a sólo definirme en las limitaciones que me acepté y permití al aferrarme a la energía, y en su lugar, vivo aquello real y verdaderamente en lo físico, viviendo como yo mismo esas palabras que no me he dado a mí mismo en un contexto físico, como ser humano físico.

Me comprometo a mí mismo a disociar toda relación con la energía que he creado al interpretar y separarme a mí mismo del entendimiento de la existencia de esa parte de mí mismo como energía, para entonces cambiar, transformar y liberar ese punto, y vivir una expresión genuina de mí mismo.

Me comprometo a mí mismo a cambiar el sentir palabras a vivir palabras y por tanto, caminar un proceso de redefinición/purificación de las palabras.

Me comprometo a mí mismo a terminar el ciclo infinito de, dentro de la energía, creer que soy yo en ese momento experimentándome a mí mismo, cuando todo el tiempo es un engaño, asegurando que siempre me experimente a mí mismo en la energía de la mente y nunca viva.

Me comprometo a mí mismo a terminar con el ciclo infinito de siempre experimentar energía – y ahora experimentarme a mí mismo y todo de mí mismo en y como lo físico a través de este proceso de caminar desde la mente/energía hacia lo físico, un aquí, un vivir aquí y para ello tengo que transformar la energía a expresión de vida – dejar de que la mente posea las palabras, y ahora yo teniendo que recuperarlas, definirlas y vivirlas como yo mismo.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 241 - Dependencia

Mensajepor MatiG » Sab Mar 29, 2014 2:41 am

Día 241 - Dependencia

Este post es continuación de:
Día 239 - Saboteando el cambio: proyección
Día 240 - Mientras permitimos la energía definirnos - ésta continuará existiendo

Hoy estuve dándome cuenta cuánto en mi mente he dado por sentado, cuánto en mi mente está ahí definiendo energéticamente una relación con mi mundo externo y hasta la relación conmigo mismo, cuánto en mi mente existe como ‘proyecciones futuras’ de ‘cómo el cambio será’ y por lo tanto, ‘cómo seré’ sin en realidad tomar en consideración lo que está aquí, lo que soy aquí actualmente, lo que acepto y permito como yo actualmente.

Así que, ahora estoy dispuesto a ‘traerme a la tierra’, ‘volver a poner los pies en la tierra’ se podría decir, lol. Para esto, voy a encargarme de ‘dejar ir’, de ‘dejar de tomar en consideración’ las proyecciones futuras como el ‘cómo me experimentaré a mí mismo’, no tanto el ‘cómo lo viviré’ en el contexto físico, sino ‘cómo me experimento en ello’ porque lo que me doy cuenta, el problema es ‘la relación que hice entre mi expresión física y la experiencia interna como energía’, donde he definido mi expresión física, lo que voy a vivir como palabras de acuerdo a lo que siento y así en mi mente formo esta relación de ‘lo que vivo físicamente con la experiencia de mí mismo en ese momento’.

Una proyección futura que hoy tuve, ha sido con respecto a mi relación con mi novia, básicamente lo que imaginé fue que estaría investigando mi relación con mi novia, la palabra que define mi relación con mi novia, cómo ésta la devolvería a mí mismo, es decir, que la viviría como una expresión de mí mismo y de ahí ‘ya no dependería de mi novia para vivir la palabra’, ya no como ‘sentir la palabra’, sino como ‘vivir la palabra como una expresión de mí mismo’ – y cuando hice eso, lo que emergió en mi mente fue ‘ya no te necesitaré para esto’. En este mismo chat mental, el punto de ‘no te necesito’ se vuelve un punto de ‘desconsideración’ hacia la otra persona en cómo yo usaría tales palabras, como ‘ya no tienes más influencia sobre mí, puedo hacer lo que quiera’. Lo cual es interesante porque eso significa que yo he creado una relación de ‘dependencia’ hacia mi novia por esa palabra misma que define nuestra relación y si ya no dependiese de ella sería como ‘a la mierda, no me interesas’.

¿Por qué yo querría caminar este proceso, qué es lo que no me gusta que me motiva a caminar este proceso? Que ya no tenga que experimentar miedo, ansiedad, estrés, inseguridad y preocupación – porque en definitiva, he hecho que mi experiencia dependa de ‘mi relación de noviazgo’, y al querer aferrarme a las ‘definiciones de mí mismo’ que se forman a través de ‘la relación’, he generado todas esas experiencias más los juegos con los personajes de manipulación, culpa, juicios, proyección, etc.


Así que, las dimensiones que voy a caminar son las de ‘motivación’ para el proceso que voy a caminar en relación a mi relación de noviazgo y esa dimensión de ‘qué pasa si ya no dependo de/siento nada por mi novia’, ‘quién y cómo soy yo?’.

Eso será en el próximo post.

Gracias por leer.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 242 - Desde la mente HACIA lo FÍSICO

Mensajepor MatiG » Sab Abr 05, 2014 8:44 pm

Día 242 - Desde la mente HACIA lo FÍSICO

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo buscar razones para levantarme en y como la unicidad e igualdad conmigo mismo, dentro del punto de partida de ‘justificar’ por qué es que yo estoy levantándome dentro de y como estos principios, sin darme cuenta que estas razones que estaba buscando tener para levantarme en y como la unicidad e igualdad se volvió una excusa para NO LEVANTARME en y como los principios de vida, donde yo mismo me programé en mi mente a encontrar estas justificaciones para levantarme, de lo contrario, no me levantaría – y así lo que hice fue crear toda esta consecuencia de ‘si no hay razones para que yo pueda levantarme, entonces no lo hago’.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo limitar la consciencia de mí mismo, de esta unicidad e igualdad física a través de buscar razones para que yo mismo en mi mente encuentre válido dejar ir una energía, un pensamiento, una idea, una creencia, un juicio, una reacción, sin darme cuenta que no es requerido razones para que yo me levante dentro y como la unicidad e igualdad física, más que la decisión misma de ‘¿a qué me voy a alinear?’ A la mente, creando capas de mi existencia, creándome como una sustancia mental consecuencial, a la ilusión, a lo que es creado a través del acto de pensar, de sentirme vivo a través del subproducto de energía o, a la Unicidad e Igualdad, lo real, lo físico, la vida, lo que es ver sin velos, sin ideas, sin creencias, sin juicios, sin interpretaciones, sin pensamientos, sin energías, creándome a mí mismo como una expresión de vida, como la sustancia de vida.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no haberme dado cuenta la influencia que tienen mis propias palabras, mis propias decisiones momentáneas como ‘voy a tratar de justificar el por qué me estoy levantando en unicidad e igualdad’, donde me he permitido caer deliberadamente por no encontrar las razones para levantarme, sin darme cuenta que ‘la razón’ por la cual me levantaré en unicidad e igualdad que estoy tratando de encontrar, está basado en la aceptación en mi mente de esa razón, y por lo tanto, la razón para levantarme variará de acuerdo a mi mente, a lo que yo diga en mi mente ‘es válido’ – en lugar de esta decisión de alinearme a la unicidad e igualdad física en mi proceso.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no haberme dado cuenta cuáles son las consecuencias de levantarme por una ‘justificación’, la cual puedo ver que si yo me levanto por una justificación y ésta luego deja de ser válida, entonces ¿qué pasará? me permitiré caer y volver a alinearme a la mente, a los programas, a las energías, a los sistemas y constructos – por ende, mi levantamiento debe ser absoluto, no desde una justificación, ya que de esa manera me permito acumular/construir consciencia de mí mismo dentro del punto de partida de ‘unicidad e igualdad con uno mismo’, en lugar de ‘la justificación por la cual yo me levanto en unicidad e igualdad’.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo a pesar de ya saber qué es real y qué no lo es, volver a permitir y aceptar las dimensiones y multidimensiones de mi mente seguir existiendo, aferrándome a ello, donde enfrento ese momento de ‘me doy cuenta de que en unicidad e igualdad esto no existe, es una ilusión’ o ‘me doy cuenta que yo decido cómo esto existe o puedo diseñarlo, construirlo y especificarlo por mí mismo’ o ‘me doy cuenta que esto pudo redirigirlo’, sin embargo no uso mi propio poder y potencial creativo/creador para crearme a mí mismo – y en su lugar, me permití seguir en la ilusión de la mente, dentro de la conciencia con cómo ésta la he diseñado, programado, configurado acerca de ‘cómo veo la realidad’ y ‘qué es real’ cuando estos puntos de hecho son programables, configurables, estructurables, en otras palabras, yo decido qué permanece como ‘parte de mí mismo’, como ‘parte de la existencia’, como ‘qué crearé aquí y se mantendrá como yo mismo’ desde el punto de partida de unicidad e igualdad conmigo mismo física.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no darme cuenta, ver y entender que se trata de mí decisión en términos de qué permanece, qué se va – soy yo en mi principio directivo dirigiendo, creando, especificando, definiendo, redefiniendo, estableciendo, diseñando, programando quién soy yo, cómo soy yo, qué vivo, qué veo, qué es real, qué es de valor, es decir, yo puedo realmente colocarme en esa posición de ‘unicidad e igualdad’ donde me levanto ‘uno e igual’ a mi poder creativo, a lo físico, a mi mente donde entonces yo puedo dirigir.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no ver, entender y darme cuenta que mientras me mantenga en la idea, creencia y percepción de superioridad e inferioridad, que hay cosas que valen más, que hay algo más fuerte, más poderoso, que hay algo más débil, que hay víctimas, entre otras personalidades en mi relación conmigo mismo y la existencia como un todo, no seré capaz de levantarme como la sustancia de vida, como mi poder creativo en su máximo potencial, porque todavía estaría creando separación, desigualdad, superioridad e inferioridad conmigo mismo, con mis personalidades ya existentes, al punto que creo es real y toma posesión total y completa la energía, las personalidades, los pensamientos, las ideas, las creencias, como también esto reflejándose en el sistema mundial donde hay superiores e inferiores, y todo como consecuencia de nuestra abdicación, separación y desigualdad con nosotros mismos y esta existencia física como un todo.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo no querer reconocer que yo realmente puedo cambiar, puedo detener mis personalidades, puedo levantarme y hacer aquello que es mejor para todos, sin embargo no lo quise reconocer porque he permitido mis pensamientos y la energía dirigirme a mí mismo deliberadamente con creencias de mí mismo de ser débil, de ser una víctima de mi mente, de culpar a mi mente, de mi realidad, de otras personas, de definirme en mi mente, y como tal, no he querido dar ese esfuerzo por levantarme de todo ello y pararlo, corregirlo y cambiarlo – y ahora me doy cuenta que sí, yo puedo hacerlo en cualquier momento el reconocer la unicidad e igualdad, reconocer en honestidad como mismo qué hice, el parar y alinearme a esa unicidad e igualdad física.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 243 - El Compromiso

Mensajepor MatiG » Mié Abr 23, 2014 8:02 am

Día 243 - El Compromiso

Ayer a la noche cuando estaba bajo posesión de ira y C. me preguntó algo, yo recordé el compromiso de ejemplo que le había dado y a partir de allí me dirigí como el compromiso porque vi que era lo mejor – vi en ese compromiso que eso era yo, mi comprensión, entendimiento y realización. Entonces viví ese compromiso debido a eso.

Es muy interesante que yo tenía claridad en este compromiso, el por qué me comprometí y quién soy yo en el compromiso y lo viví como tal. Hay veces donde yo me comprometo pero todavía hay chat mental, todavía hay reacciones y pensamientos. Entonces desde ahí no me permitiría vivir mi compromiso porque no estaría claro o perdí tal claridad debido a pensamientos y reacciones. Siendo estas reacciones y pensamientos como nubes que nublan mi visión y no me permiten ver claramente el contexto/ la situación y así la dirección que puedo darle.

Entonces, entendí la razón por la cual yo me levanto como los compromisos que yo establecí y es debido a tener claro el ‘por qué lo hago’ y ‘quién soy al hacerlo’: el por qué está más relacionado a la consideración y realización/entendimiento para hacerlo y el quién más referido a mi alineación y punto de partida/decisión.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo comprometerme a determinadas aplicaciones y construcciones sin tener una base sustancial como consideraciones y realizaciones o decisiones que me sirvan como fundamento para construirme y aplicarme a mí mismo, y no las he tenido porque me he basado en mis pensamientos y reacciones que definieron por qué me comprometo y quién soy yo al comprometerme, debido a mis alineaciones con las pre-programaciones de nacimiento de mi cuerpo físico y la mente, en lugar de alinearme a la vida/lo físico a través de la honestidad como uno mismo y expandir la consciencia de mí mismo, que esta consciencia de mí mismo que tenía era la semilla de vida que he llegado a darme cuenta que tengo en mí al reconocer a mi prójimo en igualdad y la existencia de la vida en y como lo físico – por tanto, a través de las consideraciones y realizaciones que voy llegando debido a mi alineamiento con la vida/lo físico a través de la honestidad como uno mismo llego a darme cuenta de mi potencial al expandir la consciencia de mí mismo y allí al establecer compromisos que voy a vivir, me construyo y me aplico a mí mismo en alineación a lo que me he vuelto consciente de mí mismo respecto de lo físico/la vida.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo al perder la claridad por la cual seguir levantándome en y como lo que me comprometí, caer en mis compromisos, en lugar de ver por qué perdí claridad, qué pensamientos y reacciones me nublaron para que yo no me levante, y a través de darme de vuelta a mí mismo claridad a través de parar las reacciones y pensamientos, que puedo lograr al alinearme a la vida/lo físico y llegar a realizaciones y consideraciones a través de perdonarme en honestidad como uno mismo los pensamientos y reacciones – realinearme a la decisión inicial y levantarme como voluntad propia y movimiento como yo mismo en esa consciencia de mí mismo que llego a desarrollar para parar las reacciones y pensamientos y honrar mis compromisos.

Ayer leí un blog de Anna Brix donde explica su realización de comprometerse a sí misma absolutamente al tomar decisiones. Ahora, el punto de tomar una decisión, lo que entendí para que una decisión sea sustancial es requerido de alinearse uno mismo a tal decisión a través de compromisos – los compromisos siendo las alineaciones que uno hace respecto a la decisión.

Quiero agregar también una cita de Bernard Poolman:

"Primero tú debes tomar una decisión. Dentro de la Decisión debe residir una DETERMINACIÓN Absoluta para Manifestarla (a la Decisión).
La DECISIÓN es tu Punto de Partida y tu punto de Terminación, por tanto lo necesario para la deTERMINACIÓN Absoluta.
Tu Determinación puede ser vista dentro de tu DEDICACIÓN. Si no hay Dedicación, entonces la Determinación no es real - y tú no llegarás a ninguna parte porque la Decisión no fue verdaderamente hecha.
Desde tu Dedicación tú te manifestarás a ti mismo como DISCIPLINADO.
Desde tu Disciplina tú comenzarás un proceso de ACUMULACIÓN -- y así, paso a paso, respiro a respiro, tú comenzarás a Producir Resultados que estén alineados con tu Decisión inicial."

Encontré dos definiciones que yo veo que podrían definir la determinación en estas palabras de Bernard:
1. Establecimiento claro y exacto de una cosa.
2. Fijación, definición precisa de las características o adecuación de algo en orden a un fin.

Entonces, la palabra determinación podríamos remplazarla por ‘compromiso’, donde el compromiso se convierte en el establecimiento de cómo voy a vivir la decisión prácticamente. La decisión siendo quién soy, los compromisos entonces encuentran su fundamento en la decisión que determina quién soy y por qué soy, tomando en cuenta consideraciones y realizaciones por ejemplo.

Así que: me comprometo a mí mismo a, al tomar una decisión, establecer cómo voy a vivir esa decisión prácticamente a través de comprometerme a mí mismo.

Me comprometo a mí mismo a escribirme para investigar/hacer introspección del por qué he perdido claridad respecto a lo que me comprometí, usar el perdón a uno mismo para darme claridad nuevamente a mí mismo y desde las realizaciones y consideraciones que emerjan, realinearme a mi decisión a través de re-establecer los compromisos.
- See more at: http://cambiaresunadecision.blogspot.co ... RbgDd.dpuf

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 244 - NO te des por vencido!

Mensajepor MatiG » Vie Abr 25, 2014 8:44 am

Día 244 - NO te des por vencido!

Días atrás estuve leyendo las publicaciones que hizo Sunette en su muro y publicó acerca de la experiencia del ‘darse por vencido’:
“Darse por Vencido: He enfrentado el Darse por Vencido más veces de las que puedo contar; donde esta experiencia de ‘Darse por Vencido’ ha sido una de las constantes que me he enfrentado a lo largo de mi vida y también a lo largo de mi proceso. Esto ha sido y es una constante ‘presencia’ dentro de mí misma y realmente sabe elegir los momentos para surgir dentro de mí cuando enfrento desafíos dentro de mí misma y mi vida! A pesar de que alcances un punto en tu proceso de, por dios, ya sabes, que tú nunca te darás por vencido – la maldita cosa todavía existe e intenta ‘meterse’ con pensamientos y emociones de darse por vencido.
Así que, miré a por qué es así – es decir: alcancé un punto en mi proceso donde, cuando enfrento desafíos – ‘darse por vencido antes de que comience’ no era más mi respuesta/reacción inicial, en su lugar era “Sí! Qué voy a aprender acerca de mí misma ahora / cómo voy a mostrarme a mí misma de lo que soy capaz”. Esto encontré, a medida que estaba caminando a través de este patrón de respuesta automática de ‘querer dar por vencido antes de que incluso comience’ – que: es tu momento inicial de respuesta a un desafío / problema que determinará quién tú eres en relación a ello y así por lo tanto el resultado. Así que, lo que hice – cuando el darse por vencido incluso INTENTARÍA surgir dentro de mí con pensamientos y emociones, es respirar, perdonar los pensamientos y emociones e INMEDIATAMENTE cambiarme a mí misma dentro de la pregunta “cómo voy a solucionar este problema” / “qué necesito preparar dentro de mí misma para enfrentar este desafío” / “cómo puedo entender el problema / desafío mejor para verme a mí misma encarándolo”.
Haciendo esto, me cambié y así a mi relación al desafío / problema – en lugar de inmediatamente darme por vencida y entrar en mis pensamientos y reacciones acerca del desafío / problema; porque sabía dónde los pensamientos y emociones me llevarían: esto me llevaría a darme por vencida y alejarme / resistirme y simplemente evadir la responsabilidad que tengo que tomar en el desafío / problema ante mí. Mientras que, cuando comencé cambiando mi relación al darse por vencido – se convirtió en un viaje de descubrimiento propio, porque cuando paré el darse por vencido y comencé a atravesar los desafíos / problemas: hombre! Aprendí un montón de mí misma y desarrollé / expandí mucho dentro de mí misma y mi proceso.
Continuaré expandiendo sobre el Darse por Vencido en la próxima publicación – pero por hoy, mira a cambiar tu respuesta inicial a desafíos / problemas como el punto de partida de quién eres dentro de ti mismo es lo que determinará tu experiencia.”

“Darse por Vencido (continuado): Con mi relación a darse por vencido cambiando, donde esto inicialmente surgió TODO el tiempo cuando enfrentaba desafíos / problemas – donde esto eventualmente ‘se acerca sigilosamente a mí’ en momentos inesperados, cuestioné por qué, todavía, este punto de Darse por Vencido estaba surgiendo cuando menos me lo esperaba. Luego me di cuenta que la relación a darse por vencido cambió donde: al principio – me acepté y permití el darse por vencido definirme, ser yo y es ahora donde realmente soy el principio directivo del darse por vencido, donde lo uso para cruzar referencias acerca de quién / cómo soy cuando enfrento un desafío / problema.
Es decir: inicialmente – cuando el darse por vencido surgiría en pensamientos y emociones, les permitiría sobrecogerme y luego en mis acciones literalmente me daría por vencida. Pero ahora, cuando el darse por vencido surge – me levanto, así que el enfoque está más sobre MÍ que en el darse por vencido y simplemente puedo mover la experiencia de darse por vencido por completo dentro de mí, como un mosquito irritante que acabas de llevar lejos con tu mano y sigues adelante. Así que ahora, uso el darse por vencido como un cruce de referencias para mí misma – para ver cuán fuerte / estable me levanto dentro de mí misma cuando se llega a enfrentar desafíos y problemas. Por tanto, darse por vencido no me define ya – pero es como un ‘chequeo’ que hago conmigo misma, lol, cada tanto – como una parte de mí diciendo “hey, muchacha – chequea para ver cómo estás levantándote en la cara de este problema / desafío!”
Así que, por lo tanto – cuando tú has caminado / estás caminando tu relación a darse por vencido y tú prácticamente te has probado a ti mismo, una y otra vez que tú no te das por vencido / entras en pensamientos y emociones; sino que tú encuentras que aún a veces surgen dentro de ti cuando tú menos lo esperas: no te juzgues a ti mismo / lo tomes personal – date cuenta simplemente que tú puedes usarlo para checar cómo te levantas al no aceptar/permitir pensamientos y emociones de darse por vencido definirte, sino que tú haces una decisión de quién tú eres / cómo eres al enfrentar un problema / desafío. Disfruta.”

Con leer su publicación más todo lo que se ha estado compartiendo acerca de vivir palabras, palabras mentales, hacer preguntas y demás he encontrado varios puntos prácticos a aplicar como también para cruzar referencias. Sin embargo, quiero enfocarme en un punto que me he dado cuenta a través de estas publicaciones de Sunette.



El punto es ‘tomarme personal’ el volver a reaccionar sobre lo que ya había caminado mis escritos, perdonado y aplicado correcciones y compromisos. Tomaré específicamente cuando experimento un deseo por mirar a una mujer después de emerger el juicio de la chica ser ‘linda’.

Cuando emergerían estas experiencias de deseo inesperadamente yo me juzgaría como “no he cambiado”, “todavía sigue emergiendo esto”, “este punto no tiene fin” y me permitiría a mí mismo darme por vencido en el momento, comenzaría a tener una percepción más pesimista acerca de mí mismo, que nunca acabaría con esto, que no me levantaría, que no cambiaría – es decir, tenía este temor al fracaso. Entonces llegaría a ese punto donde diría que ‘fracasé’, que todo lo que había hecho hasta el momento fue inútil y volvería a comenzar, donde entonces dejaría ir todas mis realizaciones, decisiones y compromisos, y me permitiría volver a correr los mismos patrones de respuestas automáticas, ya no dándome dirección a mí mismo, ya no siendo el líder de mí mismo, sino los patrones mentales que yo a través de decisiones a lo largo de mi vida había creado.

Aplicación de Perdón a Uno Mismo

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgarme a mí mismo como ‘no he cambiado’, al reaccionar con deseo de mirar a una mujer luego de juzgarla como linda, por haber confiado en que este patrón luego de investigarlo, aplicar perdón a uno mismo, entender la creación del patrón/reacción y su corrección como también mi compromiso de corrección, y luego vivir ese cambio sería suficiente para asegurarme que este patrón/reacción deje de emerger dentro de mí mismo, sin darme cuenta que en realidad todavía estoy colocando esa confianza fuera de mí mismo al confiar en que ‘esa cantidad de movimientos me asegurará que ya no vuelva a emerger’, en lugar de construir confianza en mí mismo, de, ‘cada vez que este patrón vuelve a emerger, me aseguro de que yo mismo estoy tomando mi principio directivo para dirigir y liderar en el momento, y no mi patrón de respuesta automática’, entonces la confianza está puesta en mí mismo donde no dependo de ciertas acciones para confiar en que el patrón dejará de tomarme, sino que la confianza depende de mí en cómo yo mismo estoy levantándome cada vez que este patrón/reacción emerge.

Me doy cuenta que cambiar no depende de lo que emerja de mi mente, sino de la dirección que estoy dándome a mí mismo en consciencia de mí mismo en el momento, por tanto, cambiar no dependerá de mis pensamientos ni reacciones, sino de mi honestidad como uno mismo en el momento para decidir por mí mismo quién soy, por qué y cómo – en otras palabras, si estoy levantándome como mis compromisos y decisión.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que cambiar o no cambiar depende de si tengo pensamientos y reacciones o no, por haber limitado este punto de darme dirección, liderarme a mí mismo acorde a lo que emerja en mi mente, mi conciencia o no, sin darme cuenta que en realidad no tiene que ver con lo que surge en mi mente o no, sino más bien de la dirección que me doy a mí mismo en consciencia de mí mismo, viviendo mis compromisos y decisiones en el momento, que entonces es requerido esencialmente medirme en honestidad como uno mismo.

Continuaré en el próximo post.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Día 245 - ¿Quién es el líder?

Mensajepor MatiG » Sab Abr 26, 2014 7:41 am

Día 245 - ¿Quién es el líder?

Día 244 - NO te des por vencido!

Aplicación de Perdón a Uno Mismo (continuado):

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo reaccionar con una percepción pesimista acerca de mí mismo al juzgarme a mí mismo como ‘no cambiaré’, ‘no me levantaré’, ‘nunca acabaré con esto’, creando toda esta experiencia negativa sobre mí mismo para darme por vencido a la experiencia de deseo de mirar a una mujer luego de haberla juzgado, sin darme cuenta que estoy limitándome a mí mismo a ‘no cambiar’, ‘no levantarme’, ‘no acabar con esto’ al experimentar en el momento esa experiencia de deseo sobrecogiéndome y los pensamientos, ya que estoy subestimándome a mí mismo de ‘poder detener estos pensamientos y experiencia’, ‘poder tomar dirección en el momento’, ‘dejar de seguir a mi mente y convertirme en mi propio líder’, en lugar de confiar en mí mismo.

En el momento y cuando me vea juzgándome a mí mismo como ‘no cambiaré’, ‘no me levantaré’, ‘nunca acabaré con esto’, creando toda esta experiencia negativa sobre mí mismo para darme por vencido a la experiencia de deseo de mirar a una mujer luego de haberla juzgado – me detengo y respiro. Me doy cuenta que no confío en mí mismo, es decir, no me levanto en cada respiro, respiro a respiro deteniendo los pensamientos y la experiencia, de darme dirección a mí mismo y dejar de seguir a mi mente y en su lugar ser mi propio líder al guiarme a mí mismo en y como mis compromisos alineados a la decisión de considerar a las mujeres como iguales.

Me comprometo a mí mismo a, cuando comience a subestimarme a mí mismo al entrar en una experiencia de sobrecogimiento de deseo de mirar a una mujer, me detengo y me perdono los pensamientos y las reacciones, entonces confío en mí mismo en y como el momento, respiro a respiro comienzo a detener mis pensamientos y reacciones, comienzo a darme dirección a mí mismo y liderarme a mí mismo en y como mis compromisos, alineándome a mi decisión de considerar a las mujeres en igualdad.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que yo no podría cambiar si vuelven a emerger estos pensamientos y reacciones, o si estoy sobrecogido, sin darme cuenta que de hecho estuve viendo a mi mente como ‘más que’, que todo esto emergiendo es ‘más que yo’ y debido a ese condicionamiento de ‘si mi mente viene con todos estos pensamientos y reacciones, y me sobrecoge’, entonces ‘me doy por vencido’; he permitido y aceptado que mi mente en algún punto sea capaz de dirigirme y guiarme/liderar.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que mi mente cuando me sobrecoge con deseo, viene con pensamientos y reacciones, entonces tiene el poder de dirigirme y liderarme, sin darme cuenta que a pesar de que en mi mente emerjan estas experiencias y pensamientos, todavía está aquí la consciencia de mí mismo, este saber que hay una solución, y como tal tengo la capacidad de dirigirme y liderarme, como esta consciencia de mí mismo en el momento de saber cómo cambiar y cómo dirigirme.

En el momento y cuando me vea a mí mismo creyendo que no puedo cambiar porque estoy sobrecogido con deseo, reacciones y pensamientos, porque eso significa que mi mente tiene el poder de dirigirme y liderarme – me detengo y respiro. Me doy cuenta que mientras yo me dé cuenta/soy consciente de mí mismo lo que estoy aceptando y permitiendo con todo esto, tengo la capacidad y habilidad de cambiarme a mí mismo, en consciencia de mí mismo detenerme, darme dirección y liderarme a mí mismo – porque me doy cuenta que mi mente no es más que yo, sino que yo al creer esto me desempodero a mí mismo y no me permito a mí mismo volverme uno e igual a mi mente, y así darme la capacidad y habilidad para dirigirme a mí mismo en el momento en y como la consciencia de mí mismo.

Me comprometo a mí mismo a, cuando crea que mi mente es más que yo porque surgen estos pensamientos y reacciones, este sobrecogimiento de deseo, me detengo y perdono mis pensamientos y reacciones, y reconozco que mi mente no es más que yo, sino una e igual a mí, por tanto en consciencia de mí mismo comienzo a detener los pensamientos y reacciones, y sobrecogimiento, me doy dirección a mí mismo y así me lidero a mí mismo en y como los compromisos y decisiones que establecí como yo mismo vivir.

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgar el proceso que caminé como inútil al no levantarme en y como los compromisos y decisiones con los que había concluido en consciencia de mí mismo como dirección y liderazgo de mí mismo al enfrentar el desear ver mujeres, descartando completamente todo el proceso, como olvidándolo, sin darme cuenta que no es el proceso lo que falló, no es mis correcciones/compromisos y decisiones lo que falló, ya que me he probado a mí mismo que realmente ha funcionado para parar y corregir el patrón, sino que yo me he permitido y aceptado a mí mismo volverlo inútil al juzgarme a mí mismo como inferior a mi mente, que yo me he limitado a ‘no cambiar’, ‘no continuar empujándome a aplicar las correcciones/compromisos en aplicación práctica’.

En el momento y cuando me vea a mí mismo juzgando el proceso que caminé como inútil al no levantarme en y como los compromisos y decisiones con los que había concluido en consciencia de mí mismo como dirección y liderazgo de mí mismo al enfrentar el desear ver mujeres – me detengo y respiro. Me doy cuenta que soy yo quien decide si hacerlo útil a través de darme dirección, seguir a la consciencia de mí mismo de cambio/los compromisos y decisiones que establecí vivir, y por tanto, en realidad todavía sigo permitiendo seguir a la mente, los pensamientos, reacciones y sobrecogimiento porque es ‘más que yo’, ‘tiene más poder’, cuando no es así – soy yo quien estableció tal relación, en lugar de darme cuenta que son partes de mí mismo que yo creé y los he creado como más que yo al establecer una relación con tales partes en forma de superioridad-inferioridad.

Me comprometo a mí mismo a realmente hacer útil el proceso que caminé al detener los pensamientos y reacciones, y sobrecogimiento, darme dirección y liderarme a mí mismo como esta consciencia de mí mismo de los compromisos y decisiones que establecí vivir y aplicar, ya que me doy cuenta que no es que es inútil mi proceso, sino que yo me he aceptado limitarme e inferiorizarme, en lugar de expandirme a mí mismo y ecualizarme a la mente, entonces hago útil el proceso al darle utilidad/aplicar y vivir esta consciencia que tengo de mi proceso, de la corrección / cambio / compromisos y decisión.

Gracias por leer.


Volver a “Escribiéndote para Liberarte”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado