El Viaje Hacia la Vida de un Especialista

Comparte Escritos y el Perdón a Uno Mismo
Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

El Viaje Hacia la Vida de un Especialista

Mensajepor MatiG » Dom Abr 29, 2012 4:18 am

Día 1 - Mi Tiempo Físico

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mi mismo hacer de mi tiempo físico un estado de postergación y pereza al mantenerme dentro de mi mente corriendo como pensamientos, sentimientos y emociones para no tomar acción real de lo que tengo que hacer ‘en este momento’ aquí –dentro de esto- me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mi mismo generar un estado de satisfacción/energético dentro de mi mente para no tomar acción real dentro de y como lo físico para hacer lo que debe ser hecho y volverme/devolverme a la tierra, los pies a la tierra, para vivir cada momento aquí junto con mi cuerpo físico.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mi mismo condenarme a mi mismo a/hacia los juicios como la polaridad de la ‘satisfacción’ que separé de mi mismo del tiempo físico y permanecer dentro del ahora del sistema de conciencia de la mente para no tomar acción real y moverme hacia ‘el otro momento’ porque permanecí participando en mi mente –dentro de esto- me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mi mismo utilizar la mente para condenarme a mi propio sistema de conciencia de la mente en vez de ver/darme cuenta/entender que si sigo participando dentro de mi mente seguiré creando la consecuencia, por lo tanto, utilizo el respiro para traerme de vuelta aquí para vivir cada momento del tiempo físico en la tierra, en mi cuerpo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté regalarme a mi mismo al sistema de conciencia de la mente tomando mi tiempo físico y vida para almacenar experiencias en memorias de las cuales me permití y acepté participar y crear sin realmente hacer algo al respecto como cambiarme a mi mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definirme a mí mismo dentro de y como las experiencias energéticas que me he aceptado y permitido generar para permanecer en mi mente sin ver/entender/darme cuenta de que estoy separándome a mí mismo dentro de y como las experiencias y memorias que almaceno dándole parte de mi vida a algo que no está vivo, sino que existe y persiste por mi propia separación perdiendo mi propia confianza, mi propia voluntad, mi propia dirección por dárselas a esa parte de mí separadas de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo tomar cada parte de mí mismo y perdonarme a mí mismo por haberla separado a través del juicio y a la vez sostenerlo porque me definí dentro de ello.

Me comprometo a cada vez que entre en un estado de pereza y postergación, abrir el punto si es necesario y si conlleva a una memoria/experiencia/sentimiento/emoción.

Me comprometo a utilizar el respiro como el camino para traerme de nuevo aquí, respirando con mi cuerpo físico y vivir cada momento dentro del tiempo físico.

Me comprometo a utilizar mi tiempo físico diario para trabajar en lo que es lo mejor para todos apoyándome a mí mismo como a otros a través de mi propio proceso físico, en esto – me comprometo a distribuir mi tiempo diario de manera eficaz, que sea de apoyo para mis propias responsabilidades y lograr de manera eficiente cada día apoyarme a mí mismo como a otros.

Me comprometo a utilizar la escritura, el perdón a uno mismo y la aplicación de acción correctiva para volver a unir todas las piezas separadas de mi mismo a través de este proceso físico.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

ilusiones, fantasías, sexo, mente secreta

Mensajepor MatiG » Mar May 01, 2012 12:31 am

Día 2 - Boliche, drogas y relaciones


Click aquí para ver el escrito sobre el cuál yo concluí con este perdón a uno mismo y compromiso.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ser influenciado por los demás y sus estrategias para convencerme de ir a un boliche/fiesta de pago donde yo establecería un punto de partida deshonesto conmigo mismo para ir y buscar una relación ya que la primera vez que ingresé a uno di ‘mi primer beso’ – en esto – Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo aprender del error de aquella vez donde comencé una relación que duró 2 semanas lo cual me mostró a mí mismo la deshonestidad conmigo y el propósito de pagar un boliche/fiesta para acercar o juntar personas donde yo comenzaría a establecer mis propios patrones de interés personal a lo largo de mi vida en relación al boliche, las personas y yo que terminan siendo un fracaso en el contexto de lo que es lo mejor para todos demostrado cada vez que iba.

Me perdono a mí mismo querer hablar y declarar que el boliche y el punto de partida siempre es deshonesto ya que tomé mi propia experiencia junto con la de los demás que les pregunté para qué iban mostrándome a mí mismo el reflejo de mí en ellos, no dándome cuenta que me estoy separando de mi propia creación la cual por ignorancia de la expresión de uno mismo creé – en esto – me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo que el querer hablar sobre este punto en el pasado yo reaccioné rechazándolo porque me di cuenta de la deshonestidad y falta de sentido común que tiene en vez de yo mismo re-dirigir la idea de una fiesta en sentido común para yo mismo mostrarle a los demás que en realidad declarar que el boliche no tiene un apoyo para todos por igual como lo que es mejor para todos es porque no se basa en la expresión de uno mismo en todos los sentidos sino en repeticiones de patrones y experiencias mentales.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo establecer mi punto de partida de ir a un boliche/fiesta de pago para alimentar los deseos de tocar los cuerpos desde el punto de partida evidente de mi mente.

Me doy cuenta de que cuando declaro ‘deseo’ se trata de una posesión energética y/o alimentación a mi chat mental donde si yo no podría liberar el deseo a través del sexo terminaría abusando la imagen de los cuerpos y sus maneras de presentarse a través de la masturbación.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo establecer mi punto de partida de ir al boliche para buscar el ‘amor’ basado en sentimientos, emociones, pensamientos, deseos, sexo, fantasías, ilusiones, chat mental, entre otros que son puntos que de hecho son de la naturaleza de una relación.

Me doy cuenta/entiendo/veo por mi propia experiencia de hacer y buscar relaciones siempre está basado en energía y por lo tanto terminaría en la liberación de energía a través de la masturbación donde me muestro a mí mismo perdido y deshonesto en mi propia creación.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar una manera de bailar para definirme a mí mismo como una personalidad sin darme cuenta que estoy limitando mi propia expresión a través de las ideas, percepciones de interés propio donde me separo de mí mismo a través de una definición para alimentar mi Ego y así ser aceptado y reconocido.

Me doy cuenta de que la expresión como uno mismo no está definido dentro de una experiencia energética dentro de mi mente la cual participo para alinear mi físico a la idea en mi mente lo cual está basado en alimentar a mi Ego, por lo tanto me doy cuenta de que sólo estoy generando cargas energéticas dentro mío, los cuales se liberan a través del baile.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definirme a mí mismo dentro de conocimiento e información que no tiene como principio el sentido común y en la aplicación de tal conocimiento e información genero sentimientos, pensamientos y emociones que no me dejan ver en lo que estoy participando ya que me cegué y me adherí a la burbuja del Ego en creencias ideas y percepciones de las cuales me definí a mí mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo ser en este mundo porque me deje ser parte del mundo en el que vivimos.

Me doy cuenta de que este mundo está creado a imagen y semejanza de los humanos llevado a cabo por una programación y pre-programación la cuál limita este mundo y yo al ser parte de este mundo me permito y acepto participar como el mundo lo indica cuando la manera en que me muestra como participar es como un demonio y vampiro en busca de energía para chupar creando y siendo parte del mal hecho por el humano y ningún perdón a uno mismo hecho.

Me doy cuenta de que ‘ser en este mundo’ como el ejemplo vivo como la palabra viva como uno mismo y las herramientas de liberación para honrar la vida en todos los sentidos como lo que es mejor para toda la vida es establecido y ser parte de este mundo será el cielo en la tierra a través de la liberación de cada uno para ser en este mundo la solución.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté ridiculizarme a mí mismo y juzgarme dentro del contexto de crear experiencias energéticas acorde a lo que me permití y acepté a mí mismo ser y hacer porque me definí a mí mismo sobre ello como ridículo en mi mente, sin darme la oportunidad con el perdón a uno mismo de liberarme a mí mismo de mí pasado y comenzar de hecho en cada respiro aquí con los pies en la tierra a explorarme desde el punto de partida de la expresión como uno mismo en mi cuerpo físico.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mi mismo seguir el ejemplo de mi familia, específicamente en mi hermano mayor para yo mismo convertirme en la imagen y semejanza de él – en esto – me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido confiar ciegamente en él por mis sentimientos y emociones y percepciones que tuve hacia él – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ser una oveja que sigue al rebaño definiendo al pastor como el Ego donde me di cuenta que estaba permitiendo y aceptando deshonestidad conmigo mismo, olvidando que uno mismo es el origen en cuanto a lo que soy en este mundo – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que mi hermano es un ejemplo de vida cuando la evidencia del ego e interés propio demuestra que no está alineado a lo que es lo mejor para todos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a través del sistema de conciencia de mente de mis seres queridos ser influenciado ya que establecí una relación de dependencia hacia los pensamientos, sentimientos, creencias, ideas, percepciones, opiniones, etc. De ellos mismos – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté relaciones de dependencia para seguir atrapado y esclavizado por como me he establecido dentro de este mundo en deshonestidad conmigo mismo, abdicando de mí mismo la responsabilidad, mi propia dirección, mi propia confianza, mi propio origen, mi propia vida creando con ello separación de mí mismo enterrando toda capacidad de discernir quien soy yo como el origen de mi propia experiencia.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté depender en una salida al boliche/fiesta de pago de drogas= alcohol y marihuana por la idea y creencia de que esto haría mi experiencia ‘mejor’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo relacionar la fiesta con las drogas y la felicidad de liberarme de toda la acumulación de stress de la semana.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo basar mi felicidad en dependencia de algo separado de mí y que no apoya la expresión de mí mismo aquí sino que apoya y agrava mi sistema de conciencia de mente creando experiencias energéticas en la que me definí a mi mismo por ignorancia de no ver que soy el que las está creando.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté acumular pensamientos, sentimientos y emociones para experimentarme en un estado de stress – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo cargar mi sistema de conciencia de mente sin considerar utilizar el perdón a uno mismo para liberarme de las cargas que me puse encima.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo al estar bajo las drogas permitirme hacer todo tipo de cosas en el nombre de la felicidad.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo relacionarme con el boliche, las personas y la felicidad parar mi interés personal al considerar que todos están para su propio interés personal donde en el nombre del Ego actúo para ‘conseguir lo que quiero’ que se alinearía de algún modo con alguien más para mi propósito egoísta – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo crear patrones y personalidades para agradar a la gente permitiéndome engañarme a mí mismo en el nombre del interés personal=Ego.

Me perdono a mí mismo que m permití y acepté a mí mismo querer establecer una relación para hacer mis deseos y fantasías realidad con el último propósito de tener sexo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté tener un punto de partida claro para este proceso físico de corrección mezclando mi iniciativa de caminar en tiempo físico en cada momento aquí con mis experiencias energéticas=mentales.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté dudar y desconfiar con el propósito de querer saber ya y que pase ya lo que me permití y acepté a mí mismo esperar, generando proyecciones y deseos de que suceda/saberlo ya – en esto – me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo utilizar la esperanza para esperar a que ese momento llegue al cual le di más importancia de lo que tiene y no me di cuenta de que estoy clavándome en la espera de un momento que no se cuando llegará en vez de hacer lo que tengo que hacer utilizando esos momentos de espera en los cuales me permití y acepté la ansiedad utilizarlos para pasar al siguiente momento y así no generar el estado de ansiedad utilizando el respiro como el camino por el cual me traigo de nuevo aquí.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo abusar de mí mismo para lograr un estado de ebriedad.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo percibirme como ‘fuera de la realidad’ por el hecho de no comunicarme para con los demás – en esto – me perdono a mí mismo que me permití participar en pensamientos de los cuales me generan la percepción de estar fuera de lugar porque no me di dirección a mí mismo aquí en cada respiro para permanecer en lo físico en honestidad como uno mismo en presencia de mí mismo.

Me perdono a mí mismo al tocar/masajear un cuerpo permitirme y aceptarme crear y participar dentro de mi mente secreta en ilusiones, fantasías y deseos superponiendo una imagen en la cual todo se ve diferente – en esto – me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo continuar mi participación dentro de tal salto dimensional perdiéndome en la fantasía de lujuria y sexo en vez de traerme aquí con el respiro para no caer en movimientos energéticos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté al entrar en un salto dimensional echar un vistazo a mí alrededor imprimiendo y viendo mi deseo, fantasía e ilusiones sobre las mujeres que se encontraban en el lugar.

Me perdono a mí mismo que m permití y acepté declarar ‘que sea agradable para ella’ y en tal declaración me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido poner a alguien como de mayor interés para satisfacer mi interés personal, desconsiderando el sentido común de actuar en el bien común donde no hay jerarquía de intereses.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo el punto de partida de tocar un cuerpo de una mujer basándome en mis deseos y fantasías – en esto – me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado entrar en polaridad de sentirme bien y mal por las intensiones que tuve y si rechazaba mi actuar yo me lo tomaría personal – en esto – me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido tomármelo personal porque estaba reaccionando ante mis deseos y fantasías.

Me perdono a mí mismo que m permití y acepté a mí mismo actuar en base a mis deseos y fantasías tomándome las situaciones personales y en esto me perdono a mí mismo que me permití y acepté el conflicto interno al tomarme las cosas personales sintiéndome como un fracasado y frustrado porque a mi Ego no le gusta fracasar.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo conectar el contacto físico con una mujer a mi Ego – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté cargar mi sistema de mente con energía al darme cuenta que aparentemente estoy llegando a mis deseos y fantasías permitiéndome participar en mi mente secreta alimentando la idea del éxito a mi Ego.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté juzgarme a mí mismo porque no bailo dentro de los patrones pre-establecidos de los géneros musicales que se escuchaban en el boliche/fiesta de pago.

Me perdono a mí mismo que me permití suprimir mi propia expresión al bailar por miedo a ser juzgado – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté imprimir el miedo a ser juzgado dentro del baile y/o expresión propia.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté explorar mi propia expresión de baile porque suprimí toda expresión como uno mismo en juicios – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo esclavizarme y mantenerme dentro de la prisión auto-creada donde me percibo débil.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté liberarme de mi propia prisión y me esfuerzo para darme la oportunidad de volver a ser libre donde no hay ningún juicio hacia mí mismo y puedo expresarme a mí mismo como la vida incondicionalmente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer decirles la verdad a mis compañeros por miedo a ser des-cubierto.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté estar abierto para cada ser porque me permití y acepté los secretos dentro de mi mente secreta.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté ocultar mis intensiones porque sabía que estoy actuando dentro de mis deseos – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté ocultar mis deseos porque me avergüenzo de ello – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté la vergüenza porque sabía que era deshonesto conmigo mismo y al querer ocultar evadiendo las preguntas me permití y acepté engañarme a mí mismo por medio de engañar a los demás.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que no existe un engaño a los demás porque siempre el engaño está dirigido a uno mismo de hecho.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté crear un velo como una capa falsa de sentimientos, pensamientos y emociones para tapar mi verdadera naturaleza permitida y en tal acto me permití y acepté engañarme a mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté ocultarme de personas específicas por miedo a ser des-cubierto y juzgado.

Me doy cuenta que en tal idea me estoy ocultando de mí mismo por no querer mostrarme a mí mismo incondicionalmente para todos por igual, lo cual indica separación de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté la esperanza para no tomar real acción en dirección como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté dejarme estar por la esperanza de que alguien más actúe por mí.

Me doy cuenta de que la esperanza implica la búsqueda de un ser separado de mí que tome responsabilidad por mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté moverme dentro de las limitaciones de los demás por miedo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté dirigirme a mí mismo dentro del principio de igualdad porque me permití dirigirme a través del miedo, utilizo mi poder, mi voluntad, mi atención para dirigirme a mí mismo dentro de los compromisos a la vida, el principio de igualdad y acciones correctivas sin permitir y aceptar nada menos y más de lo que soy como la Vida.

Me comprometo a explorarme a mí mismo y la expresión de mí mismo en el baile.

Me comprometo a dejar ir mis limitaciones auto-creadas por mi participación en los patrones de miedo y vergüenza llegando a cometer el error de creer que eso es real.

Me comprometo a re-establecer mi punto de partida por la cuál ir a un boliche/fiesta de pago la próxima vez que quiera ir donde no sea para expresarme como mi sistema de mente sino como apoyo a mi proceso físico.

Me comprometo a dejar ir toda dependencia energética basada en los deseos, fantasías e ilusiones auto-creadas que alimentan mi Ego y deshonestidad.

Me comprometo a re-establecerme a mí mismo como la vida viviendo aquí en cada respiro dejando ir toda limitación y definición impuesta por mi mismo y por mi familia.

Me comprometo a caminar mi proceso incondicionalmente y fuera de las limitaciones que mi familia me quiera imponer para que yo no pueda dirigirme a mí mismo como uno mismo y liberarme de la prisión que acepté y permití existir en.

Me comprometo a dejar ir la esperanza de ser salvado, de ser rescatado por alguien más y salvarme a mí mismo de lo que me permití y acepté crear dentro de y como la esperanza.

Me comprometo a re-establecer mi punto de partida al comunicarme con otro ser para no caer en la manipulación y deshonestidad como uno mismo hacia el compromiso de comunicarme en igualdad.

Me comprometo a dejar de ocultarme dentro de mi mente secreta y estar aquí igualmente para todos, estar aquí sin tener nada que ocultar.

Me comprometo a dejar de engañar a los demás porque de hecho me estoy engañando a mí mismo y en tal acto no estoy mostrando quién me he permitido ser para darme cuenta de mis propias limitaciones en la experiencia y liberarme para establecer lo que es lo mejor para todos en todos los sentidos al mostrarme como la verdad de la vida para que todos puedan ver el ejemplo que soy y que puedan confiar en la vida como la vida que ellos son y dejar el engaño de una vez por todas.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

confianza como uno mismo

Mensajepor MatiG » Mié May 02, 2012 1:27 am

Día 3 - Confianza

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo confiar en algo separado de mí a pesar de la evidencia del engaño a uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo no darme cuenta de la naturaleza creada como el humano en este momento y permitir ser controlado y manipulado por alguien más al depositarle mi confianza.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo confiar en alguien más porque no confío en mi mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo engañarme a mí mismo extensamente, que no podría volver a confiar en mí mismo y por lo tanto deposito mi confianza en alguien separado de mí porque ya no puedo en mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo confiar en las memorias separadas de mí mismo porque no me permití y acepté a mí mismo confiarme a mí mismo en cada respiro aquí porque creé una naturaleza engañosa dentro de mí mismo que me alejó de quién soy como la vida y llevándome a confiar en la energía y relaciones.

Me doy cuenta que yo elijo quien soy en cada respiro, y en esa elección decido si ser la vida o no, si confiar en que permaneceré aquí en cada respiro o no, si abusaré a través de mí mente o no.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo creer que tengo libre albedrío -en esto- me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo creer que tengo libre albedrío cuando estoy basándome en memorias del pasado de las cuales me separé a mí mismo de mí mismo aquí desgastando mi vida permaneciendo en el pasado, presente y futuro de un sistema energético.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo tener la elección de confiar en alguien más porque me di la elección en primer lugar de engañarme a mí mismo para no confiar en mí mismo en cada respiro ya que no he tenido antes la oportunidad de verme a mí mismo como el producto de un fluido y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo seguir siendo parte de un fluido de cosas porque no me permití darme dirección a mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo abusar de la palabra confianza separándola de mí mismo y buscándola en otro lado porque confié en mis pensamientos, sentimientos y emociones separando la verdadera confianza como uno mismo hacia la confianza de mi sistema de conciencia de mente en busca de relaciones.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo formar relaciones para confiar en alguien más y confiarle toda la mierda que había creado dentro de mí -en esto- me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo formar relaciones y que los demás lidien con mis problemas porque yo no puedo confiar en que yo los pueda hacer por mí mismo/solo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en mis pensamientos, sentimientos y emociones porque creí que son lo que soy -y en esto- me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en alguien separado de mí porque quería relacionarme como un sistema de conciencia de mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo separar el sistema de conciencia de mente de mí mismo por desconfianza.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en mi chat mental porque aparentemente es quién yo soy cuando es sólo un fluido de algo en el que yo he participado y creído ser.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo desconfiar de mi sistema de conciencia de mente porque no le di dirección a mis pensamientos, porque al darme cuenta de que no es quién yo soy no podría volver a tomar en serio esa parte que está amalgamada como uno conmigo pero que yo mismo le di vida a algo que no lo tenía sólo por ignorancia.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo basar mi confianza en cargas energéticas haciendo de mi confianza una dependencia energética basada en polaridad, creando desconfianza y conflicto dentro de mí reflejándolo afuera.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo ver/darme cuenta que la mayoría de las veces que deposito mi confianza en algo separado de mí, esta persona a la cuál le confío parte de lo que yo me he definido como una memoria termina siendo un engaño de ambas partes ya que le doy importancia a algo que no lo tiene y que realmente no es de apoyo para ninguno si no tiene dirección y comprensión como quién soy y lo que me es posible hacer dentro del sentido común ante tal punto a compartir.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiarle a alguien más mis problemas, mis sentimientos, mis emociones, mis pensamientos, mis creencias, mis ideas, mi chat mental, secretos, todo mi sistema de conciencia de mente porque no sería capaz de estar en paz conmigo y entonces creo la relación para estar más ‘seguro’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en los demás porque me sentiría más seguro de no tener que enfrentar la situación por mí mismo y entonces otro lo tendría que hacer por mí.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo al relacionarme con alguien confiarle toda la mierda mental que tengo para que esa persona pueda seguir alimentando sus sistemas mentales.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en alguien más porque me permití que me dirija las reacciones y las experiencias energéticas -en esto- me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme dirección dentro de mí mismo para no caer en confiarle a alguien más mi construcción mental para que siga alimentando las construcciones dentro de esa misma persona.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en algo separado de mí para engañar y manipular para creer que tenía control sobre mi mundo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que algo más confíe en mí porque quería engañar y manipular la situación para percibir que tenía control sobre mi mundo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que alguien más confíe en mí para poder utilizar a las personas para mi propio interés sin tomar en consideración que esa persona es una e igual a mí y que si yo estoy manipulándolo entonces no es posible confiar en mí porque no estoy viviendo la confianza como uno mismo, estoy viviendo el engaño como la carne viva.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en conocimiento e información que no haya aplicado, vivido, visto, realizado, comprendido, entendido, verificado, aprehendido sólo porque me lo dijo alguien en quien confié.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en personas abusivas/que abusan de la confianza una y otra vez sin darme cuenta de su naturaleza y que si ellos no caminan un proceso de corrección y viven ese cambio no debo de confiar en ellos.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que debo de establecer confianza conmigo mismo y para hacerlo debo estar presente aquí en cada respiro como quién soy porque allí es donde estableceré confianza conmigo mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo separar la confianza de mí mismo hacia afuera de mí mismo no dándome cuenta de que estoy manifestando separación dentro de mí mismo hacia otro lugar fuera de mí.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta de que separar la confianza de mí mismo es una ilusión, no existe tal cosa como la confianza fuera de mí o en el pasado.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo decirle a alguien más ‘yo confío en ti’ sin darme cuenta de que estoy separando la confianza de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que al darle la confianza a alguien más esa confianza se caerá, se romperá porque no es real – en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta que es inútil confiar en alguien más si uno mismo no establece confianza como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en alguien más porque temía tomar responsabilidad por mí mismo y a la vez me estoy declarando como débil al no poder tomar responsabilidad como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo confiar en dios, en que él cuidará, me salvará, se hará cargo de mí mismo porque yo no tendría la confianza en mí mismo de poder hacerlo por mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer enfrentarme a mí mismo y debido a ese miedo cree la confianza fuera de mí mismo y la deposite a algo en el exterior.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer confiar y darme cuenta de la honestidad como uno mismo porque no quería tomar responsabilidad como uno mismo de mi propio mundo, mi propia vida y lo que existe dentro.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de lo que yo experimento, lo experimento yo mismo y nadie más por lo tanto definir mi confianza fuera de mí es de hecho una ilusión.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definir la confianza separada de mí y ‘tirar’ mi confianza a otros seres humanos creando emociones, sentimientos, pensamientos, memorias e imágenes dentro de mí mente –en esto- me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que estoy apoyando y asistiendo en la generación, manifestación del sistema de conciencia de mente dentro de otros ya que crea una relación/conexión entre nuestros sistemas de conciencia de mente que está creando está existencia de separación y demostrando mi deshonestidad.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo depositar mi confianza a los demás así soy capaz de culparlos y no tengo que ser responsable de mí mismo cuando mi punto de partida en un principio fue deshonesto.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta que el punto de partida de colocar mi confianza en otro es deshonesto conmigo mismo.

Hasta aquí y no más separar la confianza y definir la confianza como algo separado de mí mismo.

Hasta aquí y no más temeré y dejaré y culparé a los demás de mi propia responsabilidad.

Soy confianza como uno mismo, tomaré la responsabilidad como uno mismo Aquí como uno mismo.

Me doy cuenta que en la confianza como uno mismo, la responsabilidad como uno mismo es tomada.

Me comprometo a confiarme a mí mismo, a vivir aquí en cada respiro para re-establecer esa confianza como uno mismo que es posible hacerlo escribiendo, aplicando el perdón a uno mismo y acción correctiva.

Me comprometo a parar los ciclos de abuso, de manipulación, de separación basados en la confianza.

Me comprometo a caminar este proceso para recuperar la confianza a mi mismo y ser digno de confianza para los demás para ser el cambio que realmente quiero en este mundo.

Me comprometo a no confiarles a los demás mi sistema de conciencia de mente - a los que son capaces de seguir alimentando su propio sistema de conciencia de mente porque no han entendido quienes son y no dan ningún apoyo sino que viven y alimentan su Ego.

Me comprometo a no seguir dándoles a las personas abusivas confianza porque sé que abusarán.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

propósito y razón pre-programado, miedo, interés propio

Mensajepor MatiG » Mié May 02, 2012 7:12 pm

Día 4 - Propósito y Razón Pre-programado


Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo impulsarme a mí mismo a escribir y sacar lo que hay dentro de mí para así poder ver mis permisiones y aceptaciones, liberarlos y cambiar a través del perdón a uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar al perdón a uno mismo en nombre del interés propio.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo ver al perdón como uno mismo como una ventana de oportunidades para hacer una diferencia.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo empujarme a mí mismo a escribir porque sabía que tenía que enfrentar lo que me he creído ser a través de lo que hice en el pasado y cargarlo como una memoria que me define.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que lo que hago no define quién soy.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que la vida sea servidor de la mente y sólo para la mente -en esto- me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta de que la mente está al servicio de la vida ya que la vida es quién le da a ella su existencia.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que mi propósito de existir esté y sólo lo pueda encontrar en mi mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que los pensamientos dentro de mí mente tenían la razón y el propósito de mi existir, la razón y el propósito de los demás al existir.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo experimentar miedo al darme cuenta que no hay razón y propósito de existir.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta de que estaba basando la vida en ‘mi vida’ –y en esto- me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo separar la vida misma para crear ‘mi vida’ como una definición en mi mente separada de todo el mundo/la vida misma que actualmente se encuentra suprimida por la naturaleza permitida y aceptada de manipulación y control.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo al darme un propósito y razón crear una relación-energética dentro de mí que me dirija.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que este se saliera de control.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo vivir dentro de y como un diseño pre-programado para no considerar que existo dentro de un planeta con una gran cantidad de seres en este mismo lugar/lo físico –en esto- me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo ver/entender/darme cuenta de que estoy siguiendo un diseño pre-programado de interés propio/burbuja mental en la cuál al morir deja de existir tanto físicamente como mentalmente así que todo lo que creí ser basado en mi interés propio dejará de existir finalmente y por lo tanto podría hacer con la vida/la oportunidad de estar aquí una diferencia en donde todos y todo pueda vivir dignamente basándome en el principio de igualdad como lo que es lo mejor para todos aplicando el sentido común sin importar cuanto le duela a mi ego.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo darme un propósito basado en el interés propio en vez de basar mi propósito en la vida misma significando volver a la vida –en esto- me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el propósito de la vida no existe sino que la vida da (vida=ve y da).

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo darle un propósito a ‘mi vida’ donde ‘mi vida’ invierte el concepto de ‘ve y da’ a ‘dame y voy’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo pensar como sería la vida realmente sin el sistema pre-programado y miedo creando una idea y definición de ello.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el principio de igualdad y las herramientas que desteni proporciona me apoyarán para desarrollar el sentido común que es de vital importancia para volver a la nada y nacer la vida desde allí.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo basar ‘mi vida’ en miedos y que el propósito y razón de existir sea el miedo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que si no tengo tal propósito y razón yo no existo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que al creer que debo tener un propósito para sentirme ‘vivo’ estoy declarando que soy limitado a la definición de mí, según ser solamente un propósito.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definir el propósito y la razón cuando la vida misma que es el propósito y la razón -no se define ya que sólo es, va y da-.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el propósito significa nada sino como una Fuerza Vital que puede existir.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo depender de una fuerza vital como un propósito y razón de existir (dentro de mi mente).

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que al definir un propósito en ‘mi vida’ estoy en busca de una fuerza vital para existir, y en esto estoy declarando que necesito una definición dentro de mi mente para existir y por lo tanto seguiría anclado a mi mente.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que no hay razón y propósito de existir en este sistema tal y como existe en este momento desde la perspectiva del sentido común porque el sentido común no existe en aplicación práctica.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que en este sistema la razón y propósito para existir es ‘mi vida’ como supervivencia.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el sistema se convirtió en el propósito y razón del miedo y por lo tanto la integración/amalgamación con los sistemas diseñados manifestados de la mente, buscando y descubriendo por esa experiencia.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo buscar por siempre el propósito y razón de existir basado en el miedo como un esclavo de él que me come por dentro.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de la simplicidad de respirar aquí, estar aquí, ver aquí, entender aquí y en esto me doy cuenta que la definición de propósito y razón no existe aquí y lo que existe es yo mismo como la vida que soy y sólo es aquí en cada momento, en cada respiro.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta del extenso abuso que existe en este mundo y que el propósito que existe dentro de mí es cambiarme a mí mismo para realmente honrar a la vida y traer conjuntamente con la humanidad un sistema que apoye a toda la vida en todas sus formas por igual por medio de este proceso.

Me comprometo a caminar este proceso para terminar con el miedo de una vez por todas.

Me comprometo a mostrar el camino que estoy caminando a los demás para que ellos también puedan darse cuenta de que es necesario cambiar el sistema actual y comprometernos con toda la vida para tomar responsabilidad de nuestra parte como parte del todo.

Me comprometo a mostrar y aplicar lo que es el sentido común.

Me comprometo a apoyar el Sistema Igualitario Monetario como la solución para acabar con el propósito y razón del miedo que es y existe como este sistema capitalista.

Me comprometo a utilizar la escritura, el perdón a uno mismo y aplicación de acción correctiva para desmenuzar todos los miedos de una vez por todas.

Avatar de Usuario
Sofia
Mensajes: 1235
Registrado: Mar Sep 14, 2010 6:52 am

Re: Mati El Viaje a La Vida

Mensajepor Sofia » Mié May 02, 2012 11:37 pm

Gracias Mati Flores ! sofia . gran asistencia aqui.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Re: consecuencias creadas, aprender - estudiar, tiempo menta

Mensajepor MatiG » Vie May 04, 2012 4:10 am

Día 5 - Consecuencia, aprender y tiempo mental

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no tomar absoluta responsabilidad por todos mis compromisos, porque me dejé llevar por mis experiencias energéticas.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo alimentar mi chat mental generando experiencias energéticas.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté ser manipulado por mis propias creaciones mentales.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo dejar que las experiencias energéticas me dirigieran porque me percibí incapaz de tomar responsabilidad y dirección como uno mismo por mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo dejar que las experiencias energéticas me dirigieran porque me percibí incapaz de tomar responsabilidad y dirección como uno mismo por mí mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que he vivido mucho tiempo en mi mente e interés propio cargando mi sistema de conciencia de mente que me permití a mí mismo ser dirigido por mis experiencias internas generadas por mí mismo y mi participación en una base energética – en esto – me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que no conozco que es vivir físicamente sin experiencias energéticas y que por medio de la escritura, perdón a uno mismo y la aplicación de acción correctiva en senito común – lo que es mejor para todos – son el regalo para descubrir quién soy dentro de las experiencias energéticas como el creador de mi propia experiencia.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo culpar a los demás por mi propia experiencia interna.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el conflicto interno es de absoluta responsabilidad mía y que si yo me permito culpar a alguien de ello simplemente estoy siendo deshonesto conmigo mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta que a través de mis permisiones y aceptaciones en la deshonestidad estoy creando la consecuencia de este mundo como uno y parte del todo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté enfrentar la consecuencia por mí mismo de pie uno e igual como quién se levanta en honestidad como uno mismo y responsabilidad como uno mismo para remover la consecuencia que creamos como uno e iguales.

Me doy cuenta que el universo existe en unicidad e igualdad y que esto no es una creación mental en el sentido de crear la unicidad e igualdad sino que existe y la evidencia es la consecuencia de lo que creamos y que al explorar la igualdad me doy cuenta como cada uno (unicidad) es igual (igualdad) de responsable por lo que existe aquí ya que estamos actuando (o no) sobre lo que creamos todos como uno en lo físico, igualmente.

Me doy cuenta que entendiendo la igualdad en la unicidad podemos crear la igualdad de vida donde todos como uno vivamos la vida, cada individuo in-divi-dual-izado como la vida misma como lo que es mejor para todos.

Me comprometo a escribir todos los puntos de reacciones de pensamientos, sentimientos y emociones o simplemente hacer el perdón en ese momento, para remover toda la programación y base energética y así vivir completamente integrado a mí experiencia física con soluciones que son lo mejor para todos a través de la escritura y el perdón a uno mismo ya que me establecerán dentro del sentido común.

Me comprometo a no actuar y ser dirigido por las cargas energéticas, sino tomar las herramientas para tomar una decisión en base al sentido común.

Estudio y Tiempo

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo resistirme a estudiar.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo participar en mi chat mental para no tener que estar aquí estudiando o aprendiendo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté utilizar cualquier tipo de excusa para no tener que estudiar o aprender a través de mi participación en las memorias.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté traer memorias a mi mente/mi consciente para no tener que estudiar/aprender ya que esas memorias no deben porque estar aquí cuando todo lo que necesito es referencias, conocimiento e información respecto a lo que estudio o aprendo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo tomar responsabilidad para expandirme.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté resistirme a expandirme.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté sabotearme a mí mismo por medio de pensamientos, sentimientos y emociones que crean la consecuencia y la excusa de no enfocarme en estudiar o aprender.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté limitarme a creer que puedo recordar o almacenar cierta cantidad de espacio.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo percibir que el tiempo lo podría sentir en mi mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo percibir que el tiempo lo podría sentir en mi mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que el tiempo existía como una percepción mental.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté la ansiedad al percibir el tiempo en mi mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté utilizar la percepción del tiempo para generar experiencias energéticas.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté el conflicto interno por la percepción del tiempo a través de mi mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar el tiempo –la percepción del tiempo para creerme que estoy cansado y que no podría sentarme a escribir o lo que fuera que sea necesario hacer o me comprometí a.

Me comprometo a parar todos los patrones que evitan que yo sea capaz de aprender/estudiar que he creado a través de mi participación mientras quería estudiar antes.

Me comprometo a parar la idea de que el tiempo lo puedo percibir en mi mente ya que esta percepción puede actuar en polaridad y jugar como una carga energética dentro de mí en la acumulación de pensamientos, sentimientos y emociones.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

masturbación, personalidades, fantasías

Mensajepor MatiG » Sab May 05, 2012 4:34 am

Día 6 - El Principio de la Masturbación
Hoy pude entender el principio del porque me masturbaba:

La primera vez que alcancé un orgasmo fue por querer saber cuál era el fin de la misma, porque mis seres cercanos hablaban de sexo y masturbación y en eso el deseo de hacerlo. Bombeaba mi pene sin entender el porqué, cuál era la razón de que este sea un deseo.

Muchas veces lo he hecho sin entender el por qué sólo creía que era por como el pensé se agrandaba hasta que un día me pregunté que pasaría si sigo manteniendo-siguiendo este bombeo, pasará algo?
Así que seguí y seguí bombeando hasta sentir que mi pene por si solo quería expulsar algo por lo que me asusté pensando que era sangre o algo así porque lo único para lo único que utilizaba mi pene es para orinar.

Entonces después sólo quería alcanzar el orgasmo por la experiencia que tenía y a través de ello creé personalidades ‘secretas’ que no todos podrían ver sólo aquellas mujeres con las que me relacionaría.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo desear tener la experiencia del orgasmo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté utilizar la masturbación como un método de liberación de las cargas energéticas acumuladas.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que la masturbación sea hecho basado en energía.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté utilizar imágenes de mujeres para poder alcanzar la experiencia del orgasmo más rápido.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta que estaba abusando de mi cuerpo físico con la energía.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta que no estaba honrando a mi cuerpo físico y la sustancia sino que abusaba de ella al generar energía para alcanzar el orgasmo más rápido.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta que la búsqueda del orgasmo me haría menos eficaz en una experiencia sexual.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté guardar imágenes de otros para que yo las pueda utilizar para liberar energía a través de la masturbación.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ser avaro y querer masturbarme con cada chica que yo califique como ‘deseable’ sobre la experiencia del orgasmo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté que el orgasmo sea producto de un deseo en vez de que sea el resultado de una expresión sexual completamente física.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo desesperarme por alcanzar el orgasmo que en consecuencia generé energía a través de imágenes de las cuales abusé de mi cuerpo físico y de los demás, no honrando a mí cuerpo físico como la gracia de la experiencia física como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo recrear escenarios con diferentes personas teniendo relaciones sexuales con ellos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo proyectar las diferentes situaciones que re-cree desde la fantasía en un momento íntimo hacia una relación de pareja proyectándolo desde el comienzo del contacto físico.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté dirigirme en momentos de contacto físico con mis exparejas desde la experiencia energética que creé en el momento de la masturbación.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo re-crear en momentos íntimos fantasías con las mujeres cargándome energéticamente y viviendo los momentos íntimos físicos dentro de y como los movimientos energéticos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo suprimir mis fantasías en momentos íntimos con mi pareja dejándome totalmente invalidado a la experiencia sexual.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo suprimir mi excitación dejando mi pene disfuncional en un momento íntimo re-creando esta misma situación una y otra vez.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer ser juzgado por mi pareja invalidando la experiencia sexual en un momento de intimidad.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté establecer confianza dentro de una relación con mis exparejas.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo establecer una relación conmigo mismo en y como confianza.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer que mis exparejas hablen de nuestros momentos íntimos con sus amigas y demás.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté establecer seguridad con mis exparejas.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo establecer seguridad conmigo mismo proyectándolo hacia mis parejas en el pasado.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer ser juzgado por mis exparejas.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté basar mis relaciones en las fantasías que creé en momentos de masturbación.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté como la base de una relación los patrones creados en la ilusión y fantasía dentro de mi mente y re-creación de las mismas en la masturbación.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté forzarme a mí mismo a crear energía e imágenes sobre las mujeres sólo porque otras personas lo hacían.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté en el momento de la masturbación crear personalidad y papeles donde yo sería varonil, abusivo, tierno, en plena excitación, atrevido, exaltado, amordazador, sincero, pedante, violador, aprovechador, que me deseen, etc.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo re-crear estas personalidades en las relaciones con los demás.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté re-crear estas personalidades con las mujeres para tener sexo y llegar finalmente al orgasmo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de cuando me comporto diferente con una mujer estoy utilizando una personalidad que creé en el momento de la masturbación y/o en mi fantasía para alcanzar el orgasmo con esa persona.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que los deseos sexuales re-creativos están basados en energía y por lo tanto es abusivo tanto para uno mismo como para el otro.

Me comprometo a parar todos los abusos con imágenes y energía en el momento de la masturbación.

No permito y acepto más hacer/crear relaciones basadas en personalidades que creé a través de la fantasía y en la masturbación que me llevan a ser deshonesto conmigo mismo.

Me comprometo a limpiarme a mí mismo con el perdón a uno mismo para que estas personalidades creadas en el momento de la masturbación no tengan influencia más en lo físico y sobre quién soy y que hago.

Me comprometo a establecer conmigo mismo una relación de total intimidad que sea de apoyo para mis relaciones/acuerdos basado en lo que es lo mejor para todos.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

relaciones, soledad, conocimiento

Mensajepor MatiG » Vie May 11, 2012 2:00 am

Día 7 - Relaciones y la Soledad

Mi hermana a la mañana me llamó a las 5 de la mañana con el propósito de traer a sus amigas al departamento y en eso una amiga de ella me dijo que iban a estar afuera, ellas iban a tomar afuera (vivo en un complejo cerrado) por lo que dije que sí, acepté que hagan lo que querían hacer olvidando las experiencias anteriores con ese punto.
Cuando llegan entran y comienzan a hablar desmedidamente y percibí su estado alcohólico en el cual me molesté que estén adentro hablando y volvían al baño pero mi hermana lo hizo varias veces el molestarme temprano y despertarme pero esta vez yo tenía en 2 horas más que ir a la universidad y no completé mis 6-7 horas de sueño diario (el día anterior dormí más porque tuve un sueño consciente).

Cuando me levanté vi a mi hermana despierta en el comedor y le dije que no vuelva a hacer eso porque me despertó y tenía que dormir esas horas ya que yo tengo un horario específico pero me dijo que duerma más temprano y luego me decía que hablaban despacio pero entonces yo le ordene que no vuelva a hacer eso así que se lleno de mierda mis palabras, fue criticar dentro del contexto de como sus amigos son y en ese punto anulé completamente su capacidad de “elección” de ser así y ella la defendió con tanta mierda a su "libre elección" que empezamos por la batalla de definiciones y allí me di cuenta de que lo que estaba hablando no lo estaba viviendo, estaba compartiendo información que queda completamente anulado al punto porque no existe, no tiene evidencia de lo que le estoy diciendo es cierto, sólo sus juicios y su interés dentro de su mundo y allí quedé completamente invalidado porque lo que estaba hablando no es parte de mí, no viví esas palabras y en ese momento donde no hubo preguntas sobre conocimiento e información que utilice o que viví para ser como soy pero la evidencia hecha carne no existía porque no fui uno solo, uno mismo sino que me dividí dentro de los juicios que tengo en la relación que creé entre mi padre y ver esa imagen proyectada en mi hermana...

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo querer salvar a los demás porque me sentía solo dentro de mi realidad queriendo convencer a los demás que mi re-educación es mejor que la educación que ellos tienen expresando superioridad dentro de mis palabras.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté creer que soy superior por mi conocimiento e información separándome de los demás queriendo definirme como el que sabe la verdad absoluta.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté basar mis valores y el de los demás en definiciones dentro de mi mente por temor a perder la definición de mí mismo como superior y consciente de la realidad.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté darme cuenta que me estaba definiendo dentro del conocimiento e información que aprendí pero que no viví como uno mismo y en esto –Me perdono a mí mismo que me que me permití y acepté a mí mismo crear una personalidad de superioridad el hablar de conocimiento e información que no apliqué y viví como la palabra viva, como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que al yo hablar de conocimiento e información sin una alineación con tal persona como uno e igual no podrá ser escuchado, ya que creo fricción dentro de la realidad del ego de la otra persona como burbuja personal.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté utilizar el conocimiento e información para definirme dentro de ello, por lo tanto me perdono a mí mismo que me permití y acepté crear una imagen y definición dentro de mí mismo a través de retroalimentar mi chat mental con el conocimiento e información que adquirí dividiendo quién soy aquí como el respiro de vida.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté que la re-educación que recibí del Portal y Bernard Poolman como también de los demás destonianos que viven y aplican este conocimiento e información para establecer el sentido común sea otra manera de alimentar mi sistema de conciencia de mente permaneciendo en cargas energéticas.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta que al participar en mí chat mental con tal conocimiento e información le estoy dando a mi Ego la oportunidad de seguir definiéndome a mí mismo dentro de conocimiento e información sin aplicar mi propio sentido común en mi realidad por depender de la realización de los demás postergando y perdiéndome dentro de ello.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo caminar mi proceso, como UNO MISMO, estableciendo dentro de mi realidad con la escritura, el perdón a uno mismo y acción correctiva para emerger como uno mismo y así comenzar a establecer cruces de referencias con los demás para ver/entender/darse cuenta de los puntos de sentido común de los demás para retroalimentarme en este proceso físico que caminamos como uno e igual.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté creer que la soledad es real, que la experiencia de la soledad es una experiencia física en vez de darme cuenta y entender que yo la estoy generando dentro de mí por percibirme único dentro de mi realidad.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté buscar a alguien más a quien valorar como la definición de mí mismo porque me percibí a mí mismo como solo y único.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté darme cuenta de que yo estoy creando tal experiencia al creerme ser tal conocimiento e información creando ‘especialidad’ en alguien más sólo para mi interés propio y seguir alimentando la definición de mí mismo como superior y salvador.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que el interés propio este separado de uno mismo, como uno mismo uno e igual con la existencia física.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que lo que creo dentro de mí mismo tengo la oportunidad de poder cambiarlo para manifestar dentro de la realidad que existe afuera como uno mismo entienda que uno mismo es uno e igual tanto en el interior como en el exterior y que la creación de la conciencia sólo generó la separación de ese entendimiento de ser uno e igual en el “tiempo de vida de la mente” de un ser para experimentarse como la vida en lo físico como uno e igual a la vida.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo alimentar la idea y percepción de la soledad sin darme cuenta de que alimentarlo me haría perderme en mi propia creación mental.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté dejarme llevar por los medios de entretenimiento y comunicación que promueven la soledad creando una sociedad enferma y perdida dentro de sí mismos creyendo que la soledad es real.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer la soledad y en ello crear relaciones formando dentro de mí dependencias por las relaciones que yo les di más valor que a mí mismo como uno e igual, con cada ser perdiéndome en las definiciones creadas dentro de las relaciones que permití y acepté depender de.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté depender de relaciones no dándome cuenta al punto que llegue a rebajarme, a deshonrarme como uno e igual con los seres y que en tal punto de hacer lo posible para seguir manteniendo la relación me deshonré como la vida que soy, al separarme dentro de los valores que creé hacía con los demás.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté valorar partes de mí más que otras creando la separación de mí mismo afuera de mí mismo deshonrando y desequilibrando el valor de la vida que soy como uno e igual con los demás.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté dar más de lo que soy como la vida o menos de lo que soy como vida por valorar más unas partes más que otras de cuanto existe aquí como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté definirme en la soledad por no tener a alguien o relaciones con quien experimentarme o expresarme.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté aceptarme a mí mismo y en esto – Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté ser íntimo conmigo mismo creando separación/la búsqueda de la intimidad con alguien más porque no me permití y acepté simplemente ‘estar bien’ conmigo mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo estar bien conmigo mismo porque no me di la oportunidad a verme a mí mismo tanto físicamente como mentalmente para igualar todas mis partes a la vida misma.

Me perdono a mí mismo que me permití a mí mismo agravar con emociones y sentimientos el conflicto interno emocional dentro de mí mismo por la definición de mí mismo como solo/soledad.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta/ver/entender que cada uno esta solo, cada uno siendo igual como la expresión individual en su propio cuerpo, en su propia carne.

Me perdono a mí mismo que me no me permití y acepté levantarme como ‘uno solo’ en unicidad e igualdad de la vida como todo como uno e igual a la totalidad de la existencia porque me creí ser la creación de la soledad sin darme cuenta de que la soledad existe y la alimento en el sistema de conciencia de mente con pensamientos, sentimientos y emociones creando un vacío dentro al no tener tal experiencia de relacionarse que crea la deshonestidad dentro de uno mismo separándose en personalidades para sobrevivir en la realidad.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que a pesar de haber formado relaciones no se puede sanar la tristeza interna, la soledad interna, el remordimiento interno, la ira interna queriendo ocultarme y esconderme en relaciones no dándome cuenta que el único lugar que tengo es a mí mismo que tengo que aceptarme y darme cuenta que estoy solo dentro de esta existencia y que cada uno está solo como ‘sólo uno’ como quienes somos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté buscar ‘sustento energético’ de otros seres, de relaciones por la experiencia de mi mente deprimida al experimentar soledad.

Me acepto y me permito darme cuenta que estoy solo.
Me acepto y permito hacer las paces con ello.

No acepto ni permito hundirme en la miseria de mi soledad, de mis penas, de mi tristeza ya que las he creado dentro de mí mismo a través de mi participación en la mente como pensamientos, sentimientos y emociones.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo agravar con emociones y sentimientos el conflicto interno emocional dentro de mí mismo por la definición de mí mismo como solo/soledad.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté buscar ‘sustento energético’ de otros seres de relaciones por la experiencia de mi mente deprimida al experimentar soledad.

Me permito y acepto experimentarme aquí en cada respiro con mi cuerpo físico, como la paz interior que existe en el respiro, como la carne que vive las palabras que habla como el grupo de lo que es mejor para toda la vida, que permite y acepta expandirse en consciencia aplicando el sentido común práctico, que se re-educa para cambiar el sistema actual energético que consume a los seres humanos como baterías con el principal miedo a morir y la definición del ‘YO’ como supervivencia y traer con la aplicación viva del sentido común y el desarrollo de la misma en los seres humanos para entender realmente quienes somos como uno e igual a todo lo que existe aquí.

Me comprometo a parar el diseño de la soledad y en ello tener en cuenta que soy uno e igual a todo cuanto existe y por lo tanto la soledad no es real, sino una experiencia energética mental.

Me comprometo a parar de hablar palabras que no viví y apliqué como uno mismo como la palabra viva como unicidad e igualdad por haberme separado y alimentado mi ego al utilizar tal conocimiento e información para mi interés propio el cual estuvo completamente separado de lo que es mejor para toda la vida.

Me comprometo a parar todas las relaciones de abuso para establecer una relación en igualdad donde no hay superior e inferior en la conversación que crea fricción entre los seres y utilizando la escritura, el perdón a uno mismo y acción correctiva establezco el sentido común en mis relaciones.

Me comprometo a parar todas las relaciones de dependencia energética y miedo por el temor a la soledad y la definición de mí mismo dentro de mí mismo al relacionarme con tales personas a las que les di más valor que mi propia vida como uno e igual.

Me comprometo a seguir escribiendo sobre mis relaciones para aplicar el sentido común dentro de mi vida en aplicación práctica como lo que es mejor para todos.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

fumar marihuana, drogas, adicción

Mensajepor MatiG » Vie May 11, 2012 2:05 am

Día 8 - Quien soy fumando marihuana

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar la marihuana sin darme cuenta que con él integraba sistemas de conciencia de la mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar la marihuana por la experiencia que crea en mí.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ser dependiente de la experiencia que crea la marihuana en mí.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo al utilizar la marihuana integrar los pensamientos, sentimientos y emociones, ideas, creencias, percepciones como reales y/o partes de mí como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo al utilizar la marihuana crear realidades alternas dentro de mí mismo en mi participación en la mente.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que si yo tengo deseos de fumar estoy diciendo que tengo deseos de ‘experimentarme como un sistema de conciencia de mente’ donde seguiré creando sobre lo que es real más mierda.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar la marihuana como una forma de postergar los momentos que tengo aquí en cada respiro, para experimentarme como la mente y trancarme en las ideas que van fluyendo a través de mi participación y creación dentro de mi mente.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo ver que dentro de tal participación estoy creando una burbuja mental que se superpone de la realidad que se encuentra aquí a un solo respiro de distancia.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo abusar de esta experiencia, suprimiendo los respiros en los que estoy aquí sólo para experimentarme dentro de y como la mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo percibir que el entorno podría influenciarme a que yo pueda crear experiencias dentro de mi mente o fumar marihuana.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que estoy comprometiéndome a mí mismo a participar dentro de las experiencias porque mi entorno me lo indica.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que mi entorno sea capaz de dirigirme de modo que no pueda ver el sentido común de la situación al verme controlado por otra mente o reaccionando por otra mente.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que si dejo que alguien más me dirija en ese momento estoy siendo un esclavo de esa persona y en tal acto abdico mi responsabilidad y soy capaz de dejar que mi mente me dirija en relación a la del otro.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que soy la palabra viva y que si permito y acepto hacerlo bajo las palabras de alguien más en vez de las mías estoy permitiendo y aceptándome ser dirigido/manipulado por alguien más para hacer algo que yo sé que no es lo mejor para mi sin dudas pero que mi participación en la mente en miedos, de perder las relaciones me dejó sin dirección/con dudas con aparentes ‘elecciones’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer negarme a ser un esclavo de alguien más.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que tengo miedo de que alguien más no quiera ser mi esclavo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que tengo libre elección para ser deshonesto, sin darme cuenta que si permito y acepto elección estoy permitiendo y aceptando ser controlado/manipulado por alguien más en relación a mi mente.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que mi mente es un ser y que ha estado a imagen y semejanza de lo que creé a través de mi participación dentro de ello y que si existe libre albedrío entonces estoy permitiendo y aceptando dentro de mi mente un ser deshonesto conmigo mismo al no amalgamarme a mí mismo a la vida en cada respiro en honestidad como uno mismo y en confianza como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que si alguien más me pone en una situación de ‘libre elección’ es la misma situación que cuando participo en mi mente y veo la ‘elección’ y en esa elección soy deshonesto conmigo mismo porque estoy viendo una salida para no tener que tomar responsabilidad por mi mismo y mi realidad como uno e igual.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que al suprimir mis respiros aquí en lo físico estoy creando fluctuaciones en mi mente para experimentar ‘saltos dimensionales’ donde puedo experimentarme diferente al abusar de mi cuerpo y distorsionar la realidad con mi participación en la mente.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que cuando experimento esas fluctuaciones debo de perdonarme a mí mismo por crearlas para terminar con el abuso que me permití y acepté a mí mismo existir como uno mismo para parar todas las experiencias vinculadas con la marihuana que me hacían mantener un vínculo con la misma.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que los deseos de fumar marihuana sean más que yo, en esto – me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que yo estoy creando tal experiencia y que al hacerlo inmediatamente debo de aplicar el perdón a uno mismo para ‘liberar’ las experiencias dentro de mí y cargas energéticas y en ello utilizar el respiro para ‘traerme aquí’ y en ese acto estoy caminando sobre la experiencia hasta que pase ‘la tormenta’ y pueda estabilizarme dándome cuenta de que el respiro es una llave para caminar sobre las experiencias mentales que se hacen ‘más’ que uno pero en cada respiro ‘deteniendo’ la participación dejo ir el pensamiento, la emoción, el sentimiento para que este no me dirija y yo pueda dirigirme a mí mismo dentro del entendimiento de lo que es lo mejor para mi porque dentro de lo que es mejor para mi es lo mejor para todos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que las experiencias mentales son dignas de la vida y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo deshonrar a la vida en cada respiro aquí al cambiar el valor de la vida por una experiencia energética y al hacer eso estoy declarando que ‘prefiero experimentarme como la mente que como la vida aquí en cada respiro’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo declarar eso porque no quería tomar responsabilidad por las experiencias que creé, permití y acepté que exista como ‘mi vida’ y en eso – me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo tomar responsabilidad por lo que creé, permití y acepté como ‘mi vida’, ‘mi mundo’ buscando esconderme en la experiencia de mi mente al fumar marihuana para no tener que enfrentar la realidad porque no sabía o quería enfrentarla.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que al yo experimentarme como la mente al fumar marihuana estoy creando la dilación de los momentos de mi tiempo físico creyendo que puedo ‘salirme del tiempo’ y ‘descansar’ dentro de tal experiencia sin darme cuente que estoy declarando que ‘a veces es necesario tomarse un descanso de TODA mi realidad e ir a MI mundo’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definir ‘Mi mundo’ como todo mi sistema de conciencia de mente que creé en separación del mundo real y que preferí ‘vivir en Mi mundo’ que ‘tomar responsabilidad por vivir en mi mundo en separación del mundo real’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo crear ‘Mi mundo’ en separación de mí mismo donde ‘mi mundo’ no se convierte en una expresión de la vida que apoya a la vida uno e igual, sino que me permití y acepté a mí mismo que ‘mi mundo’ sea establecido como mi Ego en dirección que no apoya a la vida como lo que es mejor para todos como la búsqueda de la satisfacción de mí mismo y unos pocos.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que ‘quién era’ como un ser que fuma marihuana era un ser que no toma responsabilidad por su realidad y prefiere una realidad creada por sí mismo como una burbuja mental de la cual sentirme bien, tranquilo, orgulloso, dentro de mis pensamientos, sentimientos y emociones creando una personalidad más -acorde a ‘quién soy’ a través del hecho de ‘fumar marihuana’.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que ‘quién soy’ al fumar marihuana en cada respiro es honesto como uno mismo, tomo responsabilidad como uno mismo, establezco confianza como uno mismo, establezco la presencia de mí mismo y me doy cuenta que si existen pensamientos, sentimientos y emociones dentro de la experiencia de fumar marihuana no apoya a quién soy como la vida y debo aplicar el perdón a uno mismo para liberarme de mi relación con la marihuana que de hecho fue un vinculo creado por la experiencia de mi mente y en ello se creo el ‘deseo’, la experiencia mental que me condujo a buscar la experiencia de la marihuana y me doy cuenta de que mi relación fue deshonesta y que no me apoya para tomar responsabilidad más de lo que creé dentro de la experiencia de la marihuana que libero para no seguir dentro de la relación que creé que no apoya a lo que es mejor para mí y para todos como uno e igual.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que el hecho de ‘fumar marihuana’ haya creado una personalidad por creer que ‘lo que hago me define’ cuando en realidad yo estoy ‘definiéndome dentro de la experiencia’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definirme a mí mismo en relación a fumar marihuana como ‘alegre’, ‘feliz’, ‘contento’, ‘inteligente’, ‘tranquilo’, ‘orgulloso’, ‘buena onda’, ‘piola’, ‘poderoso’, ‘mejor’, ‘que entiendo la realidad’, ‘que veo mejor las cosas’, ‘que no tengo que preocuparme’, ‘que ya esta todo bien’, entre otros generando dentro de mí mismo la relación con la marihuana en polaridad significando que cuando no pueda fumar y quiera me sienta de forma contraria a como me definí dentro de la experiencia de fumarla.

No acepto ni permito más definirme a mí mismo dentro de las acciones que hago ya que si me sigo definiendo en polaridad seguiré creando más consecuencia de la que tengo que enfrentar.

No acepto ni permito que las experiencias de mi mente me dirijan porque no es quién soy, y no apoya a la vida sino que la consume y en ese acto de consumir la vida soy yo ‘creyendo que’ soy la experiencia que experimento dentro de mí en vez de darme cuenta de que si me establezco a mí mismo en y como el respiro seré quién pueda dirigirme a mí mismo para que la experiencia ya no sea o tenga poder sobre mí porque vuelvo a recuperar mi poder, mi voluntad de dirigirme a mí mismo y con ello me establezco a mí mismo como la vida en cada respiro en vez de como la energía/conciencia/mente.

Me comprometo a parar toda dependencia energética que creé para no tomar responsabilidad de mi realidad creando más consecuencia.

Me comprometo a no seguir creando dependencias energéticas ya que eso hará que tenga y cree más consecuencia y eso hará que me pierda dentro de mí mismo en vez de tomar lo que ya existe y tomar responsabilidad de ello.

Me comprometo a ser honesto conmigo mismo al hablar, al comunicarme con los demás y ver si soy yo quien se está dirigiendo o mi sistema de conciencia para utilizar el escribir, el perdón a uno mismo y la acción correctiva para volver a ser yo quien me dirija a mí mismo.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

dejar renunciar porque es mas que yo, abandonar

Mensajepor MatiG » Vie May 11, 2012 2:06 am

Día 9 - Dejar/Renunciar porque es más que yo

Dejar: Abandonar una actividad, no hacer lo que corresponde a lo expresado, no ocuparse de alguien o algo. No cambiar, no quitar una cosa de donde está. No inquietar ni molestar. Permitir, consentir.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo querer dejar.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no hacer las cosas que debería hacer porque me permití y acepté a mí mismo ‘dejarlas’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ‘dejarlas’ porque no me quería molestar, me consentí a no cambiar porque no quería ocuparme de mí mismo = tomar responsabilidad.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que ‘dejar’ sólo existe en la mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ‘dejar’ por hacerle caso a mi chat mental.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo la ‘razón’ de ‘dejar’.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que eso se hará más dentro de mí, la experiencia de querer ‘dejar’, entonces levantarme dentro de mi se convierte ‘más difícil’, más extenso y más extremo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo dejar porque percibí que no puedo continuar, estoy muy cansado, he tenido suficiente -‘no puedo’.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que la experiencia de querer dejar debe de ser trascendida a través de caminar sobre la experiencia.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo impulsarme a mí mismo a caminar sobre ello, empujarme en aquellos momentos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo dejar dentro de y como yo y ser guiado por tal experiencia a través de mis pensamientos, sentimientos y emociones.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que al caminar a través de la experiencia de dejar, caminaré a través de la puerta de la trascendencia.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que dejar existe en la mente para mi, para probarme a mí mismo en mi efectividad, declaración, compromiso, acción, aplicación y consciencia de mí.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté darme cuenta que si dejo significa que mi declaración, mi efectividad, mi aplicación no ha sido efectiva.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ser ‘controlado’ por la experiencia de querer dejar.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo ser consumido por la experiencia energética de la mente que creó esta experiencia de querer dejar.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que dejar realmente existe.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo percibir que en realidad tengo la capacidad de dejar.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo aplicarme a mí mismo efectivamente en cada momento, y por lo tanto dejar a la puerta de trascendencia como uno mismo, como renunciar a estar aquí antes que yo - ahora tengo que ‘decidir’ si estaré de pie o caeré con esta experiencia de dejar antes que yo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo, permitir y aceptar querer dejar ‘dentro de mi mundo’.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo aceptar querer dejar dentro de mí.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que si acepto y permito dejar aquí, todo lo que he hecho en el pasado volverá, más fuerte, y tendré que levantarme de nuevo.

Me permito estar de pie como la fuerza, el coraje y determinación dentro de mí y camino a través de la experiencia de dejar dentro de mi mismo, estoy aquí.

Si me veo ante una situación de querer dejar declaro que:

No dejaré, me niego a dejar, caminaré a través de esto, como yo y estoy de pie como yo como la Vida, Unicidad e Igualdad. Estoy aquí, tengo la voluntad de esto. Me impongo a mí mismo. No soy ‘dejar’, no voy a renunciar. Soy efectivo. Soy asertivo. Soy voluntad. Soy diligente. Soy dedicación. Me dirijo a mí mismo. Soy poder. Lo hago.

Me comprometo a darme cuenta por mí mismo que la experiencia de dejar no es real y que sólo fue una experiencia mental cargada energéticamente.

Me comprometo a tomar absoluta responsabilidad por mi realidad lo cual implica el tomar responsabilidad inmediata por mi responsabilidad como uno mismo.

Me comprometo a tomar dirección como uno mismo en cada momento y trascender como uno mismo la experiencia de dejar/renunciar.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

olvidando lo obvio diferencias individualidad personalidad

Mensajepor MatiG » Lun May 14, 2012 3:27 am

[urlhttp://elviajealavida.blogspot.mx/2012/05/dia-10-olvidando-lo-obvio.html]Día 10 - Olvidando lo obvio[/url]

Día 10 - Olvidando lo obvio
Quiero dar un mensaje desde el punto de partida de mi mismo, desde el punto de querer ser algo, un mensaje diferente a lo que uno ha escuchado alguna vez.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo querer ser ‘diferente’ a los demás, en mi expresión e individualidad en lo que sé y como lo sé.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo querer ‘diferenciarme’ desde el punto de partida de mis palabras con los demás.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que la individualidad existe desde la separación de uno y el otro en su imagen.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que la individualidad existe desde el punto de partida de yo conocer y ser una cosa y otra persona ser y conocer otra cosa, sin darme cuenta que la individualidad se expresa como uno e igual, cada ser conociendo y sabiendo lo mismo y expresando esa individualidad de conocimiento y expresión ‘uno e igual’ como uno mismo, como le gustaría expresar esa individualidad en la infinidad de uno mismo como la expresión de uno mismo.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que la individualidad existe desde el contexto de uno ser ‘diferente’ del otro en su mente, en lo que permite y acepta dentro de su mente, en vez de darme cuenta que al creer ser diferente desde el punto de partida de la mente como energía estoy creando polaridad dentro de mí mismo al participar en una individualidad energética que me lleva inevitablemente a separarme de mí mismo y con los demás por querer ser ‘diferente’ desde la mente.


Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que al querer expresar mi individualidad desde el punto de partida de mi mente y lo que acepto y permito dentro de, estoy permitiendo y aceptando el abuso, el maltrato, la violencia, el enojo, la ira, el resentimiento, el engaño, sólo para mantener mi propia “individualidad” presente dentro de y como el contexto de energía, manifestando la separación entre los seres por querer ser ‘diferente’ dentro de lo que creo ser individual en mi mente.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo querer separarme de los seres, unos de otros porque no me permití y acepté a mí mismo verme como uno e igual sólo por no querer estar de acuerdo con su expresión y de esa manera yo manifiesto desacuerdo con el otro de manera total porque no quiero estar de acuerdo con el otro.


Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que yo quiero expresar mi individualidad ‘diferente’ desde el contexto de la mente porque no me permití y acepté a mí mismo ver a los demás seres como uno e igual ya que vi en ellos comportamientos, patrones, las palabras que ellos utilizan y viven las vi como equivocadas y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo manifestar desacuerdo entre los seres y yo porque me permití y acepté a mí mismo ir hacia la mente, hacia mis pensamientos reactivos, sentimientos y emociones, en vez de hacer un acuerdo que sea lo mejor para todos, en la que no haya separación.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo aceptar la separación de los seres humanos porque me permití y acepté a mí mismo creer que la individualidad existe como sentimientos, pensamientos y emociones, expresando cada uno su “individualidad” sin tomar en consideración lo que es mejor para todos, en vez de darnos cuenta que lo que es mejor para todos y todo es lo mejor para mi porque dentro de esa ecuación estoy yo porque soy parte del TODO.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que la mente dirija los momentos en los cuales se produce fricción en lo que cada uno permite y acepta ya que cada uno ve que no ‘beneficia completamente a uno’ entonces uno entra en fricción, en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo querer salir más beneficiado que otro en un acuerdo de lo que es lo mejor para todos porque me permití y acepté a mí mismo ‘tomarme más en consideración que a los demás’.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo el resentimiento de haber sido abusado, maltratado, engañado, culpado con las palabras y hechos que los demás han aceptado y permitido dentro de ellos mismos sin darme cuenta de que si yo me mantengo dentro del resentimiento me estoy permitiendo y aceptando a mí mismo seguir dentro del conflicto, seguir participando y dejando esto como si fuese ‘normal’.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo que los seres se abusen, se maltraten, se engañen, se culpen con las palabras y hechos porque me permití y acepté que fuera normal sin darme cuenta de que yo al aceptar y permitir esto, estoy dejando que este mundo que soy yo siga tal y como existe a imagen y semejanza de mis experiencias.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo expresarme a imagen y semejanza de mis experiencias dentro de mí mente y en tal aceptación estoy diciendo que ‘es así como las cosas son y no cambiarán’ sin tomar en consideración lo que puedo hacer como uno e igual, con los demás seres para que se den cuenta ellos mismos cómo están permitiendo y aceptando que este mundo siga como está, sólo porque me permití y acepté a mí mismo separarme de los demás en expresión y conocimiento por el resentimiento de lo que los seres como uno e igual conmigo han permitido sin ver que yo también estoy aquí y puedo actuar, y puedo hablar, y puedo moverme y puedo dirigirme como uno e igual con ellos para que puedan ver lo que están aceptando y permitiendo.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo no darme cuenta de que estar aquí en cada respiro y ver que es lo que me hace reaccionar, que es a lo que me encariñé, que es a lo que creí ser especial, que es a lo que me permití y acepté abusar por mis deseos, que es a lo que deje de tomar de consideración, etc. y ver/entender/darme cuenta como es posible que yo pueda volver a verme a mí mismo como uno e igual a ellos dentro del sentido común, dentro de la honestidad como uno mismo, dentro de la ecuación de 1+1 lo que es mejor para todos para manifestar realmente una experiencia de vida como la vida misma, para que entendamos que la vida es sino aquí y para eso es necesario estar aquí y ver aquí que es en lo que me convertí, que es lo que hablo, que es y como existo, como me separé en diferentes ‘mentalidades’ para encajar sin darme cuenta que en lo que es mejor para todos, todos encajan.


Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo caminar este proceso desde el punto de partida de ver mi pasado y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo querer perdonar mi pasado sin realmente estar aquí y ver manifestarse ese pasado aquí y ver realmente los patrones, los pensamientos, los sentimientos, las emociones, las imágenes, las reacciones que realmente involucran al punto, en vez de eso me permití y acepté a mí mismo ‘buscar’ dentro de un depósito de memorias inactivas que no puedo concebir el origen porque realmente no estoy siendo el origen sino que me separé de mí mismo como el origen y me permití y acepté a mí mismo que la mente en separación de mi mismo sea el origen de este proceso el cual manifiesta engaño.


Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo engañarme a mí mismo al creer que puedo ‘concebir’ mi realización desde el pasado sin tener en cuenta en totalidad las experiencias, pensamientos, sentimientos y emociones que involucra, en esto – me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo verme a mí mismo aquí dentro de mi propia creación en un momento de pensamientos reactivos en la que yo mismo dejé pasar porque creí que sería más relevante investigar ‘mi pasado’ que lo que existe aquí como lo que se estiró y permaneció del pasado para realmente hacer una investigación desde ‘aquí’ hasta el comienzo de tal punto.


Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo dejar ir la ventana de oportunidades al no verme aquí reaccionando en un momento dentro de mí mismo creando el conflicto interno/fricción con lo que existe aquí como parte de mi experiencia y levantarme aquí, en vez de olvidar lo obvio que es lo que yo estoy haciendo como este proceso para vivir aquí, no para vivir en mi mente, no para seguir experimentándome como energía, como lo que creí ser, como la polaridad en la que me convertí al permitir y aceptar creer y dejar que los pensamientos, sentimientos y emociones me dirijan, en vez de ESTAR DE PIE, RESPIRAR, VER MI MENTE, ESCRIBIR, PERDONARME A MÍ MISMO, CORREGIR y CAMINAR EL CAMBIO.


Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo seguir manifestando mi mente inconsciente sin cuestionar, sin ver realmente que estoy haciendo, sin comprender como estoy manifestando la separación en un momento inconsciente de mí mismo aquí en lo físico, de yo seguir experimentándome como neutro dentro de mi chat mental, en vez de darme cuenta que ESTOY PARTICIPANDO EN MI CHAT MENTAL es decir, estoy creando dentro de mí pensamientos sin dirigirlos realmente, sólo creándose en un momento inconsciente y al no ‘percibir’ la energía los dejo ir, dejo escapar la oportunidad que tengo para ver en lo que estoy participando.


Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo seguir manifestando mi mente subconsciente participando en la mierda negativa que estoy creando dentro de mí mismo, porque me permití y acepté a mí mismo creer que yo soy esa negatividad que esta saliendo en vez de parar, respirar y ver que es lo que me está mostrando en lo que me permití y acepté a mí mismo crear dentro de mí mismo como conflicto interno donde me veo a mí mismo batallando con lo que existe afuera en separación de mí mismo en vez de darme cuenta de que yo creé y participé y no detuve el conflicto que se manifestó aquí.


Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo seguir manifestando mi mente consciente como pensamientos positivos que están creando la idea de que ‘soy yo’ eso a lo que me permití y acepté a mí mismo identificarme dentro de mi mente como lo que me gusta sin darme cuenta que no estoy considerando lo que es mejor para todos simplemente porque estoy considerándome a mí mismo dentro de mi interés propio en vez de darme cuenta que debo despegar mi trasero del asiento y respirar, ver, perdonarme a mí mismo, corregir y cambiar en esa energía de la cual me identifiqué y reaccioné creando la fricción de la realidad como positivo y negativo.


Me comprometo a caminar este proceso desde aquí, lo que cree dentro de mí y manifesté en este mundo y utilizar el escribir, perdón a uno mismo y acción correctiva para cambiarme a mí mismo y dejar de identificarme como la energía.


Me comprometo a buscar soluciones en las cuales esté dentro de la ecuación 1+1 lo que es mejor para todos para que uno e igual con los demás acordemos un mundo que es lo mejor para todos y la real individualidad exista.


Me comprometo a estar aquí y corregir todos los patrones tanto conscientes, subconscientes e inconscientes para dejar de participar y crear la separación tanto dentro como afuera y realmente vivir aquí.


Me comprometo a establecer un acuerdo que sea lo mejor para todos como un sistema igualitario monetario donde cada ser exprese su verdadera individualidad como uno e igual a toda la vida, sin abuso, sin maltrato, sin engaños, sin miedo, sin guerras, etc.


Me comprometo a re-establecer la vida en el planeta tierra a través de acuerdos y compromisos con la vida.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

escribir para liberarte

Mensajepor MatiG » Lun May 14, 2012 3:27 am

Día 11 - ¡No Te Olvides de Escribir!

Como empezar a escribir, a veces no quiero escribir porque no hay algo que haya o deba de decir aparentemente, entonces me limito a empezar con el perdón a uno mismo, elegir un tema del que voy a hablar hoy y perdonarlo buscando dentro de mi los puntos referentes a esa situación a la cual traigo aquí y la perdono... haciendo eso me di cuenta que no estoy viendo todo el punto completo o se me escapa algo o no veo las palabras escritas como para reconocer exactamente las palabras que digo/escribo que se encuentran dentro de mi, por lo cual percibo que es incompleto mi análisis de tal punto y realmente me jodo a mí mismo con esos pensamientos de inconformidad con lo que perdono porque no hay una evidencia de que lo que perdono salió de mi porque no están las palabras escritas de lo que me permití y acepté a mí mismo existir en y como.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo utilizar el perdón a uno mismo de manera sistematizada cuando se trata de ver una parte de mí/constructo/diseño al que me he dispuesto a escribir.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo percibirme incompleto a la hora de realizar el perdón a uno mismo al no tener una ‘evidencia’ de lo que estoy perdonando como un escrito del cual yo haya escrito salido de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo limitar mi proceso a sólo el perdón a uno mismo sin tomar en consideración a todas las herramientas que se complementan con el perdón a uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo resistirme a escribir y por lo tanto lo que resiste persiste a tal punto de percibirme como incompleto en mi análisis de mí mismo sobre lo que me permití y acepté a mí mismo convertirme.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo inconformidad conmigo mismo sin hacer algo al respecto, sin ver o buscar la razón de porque me siento inconforme –me perdono a mí mismo que me permití y acepté sentirme inconforme con mi proceso por no escribirme a mí mismo y escribir sobre un punto que enfrenté hoy o se encuentra aquí como parte de mi mente manifestada en mi exterior e interior.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo resistirme a verme a mí mismo, mis permisiones y aceptaciones al escribir sin darme cuenta que es una de las llaves necesarias para liberarme de mis construcciones, patrones, diseños que me permití y acepté a mí mismo existir en y como un sistema de conciencia de mente.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo olvidar que a través de escribirme a mí mismo para liberarme soy capaz de establecerme a mí mismo dentro de mí mismo y ver los problemas y ver las soluciones a través de mi mismo cuando escribo.

Ahora me acuerdo el por qué dejé de escribir, resulta que el tiempo que tengo en el día -no tengo todo mi tiempo disponible para este proceso así que suprimí el escribir para poder bloggear diariamente para estar ‘al tanto’ de mí mismo y mi proceso cuando lo que pasa ¡es al revés! Comencé a sentir negatividad, como si lo que escribo al otro momento desaparece o no soy yo o siento que se pone o torna difícil verme a mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido saltear el escribirme a mí mismo para liberarme sólo para bloggear diariamente creyendo que esto me haría más disciplinado en el proceso cuando en realidad se convirtió en una pesadez e insensatez dentro de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido querer bloggear todos los días porque me permití y acepté a mí mismo competir con la imagen de mí mismo que quiero tener sobre mí.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo que el querer bloggear todos los días se haya convertido en un conflicto dentro de mí que me lleve a la situación de ‘querer bloggear a toda costa’ sin verme a mí mismo realmente aplicando todas las herramientas conjuntamente para decir que ‘estoy hecho’ o ‘me he corregido’.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo que el querer compartir mi diario vivir en el proceso se haya convertido en una obsesión dentro de mí mismo sin disciplinarme a mí mismo en cada aspecto de mí mismo que debe ser corregido para eficazmente lograr que en mi diario vivir complete todos mis deberes tanto como universitario, en mi hogar y como el proceso de renacimiento de mí mismo como la vida.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo que este proceso se convierta en una carrera dentro de mí mismo en el cual quiero llegar primero antes que los demás.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí la ansiedad de no poder lograr utilizar todas las herramientas en un día por mi tiempo estimado para hacerlo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo no darme el tiempo suficiente a mí mismo para utilizar todas las herramientas para ser realmente eficaz en mi proceso, no importa cuanto tiempo me lleve utilizar las herramientas dentro del contexto de que si lo tengo que hacer en dos días o tres, será en dos días o tres.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo importarme más si publico un blog hoy a que si eficazmente utilizo todas las herramientas para corregirme en totalidad de un punto.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo que el competir en este proceso me haya llevado a descuidar la totalidad de mi realidad y mis deberes como universitario.

Me comprometo a no hacer de este proceso una carrera, sino como un apoyo incondicional en este proceso físico que caminamos en igualdad para establecernos como los responsables –uno e igual– por lo que existe.

Me comprometo a utilizar todas las herramientas: escribir para liberarme, perdón a uno mismo y acción correctiva aunque me lleve más de un día.

Me comprometo a no pasar por alto ninguna de estar herramientas ni tampoco a mí mismo dentro de este proceso siendo disciplinado conmigo mismo con la totalidad de como existo en este momento.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

Re: Mati El Viaje a La Vida

Mensajepor MatiG » Mar May 15, 2012 2:44 am

El Sistema y Yo

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que le tengo miedo al sistema.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta que tengo miedo de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo odiar al sistema.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta de que estoy separando al sistema de mí mismo y en esto- me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que el sistema se sostenía por si solo o lo sostenía unos pocos cuando en realidad soy parte del sistema y el sistema está funcionando dentro de y como el planeta tierra.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo odiarme a mí mismo por crear tal sistema y en esto – me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo querer destruir al sistema como ‘mi naturaleza’ permitida y aceptada como destructiva.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo envidiar a los que están por arriba de mí mismo dentro de la pirámide jerárquica del sistema queriendo vengarme de ellos.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo querer tener una posición alta dentro del sistema para tomar venganza por el sistema creado, permitido y aceptado.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo entrar en una posición dentro del sistema para ganar dinero/energía y poder estar ‘estable’ dentro de mi mente y mis valores permitidos y aceptados en vez de darme cuenta que tales valores no apoyan a toda la vida como a mí mismo como uno e igual a lo que existe.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo querer estar estable en una posición de confort dentro de mí como orgullo por la implantación de esas ideas de parte de mi padre.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo ser implantado con pensamientos, sentimientos y emociones por parte de mis padres bajo el lema ‘quiero lo mejor para ti’ y en eso no considerar a lo que es mejor para mi como lo que es mejor para todos.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo darme dirección bajo el lema ‘lo mejor para mi’ adentrándome a un sistema deshonesto en una posición donde no es posible que pueda hacer algún tipo de investigación o cambio radical dentro del sistema de hecho.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo establecerme a mí mismo dentro del sistema y estudiar medicina siendo dirigido por el miedo a la muerte.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo no darme cuenta que la medicina en sí está para cubrir o satisfacer el miedo a la muerte en vez de cubrir una vida plena que no es posible sin primero establecer una igualdad monetaria como un sistema igualitario monetario y cambios radicales en la educación, la sociedad, el hambre, la sanidad, etc. con este cambio del cual cambiaría completamente la posición actual de lo que es la medicina como estudio científico que cubre el miedo a la muerte en vez de un estudio que cubre a una vida plena.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta que ser médico implica gastar una cantidad de años para establecerme dentro de un estudio científico basado en el miedo a la muerte y en esto en realidad estoy apoyando a la mente y la creatividad de la mente para seguir creando sistemas mentales.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo reaccionar ante la irracionalidad de los sistemas existentes dentro del sistema capitalista tal como la ONU queriendo ‘erradicar la pobreza’ dentro del sistema del cual la pobreza es una condición de la misma.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo sentirme confundido conmigo mismo, en esto – me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo estar confundido porque no me establecí a mí mismo dentro de lo que quería estudiar y establecerme como un punto de cambio dentro del sistema.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo al llevarme a la confusión estudiar una profesión irracional con el actual sistema del cual no apoya la igualdad tal y como los centros médicos lo quieren hacer.

Luego escribiré sobre el punto de partida de estudiar medicina porque me estoy dando cuenta que fue a través del miedo a la muerte que he tenido en un tiempo atrás y no ver con los ojos abiertos lo que la medicina es, así que en este año veré y estableceré que haré y también como la medicina existe actualmente en este sistema para darme cuenta si es posible y de apoyo estar allí para cambiar el sistema a uno que es lo mejor para todos o no.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que cuando le tengo miedo al sistema acepto al sistema tal y como es.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el sistema existe porque yo lo acepto tal y como es y si quiero cambiar al sistema tengo que empezar conmigo mismo porque sé que si yo no cambio no podré ver que es verdad y que es mentira.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo ver dentro de mi vida que acepto y permito y en esto establecer como uno puede vivir realmente lo que es lo mejor para todos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar la palabra vivir porque estoy siendo un participante del sistema.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo confundir vivir/la vida con vivir dentro del sistema.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que un participante del sistema es cada uno de nosotros y que si dentro del sistema existe un ser humano, ya que yo soy un ser humano y veo discordancia entre nosotros, entonces no nos vamos a tratar como uno e iguales porque me separé de uno mismo en diferentes puntos de vista de los cuales no me permití y acepté a mí mismo ver que existía/existe en esta realidad.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que estaba siguiendo y ‘eligiendo’ una forma de vivir porque creí que las elecciones existían a través del pensamiento.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definirme como un pensamiento, y que en ese pensamiento me separé de mi mismo creando una fricción con la realidad para yo mismo darme la ‘elección’ de ‘ver más allá’ por ‘curiosidad’.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el pecar existe como pensamientos, sentimientos y emociones que alteran la realidad por ‘curiosidad’ como la fruta del conocimiento y no como la fruta de la vida aquí en cada respiro en tiempo de vida físico donde la mente crea la fricción como dimensionalidad para creer que existe libre elección.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definir el pensamiento como ‘mi libre elección’ y no verlo como ‘deshonestidad como uno mismo’ al querer percibir la realidad desde mi interés propio y las creaciones que hice dentro de mí mente a lo largo de mi existencia con energía basada en el miedo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el miedo que genero al definir la realidad en la honestidad me estoy comprometiendo a ser deshonesto conmigo mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que una opinión es ser honesto, creando de la palabra honesto como la palabra viva inútil, que no apoya a la vida como lo que es mejor para el grupo. En esto – Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que si el grupo está jodido es por la falta de compromiso de la humanidad como uno e iguales a dar lo que es mejor a todos por igual, porque eso muestra que no hay apoyo dentro del sistema en todas sus formas posibles para toda la vida.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que si no estoy dando lo que es mejor para toda la vida en el grupo aplicando la honestidad como uno mismo como la palabra viva no estoy diciendo que ‘soy uno e igual a ti, tienes mi apoyo incondicional dentro del grupo de lo que es mejor para toda la vida’, estoy diciendo que creé conflicto interno y no me alinee contigo para arreglar nuestras diferencias liberándome a mí mismo con el perdón a uno mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que si yo no estuviera en la posición que estuviera yo cambiaría de opiniones y en esas opiniones soy deshonesto conmigo mismo porque no estoy honrando a la vida, estoy definiéndome de acuerdo a mi posición.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que yo al utilizar el perdón a uno mismo estoy liberándome de la definición dentro de la energía y comienzo a caminar dentro en una relación de igualdad dentro del punto de partida de la honestidad como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo dar lealtad al sistema al moverme por la honestidad hacia el sistema y no a través de la honestidad conmigo mismo honrando a la vida misma y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer ser victima de los seres que son honestos consigo mismos al actuar, pensar y hablar desde ese punto de partida.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo vivir por el fruto del conocimiento del bien y el mal en vez de darme cuenta que me estoy condenando a mí mismo a pre-ocuparme por estar en el bien y alejar al mal a través de lo que considero bien o mal en relación a lo que el sistema me dice que está bien o mal en vez de vivir como el fruto de la vida donde existe lo que es mejor para toda la vida o no y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que el conocimiento del fruto del bien y el mal enriquecía mi vida.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mi mismo darme cuenta de que si no me guío a mi mismo lo que doy es deshonesto porque no es quién yo soy lo que estoy dando, como la vida que soy, lo que es mejor para todos por no establecerme a mi mismo dentro de mi mismo el punto de partida, los principios por los cuales me movería en todo momento y así creé separación dentro de mi mismo sin realmente vivir aquí, vivir en cada momento de cada respiro aquí incondicionalmente donde observo, me dirijo, me perdono, cambio, y establezco lo que es mejor para todos.

Me comprometo a parar el miedo hacia el sistema y proponer soluciones que son lo mejor para todos dentro de los ya establecidos sistemas.

Me comprometo a la brutal honestidad conmigo mismo para entender como me separé de mí mismo al crear este sistema a imagen y semejanza de la supervivencia.

Me comprometo a re-establecer mi punto de partida a través de escribir para liberarme, perdón a uno mismo de estudiar medicina siguiendo o dejando de estudiar medicina.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

el sistema capitalista y yo, estudiar medicina

Mensajepor MatiG » Mar May 15, 2012 2:45 am

El Sistema y Yo

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que le tengo miedo al sistema.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta que tengo miedo de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo odiar al sistema.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta de que estoy separando al sistema de mí mismo y en esto- me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que el sistema se sostenía por si solo o lo sostenía unos pocos cuando en realidad soy parte del sistema y el sistema está funcionando dentro de y como el planeta tierra.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo odiarme a mí mismo por crear tal sistema y en esto – me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo querer destruir al sistema como ‘mi naturaleza’ permitida y aceptada como destructiva.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo envidiar a los que están por arriba de mí mismo dentro de la pirámide jerárquica del sistema queriendo vengarme de ellos.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo querer tener una posición alta dentro del sistema para tomar venganza por el sistema creado, permitido y aceptado.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo entrar en una posición dentro del sistema para ganar dinero/energía y poder estar ‘estable’ dentro de mi mente y mis valores permitidos y aceptados en vez de darme cuenta que tales valores no apoyan a toda la vida como a mí mismo como uno e igual a lo que existe.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo querer estar estable en una posición de confort dentro de mí como orgullo por la implantación de esas ideas de parte de mi padre.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo ser implantado con pensamientos, sentimientos y emociones por parte de mis padres bajo el lema ‘quiero lo mejor para ti’ y en eso no considerar a lo que es mejor para mi como lo que es mejor para todos.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo darme dirección bajo el lema ‘lo mejor para mi’ adentrándome a un sistema deshonesto en una posición donde no es posible que pueda hacer algún tipo de investigación o cambio radical dentro del sistema de hecho.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo establecerme a mí mismo dentro del sistema y estudiar medicina siendo dirigido por el miedo a la muerte.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo no darme cuenta que la medicina en sí está para cubrir o satisfacer el miedo a la muerte en vez de cubrir una vida plena que no es posible sin primero establecer una igualdad monetaria como un sistema igualitario monetario y cambios radicales en la educación, la sociedad, el hambre, la sanidad, etc. con este cambio del cual cambiaría completamente la posición actual de lo que es la medicina como estudio científico que cubre el miedo a la muerte en vez de un estudio que cubre a una vida plena.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta que ser médico implica gastar una cantidad de años para establecerme dentro de un estudio científico basado en el miedo a la muerte y en esto en realidad estoy apoyando a la mente y la creatividad de la mente para seguir creando sistemas mentales.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo reaccionar ante la irracionalidad de los sistemas existentes dentro del sistema capitalista tal como la ONU queriendo ‘erradicar la pobreza’ dentro del sistema del cual la pobreza es una condición de la misma.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo sentirme confundido conmigo mismo, en esto – me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo estar confundido porque no me establecí a mí mismo dentro de lo que quería estudiar y establecerme como un punto de cambio dentro del sistema.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo al llevarme a la confusión estudiar una profesión irracional con el actual sistema del cual no apoya la igualdad tal y como los centros médicos lo quieren hacer.

Luego escribiré sobre el punto de partida de estudiar medicina porque me estoy dando cuenta que fue a través del miedo a la muerte que he tenido en un tiempo atrás y no ver con los ojos abiertos lo que la medicina es, así que en este año veré y estableceré que haré y también como la medicina existe actualmente en este sistema para darme cuenta si es posible y de apoyo estar allí para cambiar el sistema a uno que es lo mejor para todos o no.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que cuando le tengo miedo al sistema acepto al sistema tal y como es.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el sistema existe porque yo lo acepto tal y como es y si quiero cambiar al sistema tengo que empezar conmigo mismo porque sé que si yo no cambio no podré ver que es verdad y que es mentira.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo ver dentro de mi vida que acepto y permito y en esto establecer como uno puede vivir realmente lo que es lo mejor para todos.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo utilizar la palabra vivir porque estoy siendo un participante del sistema.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo confundir vivir/la vida con vivir dentro del sistema.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que un participante del sistema es cada uno de nosotros y que si dentro del sistema existe un ser humano, ya que yo soy un ser humano y veo discordancia entre nosotros, entonces no nos vamos a tratar como uno e iguales porque me separé de uno mismo en diferentes puntos de vista de los cuales no me permití y acepté a mí mismo ver que existía/existe en esta realidad.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que estaba siguiendo y ‘eligiendo’ una forma de vivir porque creí que las elecciones existían a través del pensamiento.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definirme como un pensamiento, y que en ese pensamiento me separé de mi mismo creando una fricción con la realidad para yo mismo darme la ‘elección’ de ‘ver más allá’ por ‘curiosidad’.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el pecar existe como pensamientos, sentimientos y emociones que alteran la realidad por ‘curiosidad’ como la fruta del conocimiento y no como la fruta de la vida aquí en cada respiro en tiempo de vida físico donde la mente crea la fricción como dimensionalidad para creer que existe libre elección.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definir el pensamiento como ‘mi libre elección’ y no verlo como ‘deshonestidad como uno mismo’ al querer percibir la realidad desde mi interés propio y las creaciones que hice dentro de mí mente a lo largo de mi existencia con energía basada en el miedo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que el miedo que genero al definir la realidad en la honestidad me estoy comprometiendo a ser deshonesto conmigo mismo.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que una opinión es ser honesto, creando de la palabra honesto como la palabra viva inútil, que no apoya a la vida como lo que es mejor para el grupo. En esto – Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que si el grupo está jodido es por la falta de compromiso de la humanidad como uno e iguales a dar lo que es mejor a todos por igual, porque eso muestra que no hay apoyo dentro del sistema en todas sus formas posibles para toda la vida.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que si no estoy dando lo que es mejor para toda la vida en el grupo aplicando la honestidad como uno mismo como la palabra viva no estoy diciendo que ‘soy uno e igual a ti, tienes mi apoyo incondicional dentro del grupo de lo que es mejor para toda la vida’, estoy diciendo que creé conflicto interno y no me alinee contigo para arreglar nuestras diferencias liberándome a mí mismo con el perdón a uno mismo.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta de que si yo no estuviera en la posición que estuviera yo cambiaría de opiniones y en esas opiniones soy deshonesto conmigo mismo porque no estoy honrando a la vida, estoy definiéndome de acuerdo a mi posición.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo darme cuenta que yo al utilizar el perdón a uno mismo estoy liberándome de la definición dentro de la energía y comienzo a caminar dentro en una relación de igualdad dentro del punto de partida de la honestidad como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo dar lealtad al sistema al moverme por la honestidad hacia el sistema y no a través de la honestidad conmigo mismo honrando a la vida misma y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer ser victima de los seres que son honestos consigo mismos al actuar, pensar y hablar desde ese punto de partida.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo vivir por el fruto del conocimiento del bien y el mal en vez de darme cuenta que me estoy condenando a mí mismo a pre-ocuparme por estar en el bien y alejar al mal a través de lo que considero bien o mal en relación a lo que el sistema me dice que está bien o mal en vez de vivir como el fruto de la vida donde existe lo que es mejor para toda la vida o no y en esto – me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo creer que el conocimiento del fruto del bien y el mal enriquecía mi vida.

Me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mi mismo darme cuenta de que si no me guío a mi mismo lo que doy es deshonesto porque no es quién yo soy lo que estoy dando, como la vida que soy, lo que es mejor para todos por no establecerme a mi mismo dentro de mi mismo el punto de partida, los principios por los cuales me movería en todo momento y así creé separación dentro de mi mismo sin realmente vivir aquí, vivir en cada momento de cada respiro aquí incondicionalmente donde observo, me dirijo, me perdono, cambio, y establezco lo que es mejor para todos.

Me comprometo a parar el miedo hacia el sistema y proponer soluciones que son lo mejor para todos dentro de los ya establecidos sistemas.

Me comprometo a la brutal honestidad conmigo mismo para entender como me separé de mí mismo al crear este sistema a imagen y semejanza de la supervivencia.

Me comprometo a re-establecer mi punto de partida a través de escribir para liberarme, perdón a uno mismo de estudiar medicina siguiendo o dejando de estudiar medicina.

Avatar de Usuario
MatiG
Mensajes: 591
Registrado: Sab Jul 23, 2011 1:46 am
Contactar:

caminando el miedo a: la muerte, no existir perder el contro

Mensajepor MatiG » Mié May 16, 2012 2:46 am

Día 13 - Caminando mis Miedos


Desde pequeño nunca tuve un desmayo y nunca quise tener uno, tenía ideas de que es la muerte o que es el desmayo según mi percepción lo cual fue obviamente programado a que yo siga un determinado patrón:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo definirme a mí mismo como una persona que no se desmaya.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté juzgar a las personas que se desmayan como débiles.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado definirme a mí mismo como más fuerte que otra persona.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté temer desmayarme porque significaba que si yo me desmayaba no tenía control sobre mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo a desmayarme con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo querer manipularme a través de la mente liberando dentro de mí el miedo.

El miedo al desmayo no es quien yo soy, es parte de una idea que alimente con pensamientos, sentimientos y emociones; no acepto ni permito más este miedo.

Me viene a la mente ese momento de mi infancia en el mar, cuando me estaba ahogando y ya me veía a mí mismo del otro lado pero una mujer me agarró del brazo y me levantó hasta donde estaba mi madre donde ella se encontraba preocupada:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado acumular esta memoria para recordar mi experiencia cercana a la muerte.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta que en todo momento estoy al borde de la muerte, sólo que la mente la almacenó la memoria por la experiencia en sí misma.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado almacenar experiencias que las conecté con el miedo a la muerte.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo definirme a mí mismo en esa memoria como el miedo a la muerte.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo a la muerte con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

La percepción de la muerte y desmayo:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo crear percepciones sobre la muerte y el desmayo a través de mis pensamientos, sentimientos y emociones que agravaron estas ideas para definirme a mí mismo como un ser en control de sí mismo que al perderlo inevitablemente caería en el miedo a perderme a mí mismo como la mente, en la que participé creándola como una entidad que se descontroló porque me separé a mí mismo en pensamientos, sentimientos y emociones.

La marihuana me dio una mala experiencia, mejor dicho la estimulación de mi mente con la marihuana creó en mí una experiencia de la cuál la mente se descontroló; Lo que pasó es que comencé a experimentarme raro, en esa experiencia ¡no tenía control! Significando que me perdí en mi mente, una experiencia de sentir todo lento y creer que morí (así lo percibí en mi mente) que generó la separación y el darme cuenta que mi mente no trabaja conjuntamente con lo físico y esto ya lo estaba viendo desde antes:

Recuerdo que en el colegio en la primaria desarrollé mi mente secreta para hacer las operaciones matemáticas mucho antes que los demás, sería más rápido en mi proceso de hacer funcionar mi chat mental así que todo pasó a ser una ecuación en mi mente desde entonces.
Así en los meses antes de que me suceda la experiencia escribía y utilizaba la vista para ver lo que tenía que copiar y utilizaba los oídos, mi mente y la boca para la música, cantar.

Bueno, entonces en ese tiempo utilizaba la marihuana y creaba esta separación en mí, como si adentro todo fuera más rápido que afuera y sentía como si mis gestos y demás todo era tipo un robot, que por dentro podría dirigirlo y ya no como antes que era adentro y afuera igual digamos, es decir, la velocidad de adentro fue más rápida que afuera y en eso sentía lo físico como más lento que por dentro.

Hubo una noche de cena en familia en la que me quemé la lengua con el arroz a tal punto de que experimenté ¡otra vez lo mismo! Experimenté que adentro podía dirigir lo que estaba afuera y entonces vi todo como que estaba aquí en realidad, esa fue la experiencia, lol, que no me dirigía como siempre lo hacía, a través de hacer siempre lo mismo y estar en mi mente y tener la percepción de todo como siempre, en ese momento cambió. Es como que me di cuenta que estaba sentado ahí y ya no tenía en mi mente los pensamientos mientras comía, es como que paré todo y luego me asusté porque mis padres hablaban y normalmente proyecto lo que hablan pero esta vez no, veía sus gestos, veía todo lo físico menos las palabras que hablaban porque no eran lo que estaba presente, sino un recuerdo… entonces eso me pasaba a veces el miedo a ‘salirme’ de lo que tenía que hacer y hasta jugué un juego en internet para pasar mi tiempo para que se me pasé lo cuál ahora entiendo que eso es no tomar responsabilidad por supuesto a lo que me permití y acepté a mí mismo temer.

Fue algo así: ok, me doy cuenta que puedo dirigirme y que si pienso algo no significa que pueda manifestarlo en lo físico, me atoré en mi mente en que mis pensamientos o lo que pensaba obrar no lo hacía a tiempo junto con mi mente y eso me asustó, fue como el principio de perder el control.

Por las noches tenía la duda de por qué dormía o donde iba si dormía, a donde voy, si estoy aquí y duermo ¿no existo? Entonces cuando quería irme a dormir mi mente estaba más que activa, quería dormir pero aparecían los pensamientos, y luego temía dormir porque creí que iba a morir, que no existiría y en eso no quería apagar mi mente por así decirlo, de que quería estar siempre aquí y constante y “consciente”…

Fueron muchas noches de no poder dormir, fue tan abrumador que una noche le conté lo que me pasaba por las noches a mis padres lo cual no le dieron importancia, es más, se reían como si lo que le pasa a los niños no tiene importancia y esa vez fue la confirmación de que estaba solo en esto, así que me puse a investigar por internet sobre la ansiedad y la esquizofrenia y herramientas para bajarla, pensar positivo... hasta que llegué a un video de desteni llamado ‘Date cuenta que el miedo apesta’ (a todo esto yo estaba totalmente abierto para cualquier tipo de solución a mi problema) y me pareció genial la explicación, pude entender que el miedo en sí mismo proviene de mi mente y que no es lo que soy y que si permanezco en este miedo no estoy aquí, no estoy viviendo y el material me ayudó para enfrentarlo, para parar estos problemas con mi mente y poder dirigirla:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer perder el control de mi mente.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo a perder el control de mi mente con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo al temer perder el control, manifestar perder el control y en eso – me perdono a mí mismo que no me permití y acepté a mí mismo dirigir mi mente como uno e igual conmigo mismo.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo querer enfrentar mis propios miedos, porque temí perder la definición de mí mismo como quién soy ‘ahora’ como una historia dentro de mi sistema de conciencia de mente.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo definirme en los miedos para no perder la definición de mí mismo como quién soy ‘ahora’.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo guardar las memorias sobre la definición de mí mismo dentro del ‘ahora’.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer perder la definición de mí mismo dentro del ‘ahora’.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo a perder la definición de mí mismo dentro del ahora con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer perder mi definición porque creí que volvería a tener los mismos miedos de nuevo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo de tener los mismos miedos de nuevo con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo que mi mente secreta/chat mental estén en control y dirección de quién soy como la vida, dirigiéndome como el sistema de conciencia de la mente sin dirección como uno mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo que mi mente secreta/chat mental sean quienes dicten quien soy.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo darme cuenta que mi mente secreta/chat mental son del sistema de conciencia de la mente y que a menos de que no me perdone a mí mismo y me libere de mi propia esclavitud auto-generada como pensamientos, sentimientos y emociones, no puede ser de confianza sino, es un regalo para perdonarme a mí mismo por lo que permití y acepté a mí mismo almacenar a lo largo de mi experiencia de vida en la tierra.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo liberarme a mí mismo de mi mente secreta/chat mental porque me he definido dentro de eso como quien soy.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado a mí mismo querer dejar el ‘ahora’ de mi sistema de conciencia de la mente.

Me perdono a mí mismo que me permití y acepté a mí mismo temer tomar dirección como uno mismo porque me creí ser la mente.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo tomar dirección como uno mismo con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo dejar que la mente de pensamientos, sentimientos y emociones sean los que me dirijan, en vez de yo mismo aquí como el respiro en cada momento tome dirección en honestidad como uno mismo y me dirija dentro de la unicidad e igualdad como principios para que pueda establecer un mundo que es lo mejor para todos a través de escribir, perdonarme a mí mismo y acción correctiva.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer salir de mis burbujas mentales que creé basado en el interés propio, porque no podía ver más allá de mi mente, de lo que dejé que tome dirección basado en EGO, en mi interés personal.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo acumular mis valores hacia los miedos y valorarme como la mente miedosa que me permití y acepté convertirme, validando mis experiencias mentales que no me permitieron ver más allá de lo que podía ver como lo que permití y acepté ser como la mente.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer salir de mi propia percepción mental.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar perder mi propia percepción mental con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer salir de mi pre-programación.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar temer salir de mi pre-programación con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo definirme como el sistema de conciencia de mente como pensamientos, sentimientos y emociones y dentro de eso – me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo dejar que los miedos dentro de mi mente tomen dirección de mí mismo al sentirme amenazado de perder el control y dirección de mí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer que mis miedos se manifiesten.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo a que mis miedos se manifiesten con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer no existir.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo conectar el miedo a no existir con el miedo en sí mismo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo al manifestar el miedo a no existir, crear una barrera en mi realidad como creaciones mentales que demuestren que estoy peligrando como mente y que debo arraigarme a mis miedos.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo al temer el miedo a existir arraigarme a mis miedos para que permanezca como tal miedo como sistema de defensa para no salir de mi mente.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo creer que si desaparezco, esta realidad física desaparece.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo creer que si la existencia física desaparece, yo también desaparezco.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo al manifestar este miedo ver la realidad dentro de un marco energético del cual percibí como ‘mi lugar’.

Me perdono a mí mismo que me he permitido a mí mismo creer que ‘mi lugar’ está basado en un programa.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo percibir la realidad como un marco energético del cuál todo se basaba en energía.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo percibir la realidad desde una vista sensorial mental.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo definirme dentro de la estabilidad de mi propia realidad, mi propia existencia dentro de y como la mente confiando en que eso todavía existe.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo que mi existencia física consista y exista en miedo, me doy cuenta que toda experiencia de sentimientos y emociones se origina de dentro y como uno mismo como el sistema de conciencia de mente en y como el cuerpo físico humano.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo confiar en mis propios miedos de que no los experimentaría.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo confiar en el miedo a no existir como mi plataforma de soporte para manifestar tal como existía ‘mi mundo’.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo crear dentro de mí mismo la base del miedo a no existir y dentro de eso superpuesto dentro de mi realidad tanto dentro como afuera.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado a mí mismo que el miedo a no existir contenga mi realidad, ‘mi mundo’, la burbuja que me permití existir en y como.

Me comprometo a enfrentar el miedo a la muerte en cada respiro aquí, ya que este proceso se trata de re-nacer a uno mismo como la vida y ningún miedo o atavío de la mente debe existir.

Me comprometo a parar todos los miedos dentro de mí mismo para enfrentar esta realidad como lo que me permití y acepté a mí mismo que exista, tomando absoluta responsabilidad de ello.


Volver a “Escribiéndote para Liberarte”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron